Sábado, 18 de Noviembre de 2017
22:26 CET.
POLÍTICA

Dastis condecora a Eusebio Leal con la Gran Medalla de la Orden Isabel La Católica

La Gran Medalla de la Orden Isabel La Católica, otorgada por el rey de España, fue entregada el miércoles a Eusebio Leal Spengler, en una ceremonia celebrada en el Palacio del Segundo Cabo de La Habana, publicó el sitio oficial Cubadebate.

El ministro español de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis Quecedo, quien realiza una visita oficial a Cuba, condecoró al historiador, a quien reconoció por su labor en la restauración del centro histórico de La Habana "salvando cinco siglos de historia".

"La condecoración que hoy entrego en nombre del Rey de España es para premiar la lealtad y los servicios excepcionales brindados por el doctor Eusebio Leal, y su contribución en la preservación de nuestra historia y patrimonio comunes", declaró Dastis.

En el acto participaron además Armando Vergara, director general de Asuntos Bilaterales de la Cancillería cubana; Abel Prieto Jiménez, ministro de Cultura; Omero Acosta, secretario del Consejo de Estado; Miguel Barnet, presidente de la oficialista UNEAC; Juan José Buitrago, embajador de España en la Isla, representantes del cuerpo diplomático y directivos de instituciones estatales.

La distinción fue conferida en mayo de este año por el monarca español a propuesta del propio ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, según recogió el Boletín Oficial del Estado (BOE) en mayo pasado.

Doctor en Ciencias Históricas y Maestro en Ciencias Arqueológicas, Leal Spengler (1942), trasciende de manera particular por la conducción de las obras de restauración del centro histórico de La Habana, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1982.

Leal es el fundador del conglomerado comercial Habaguanex SA, que fue absorbido por las corporaciones CIMEX y TRD Caribe, ambas pertenecientes al consorcio militar Grupo de Administración Empresarial (GAESA), perteneciente a las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) y encabezado por Luis Alberto Rodríguez López-Callejas, exyerno de Raúl Castro.

Junto a la inmobiliaria Fénix y la constructora Puerto Carena, Habaguanex formaba parte de un modelo de autogestión destinado a captar divisas para la reconstrucción del Centro Histórico, una iniciativa que transitó y salvó exitosamente el cruento "Periodo Especial" y que comenzaría a declinar con los estallidos de escándalos de corrupción en 2012.

Después de la labor de Leal durante décadas en La Habana Vieja, ya el barrio que reconstruyó y restauró no está bajo su jurisdicción ni la de su Oficina, sino en manos de las FAR.

Instituida por Fernando VII en 1815, la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica reconoce a "aquellos comportamientos extraordinarios de carácter civil, realizados por personas españolas y extranjeras", que redunden en beneficio de esta nación o contribuyan a favorecer sus relaciones de amistad y cooperación con el resto de la comunidad internacional.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 12 ]

Imagen de Anónimo

Concho: Usebio ya tiene más medallas que "Chapitas" Trujillo... Parece un mariscal ruso.

Imagen de Anónimo

Él se la envidiaba a Dulce María Loynaz. Este ministro español debe tener el clavo del que hablan en estos comentarios.

Imagen de Anónimo

Este un perfecto ladron. Pregúntenle a sus hijos todo lo vendieron en Europa producto del robo, de los bienes culturales de nuestra nación. Con esa cinta que le están poniendo, con esa misma lo ahorco por miserable rata.

Imagen de Anónimo

Yo tengo por eusebio un ODIO-AMOR. Odio por su babosería con Fidel y todo lo que lo secundó sabiendo que ese tirano era multimillonario. Amor, porque a pesar de todo, recostruyó en parte la Habana Vieja es que es una joya, pero llena de mugre y abandono. Tiene obra este señor, pero empañada por su babosería al Cenicero Aura Tiñosa en Piedra!!!

Imagen de Joshua Ramir

se ve mas recuperado de salud, me alegra porque admiro lo que hizo con el casco historico de la Habana, dicen que se facho esto o aquello pero fue mas lo que salvo que lo que destruyo, de hecho no sé si habra destruido algo porque solo lo vi rehacer... al contrario del fenecido y de Irma su hermana...

Imagen de Anónimo

Se burlan y desprecian de los cubanos que tendran que refundar la democracia en Cuba. Alberto Junco  

Imagen de Anónimo

¿Y a la oposición y a los presos políticos cubanos no les entrega nada ni va a verlos..., al fin y al cabo son los verdaderos demócratas y más en conexión con España, que Leal y los Castro. Pero bueno, ya se vio a este Ministro ayer abrazándose con Alejandro Castro, así que ya saben lo que viene atrás...

Imagen de elmedicodelmongo

coño parece q lo estan midiendo pa hacerle una corona.

Imagen de Anónimo

Vergüenza ajena dan estas cosas, pero es que los españoles no aprenden, cuando en los 70/80 el cenicero en jefe llamó al Presidente del Congreso Español "tipejo facistoide" al poco tiempo cuando una delegación española fue a Cuba, creo recordar que fue cuando Felipe González fue a vacilar al Tropicana, al moringuero le entregaron la medalla del Congreso, ñó y eso que insultó al representante de la misma, si le llega a hacer un elogio le regalan el palacio de La Moncloa.

Imagen de Anónimo

Un auténtico despropósito más. Dastis no se entera o sabe demasiado. Este tipo de genuflexiones ante la dictadura comunista más vieja del planeta solo significa que Dastis va a Cuba a defender los intereses económicos de los pepes, los empresarios por llamarles de alguna manera, que han ido a Cuba a hacer negocios con los Castro. En vez de defender a los que fueron confiscados, robados y expulsados por la revolución, Dastis como buen funcionario, juega al conchabeo con los comunistas y la única conclusión de su viaje es esta medalla absurda a Eusebito y la peticion a Raúl Castro de que pague rápido a los empresarios. España nunca tendrá un papel en el futuro de Cuba y es una lástima. Se lo han buscado