Lunes, 20 de Noviembre de 2017
17:39 CET.
Opinión

¿Y ahora qué?

Dos hechos sucedidos hace apenas un par de semanas empiezan a acaparar la atención de los analistas del "caso Cuba". El primero, parece una nimiedad. El régimen ha publicado en Granma, órgano oficial del Partido Comunista (PCC), una nota sobre la Serie Mundial de béisbol que involucra a dos cubanos y un cubanoamericano. Todo indica que la televisión nacional, también en control absoluto del PCC, trasmitirá en diferido todos los juegos del evento. Parece ser un primer paso para disfrutar de la mejor pelota del mundo.  

El segundo ha sido el anuncio de que las restricciones para entrar a Cuba, en parte, han terminado; se perdonan los pecados de la salida "ilegal", excepto para quienes lo hicieron a través de la Base Naval de Guantánamo. Una curiosa coletilla es poder entrar a la Isla a través del mar. Cualquiera que viva en el sur de la Florida sabe lo que eso significa: una avalancha de botes y yates para los cuales dos puertos cubanos no bastan —Hialeah es la ciudad norteamericana sin acceso al mar con más botes por milla cuadrada.

Todavía tendrá que esperarse hasta el 1 de enero del próximo año para hacer efectiva esta segunda "desregulación". Ahora mismo en Miami puede haber cientos o miles de cubanos haciendo las maletas o poniendo adicionales tanques de gasolina a sus botes. Y aunque no se sabe todavía quiénes son "fugitivos legales" y quiénes no, el alud de aplicaciones para pasaportes cubanos —calcular cuánto dinero solo por ese trámite— podrá sepultar al solitario cónsul cubano que queda en Washington.  

Observemos como se han alineado las estrellas: el Gobierno estadounidense está a punto de revelar al Congreso los resultados de sus investigaciones sobre los ataques sónicos. De encontrar culpables a los cubanos por omisión o acción, la respuesta podría superar las medidas diplomáticas. Alineada Cuba como está con el régimen de Venezuela, el Grupo de Lima comienza a comprender que el conflicto venezolano se resuelve, disuelve o revuelve en La Habana. En tanto, la comunidad europea ha desactivado la Posición Común pero con algunas ojerizas: serán monitoreados los derechos humanos en la Isla. Sin inversiones ni créditos europeos, y la condonación de las deudas, es casi imposible sobrevivir.

Una vez más, las autoridades comunistas de La Habana, y a pesar de los muchos riesgos que corren, abren la Cortina de Bagazo. Pero solo un poco. Lo suficiente como para que entre oxígeno a la plantación. Y una vez más, el exilio, cada día menos homogéneo, menos politizado, y menos sufriente, deberá optar por taparse la nariz, bajar la cabeza y regresar a la jaula donde quedó parte de su ralea. O de otra, rechazar la oferta de las migajas y exigir la parte del pastel que por derecho natural le toca.

Un detalle que no puede pasarse por alto: en breve el mayoralato será otro, pero las llaves de las barracas no cambiarán de dueño. Nada, y menos en política, es casual. Interpretar estas acciones como simples debilidades del régimen es, tal vez, incorrecto. El masivo flujo de cubanos que esperan en Cuba puede llenar las arcas y limpiar la cara política internacional. Y en breve todo volverá a ser como es y como ha sido. Solo hay que llenar un poco la despensa.

A casi todos nos gustaría decir, gritar a los cuatro vientos: "¡Al fin!". Se acabaron los días en que los peloteros "desertores" eran peores que los asesinos, y que la pelota de las Grandes Ligas había que seguirla por Radio Martí. Pararnos en una esquina habanera, cual Willy Chirino, y conversar con el médico, al ingeniero, el obrero que se "quedó" o se fue en una balsa; que puedan ver a sus hijos o sus padres antes de que mueran de tristeza. Decirle al mundo entero que se puede viajar a Cuba sin temor a una estafa, a que te metan en la cárcel por una deuda no pagada, por los artículos que has publicado y no porque te llevaste una luz roja o atropellaste un gato.

Es bien conocido que el régimen cubano jamás hubiera dado estos pasos si la situación económica y social no fuera tan precaria, y en vías de empeorar. También con qué encontradas emociones cubanos del exilio y de la Isla reciben estas pequeñas reformas. Muchas lágrimas e insomnios provocaron separaciones forzadas de padres, hijos y esposas de quienes "desertaron"; un castigo sin justificación moral o política.

