Lunes, 19 de Febrero de 2018
02:14 CET.
POLÍTICA

Los que le pasan el paño a la piedra de Fidel Castro, sin palabras para 'explicar lo que sienten'

El Gobierno paga al menos a una docena de trabajadores del Cementerio de Santa Ifigenia para que mantengan pulcra la piedra donde están enterradas las cenizas de Fidel Castro. No solo tienen que pasar el paño a la roca, también hacen jardinería, barren y no esperan a que se marchiten las flores para poner nuevas.

Según declaraciones que recoge el sitio oficial Cubadebate, custodian al difunto dictador "con total responsabilidad y orgullo".

Carlos Rosabal es el jefe de turno de los agentes de seguridad y protección del camposanto santiaguero, uno de los elegidos para vigilar la tumba desde el 4 de diciembre de 2016. Declara que lo han conmovido varios visitantes que se han acercado a rendir tributo al gobernante.

Mirtha Miranda Silegas y Maricel Medina "van y vienen por el llamado Sendero de la Patria. Con balde, colcha, trapeador, escoba y paño, se encargan de mantener la pulcritud de cada milímetro de ese espacio físico que para ellas resulta sagrado", describe el medio.

"Antes del 4 de diciembre de 2016 nos ocupábamos de la limpieza del mausoleo a José Martí, eso ya era muy importante en nuestras vidas. Después de esa fecha nos escogieron también para atender la zona de la piedra que protege a nuestro Fidel, y se convirtió en lo máximo, lo más grande que nos pudiera pasar", dicen.

"¿Usted se imagina? Día por día nos acercamos a esa roca, pasamos el paño por el mármol donde se inscribe en bronce su nombre, ponemos a cada lado una rosa blanca y las cambiamos en el transcurso del día si se marchitan, estamos siempre atentas a cada detalle para que todo esté a la altura que él merece…", añaden.

"Yo le digo que no hay palabras para explicar lo que se siente, sin duda vivo orgullosa de mi trabajo y se lo hago saber a todo el que tenga la oportunidad", añade.

Eduardo Landa, Onelio Cid, Gabriel Pérez, Noel Navea, Arturo Cruz, Yordanis Cabrera, Ismael Palacio y Rafael Hechavarría también se encargan de la limpieza y vigilancia de las tumbas de Mariana Grajales, Carlos Manuel de Céspedes, José Martí, los caídos en misiones internacionalistas y los mártires del 26 de julio de 1953.

"Nos complace que las personas expresen su admiración por lo bonito de la jardinería —dice Eduardo—, nunca hemos recibido un señalamiento por algo mal hecho o descuidado, y quienes pasan un tiempo sin venir y luego regresan no dejan de hablar de cómo están de cuidadas las plantas, y ahí mismo uno se siente feliz de saber que el esfuerzo que hacemos se nota y se queda grabado en fotos y videos que recorren el mundo entero".

La tumba de Castro está ubicada junto al mausoleo en el que reposan los restos de José Martí y, en octubre, sin consultar a nadie, el régimen trasladó a la misma zona del cementerio los restos de Carlos Manuel de Céspedes y Mariana Grajales, como una aparente forma de "blindar" las cenizas del dictador escoltándolas con aquellos a los que cubanos de diferentes tendencias consideran héroes.

La tumba de Castro se ha convertido en una atracción turística y en lugar al cual el régimen suele llevar delegaciones como parte de su propaganda. Ha sido visitada además por aliados de La Habana como el presidente venezolano, Nicolás Maduro, y el ahora expresidente de Ecuador Rafael Correa.

Ya viene llegando...

Algunos estuvieron en la guardia de honor del comandante en jefe Fidel Castro. Todos tienen ya edad para unírsele. Caminen para el fondo…

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 15 ]

Imagen de Anónimo

A mí me pasaría lo mismo que a 18:43.  

Imagen de Anónimo

Yo voy a explicar mas o menos lo que sienten cuando pasan el paño a la piedra: es algo asi como "un zumbido de grillos" ... :P

Imagen de Anónimo

Esos mismos que hoy se emocionan cuando limpian la piedra, cuando se caiga ese régimen y Cuba sea una sociedad libre, escupirán sobre esa tumba. NINGUNA OPINION dentro de ese país se puede tomar como válida. 

Imagen de Anónimo

Bueno, a decir verdad, si alguna vez llegase a estar delante de esa piedra yo tampoco creo que encontraría palabras para describir mis sentimientos. No se han inventado aún tales improperios....

Imagen de Balsero

En Cuba, está todo viejo, ocioso, decadente, huele mal, a punto de derrumbarse, obsoleto, o directamente, muerto. Desde las construcciones hasta los miembros del gobierno. No creo que RC haga bien en hacer propaganda de su hermano fallecido, porque las generaciones más jóvenes ni siquiera saben bien quien era. Este culto tanatológico, propio de los países dictatoriales, sólo fomenta la creencia de vivir en un régimen. Tal cual es.

Imagen de Anónimo

Qué palabras van a tener si han gastado sus lenguas en limpiar a seborucomandante.

Imagen de Anónimo

Y pensar que se muere un familiar y no hay Flores ni cajas ni lugar en el cementerio y ese HDLGP tiene casi una manzana de espacio para el solo, y los que limpian la piedra reciben ayuda de la familia en “el norte” y locos por una visa de salida. Pero algún día una grúa KATO si es que existen jajaja levantara esa piedra asesina y con rumba incluida la lanzaremos al mar pero escoger bien el lugar no vaya a ser que se afecte la fauna marina y perjudiquemos el ecosistema 

Imagen de Anónimo

#NoMasObama #Trump2020 #COVFEFE #MAGA

Imagen de Anónimo

A ese desgobierno se le está viendo el plumero: dentro de poco comienzan a decir que la piedra hace milagros, y ya veremos la fila de gente visitando el lugar como si fuera El Rincón o El Cobre. Tiempo al tiempo. Luego irá el Papa Rojo y beatificará al cagandante.Esos desgraciados persiguieron todo tipo de religión en la isla, que a más de uno su fe, sea cual fuera, le costó el trabajo o los estudios y ahora ellos se sacan una de la manga. 

Imagen de Anónimo

Y con las babas que les brotan de sus comunistas bocas igual pueden limpiarlas.