Prohibieron durante décadas a millones de aficionados de la Isla el mejor béisbol del mundo, mientras —lo sabemos bien— los "inmunes a la desviación ideológica" podían adquirir gorras, camisetas y traer del extranjero los juegos de la Serie Mundial.

Vendrán más restricciones levantadas, y no por voluntad o misericordia. El régimen, su organización económica, social y política son insostenibles desde cualquier ángulo que se le mire. Han agotado su ciclo histórico, y si no se enteran, hay un pueblo mayoritario que se los recordará algún día. Pero es inevitable tras estos anuncios sentir una sensación rara, entre alegría hueca y tristeza dulce, al estilo Cesar Vallejo.

El dolor y el sufrimiento de todo un pueblo durante seis décadas hace que uno mire la bahía de Miami en dirección al sur, o se pare frente al televisor, viendo los batazos de Puig y de Gurriel en la Serie Mundial, y pregunte: "¿Y ahora qué?".  

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 14 ]

Imagen de Anónimo

adelante  compañeros del exilio ,a seguir construyendo el socialismo por carambola 

Imagen de Plutarco Cuero

Ahora hay que guardarle la "caquita" a la familia Castro y que revienten como un excusado ...

Imagen de Anónimo

Para anónimo 23:31pero oye, tu crees que todo el mundo quiere ir a Cuba? Porque no es así, van los que tienen familiares cercanos y los enfermos mentales que van allá a ostentar y aparentar lo que no son o viejos a corromper muchachitas, de los q van por la familia la mayoría son los llegados después del 2000, te lo digo porque de los muchos cubanos que conozco en Miami, la gran mayoría ni quiere saber de aquello y los que van son porque tienen los padres allá, todos locos porque pase algo que les permita hacer esos viajes con menos angustia porque por mucho que lleves nunca puedes satisfacer las necesidades de TODO lo que alli no hay y que al final la gente o viene con un virus del estómago  o con  depresión.   

Imagen de Anónimo

Para 23:31Comente a las 22:41, no a las 21:41, pero como no hubo comentario a las 21:41 pienso se dirige a mi y le cuento, la verdad es que no deseo ir a Cuba, no me gusta que me maltraten, tampoco me gusta la suciedad, ni la miseria, ni robar ni comprar robado, no me gusta la prostitución infantil, ni ver los hospitales destruidos para la población, me duele mucho ver a niños como podrían haber sido mis nietos pidiendo chiclets o caramelos en las calles, quizás por ser mis paisanos me duele más, detesto la corrupcion, la doble moral, el no poder expresarme libremente, etc., si a eso le sumo que nos gusta viajar y hay tantos lugares preciosos por conocer o visitar de nuevo que a Cuba no la extraño, bueno, es que la cárcel no se extraña. Cuando quise ir, solicite la visa humanitaria cuando mi madre enfermo. La graciosa visa demoró un mes (y eso porque mi hermano encontró amigos que empujaron, pero  ellos no son corruptos, NO!). Ya mi madre había muerto cuando la TAN HUMANITARIA visa llego, así que gracias por compararme con Celia Cruz me honra, en ese entonces SU ABUELO aún gobernaba el país y si, me paso lo mismo que a ella. Quisiera preguntarle, usted sabe lo que significa litigio? Porque no entiendo a que se refiere con lo de litigioso, yo sólo estaba opinando, no tenía litigio con alguien, litigio empezó usted dándome consejos e instrucciones, hablando de "kakita", será que no sabe leer? O no sabe hablar? . Le sigo contando y dando explicaciones, mi familia y yo salimos legalmente de Cuba y nacimos cuando salimos del aeropuerto de Miami. Aclarada mi historia comienzo a darle instrucciones, sólo imitando su estilo, compre su pasaporte cubano, vaya a Cuba, lleve su jaboncito para que pueda quitarse la kakita (como Ud. Dice) antes de dormir, si tiene agua, por supuesto, sea feliz y deje que los demás opinen lo que quieran, opine Ud. Lo suyo, pero sin atacar ni dar consejos que no le han pedido. 

Imagen de Anónimo

Ano 21:41... eso mismo dijo Celia Cruz, y se fue primero que el abuelo.....No seas litigioso, si te dejan entrar, ve no digas cuando no esten, eso es malo, bueno.... si no te dejan porque tienes kakita es otro tema, ahi me callo.....

Imagen de Anónimo

Me alegro mucho que el pasaporte más caro del mundo sea suficiente para entrar a Cuba, mi problema es grave, a pesar de esta novedad no pienso ir, no les creo.  Si. ellos no quieren permitirte la entrada en TU país, sencillamente llegas a Cuba como le paso recientemente a la viuda de Paya y te dicen: no entras y ya, le robaron el dinero del pasaporte y del pasaje, impunemente y sin poder siquiera reclamar y son tan desvergonzados que hasta le habían "habilitado" (término castrista) el Pasapena, ella no ha sido la unica, hay muchos mas que han sufrido tal abuso. Para mi el conflicto continúa, si algún día vuelvo a Cuba, será que los Castro o cualquiera de su pandilla no estarán en el poder, confió además  que para ese entonces pueda entrar con cualquiera de mis otros pasaportes y por último Cuba no será la finca de ningún zarrapastroso biranes o de donde sea que aparezca. Y sobre la avalancha, quizás el primer mes y lo dudo, después las aguas toman su nivel y los que más viajan al infierno,  los hombres nuevos, no tienen dinero para tantos lujos, por más que algunos quieran ostentar y aparentar lo que no son. 

Imagen de Anónimo

Veremos la avalancha de tontos utiles a la dictadura haciendo cola para sacar o renovar pasaporte cubano y salvar al regimen de la situacion que se les avecina.  Seguiremos teniendo lo que nos merecemos.

Imagen de Anónimo

No creo se produce avalancha es solo algo comun ejercicio de libertad.  Le permitimos demasiadas cosas a los castros y tienen demasiadas cuerdas que tensar y destensar segun convenga al regimen. Mucho abuso. Mucha maldad. Alguien una vez dijo: "los cubanos emigran pero en la isla quedan de rehenes: su familia".

Imagen de Anónimo

Bueno todo es bueno, pero yo ni aqui escucho a WILY CHIRINO...creo se escribe asi....Voy para la Marina de la Habana cuando me digan que bola,  y si los yumas van a limitar la entrada o el paso por el agua, porque? CUANDO ALLA DICEN ......AQUI HACEN, Y CUANDO ALLA HACEN AKI DICEN...Es el mismo teke teke de hace 60 años y al final mientras discutimos, como dice un español amigo mio...." Mientras los politicos discuten" nosotros tenemos que trabajar.....y despues nos peleamos entre nosotros y no nos damos cuenta como nos vacilan,,,,todos son iguales, cual es la excepcion...? donde esta para verla?

Imagen de Anónimo

No entiendo que es lo que habría que debatir, nada ha cambiado1- Eliminación de la habilitación: Cual es el beneficio? Ninguno. En USA no sé, pero al menos en Canadá no cuesta nada ponerla en el pasaporte2- El cubano que desee viajar a la isla, debe seguir usando su pasaporte cubano que sigue costando lo mismo, Cual es el cambio? Ninguno. Por eso no tengo pasaporte cubano hace mucho.3- Los que salieron ilegalmente pueden regresar, excepto los que abandonaron misiones médicas, delegaciones deportivas o lo hicieron a través de la base naval de Guantánamo: o sea siguen sin poder regresar los mismos que no podían regresar antes, los balseros, los que llegaban a través de las fronteras de México o Canadá siempre pudieron regresar incluso antes de tener green card en USA. Cual es el cambio? Ninguno4- Eliminar el avencindamiento: esto si es un cambio, en el supuesto caso que exista un cubano completamente loco cuyo hijo haya nacido en el mundo libre y quiera, voluntariamente, ponerle los grilletes, pues ese niño ya no tiene que pasarse 90 días en Cuba. Un gran cambio, sumamente beneficioso!!!O sea, aparentemente cambiaron cosas, pero en realidad nada cambió, es solo tratar de hacerle creer al mundo que las cosas están cambiando en Cuba cuando en realidad no es cierto, es caminar como Michael Jackson, parece que avanzas pero en realidad vas hacia atrás

Importante: Cualquier utilización del sitio significa conformidad con los términos y condiciones de uso.