Martes, 23 de Enero de 2018
00:20 CET.
EMIGRACIÓN

Cubanos varados en Serbia: 'No volveremos para nuestro país. No nos arrepentimos de estar aquí'

"Para Cuba no volvemos. No nos arrepentimos. Sabemos que después de todo esto va a venir algo bueno", afirmó el cubano Roberto Luis Beltrán que vive en un campamento de refugiados conocido como el Motel Adasevci en Serbia.

Un grupo de cubanos todavía continúa en Serbia con la esperanza de cruzar la frontera a Croacia y entrar en la Unión Europea (UE).

Hasta el 25 de enero, 168 cubanos vivían en centros de retención serbios, donde se enfrentan a las duras medidas antiinmigración de los países colindantes, así como a las bajas temperaturas, según la OIM (Organización Internacional de las Naciones Unidas para las Migraciones).

Desde hace 10 meses Beltrán llegó al motel convertido en campamento de refugiados junto a su esposa Tania Pérez Mederos con sus hijos de 13 y 10 años, más otra hija de Tania que está embarazada, su esposo y su hijo.

El matrimonio contó a BBC Mundo que en La Habana tenían una dulcería y trabajaban por cuenta propia.

"Los inspectores en Cuba ven que tú te estás buscando tu dinero y ellos también quieren su parte. El último viaje les dije que no les iba a pagar más. Y le dije a mi esposa: vamos a vender la casa y a sacar pasaje para Rusia", relató Beltrán.

Desde Moscú, los siete cubanos siguieron su camino hasta Serbia.

Beltrán sostuvo que no han intentado cruzar a la UE de forma ilegal: "al ver la valla y escuchar los perros en la frontera de Hungría temió por la seguridad de sus hijos y prefirió no arriesgarse".

Actualmente los siete han pedido asilo en Serbia y se apuntaron a una lista a partir de la cual Hungría va llamando a unas 50 personas por semana.

"Esa estrecha rendija es prácticamente la única esperanza de entrar legalmente en la UE", precisa BBC Mundo.

Cubanos en Sid

En Sid, otra ciudad serbia, también hay cubanos.

Mairovis Valoria, natural de la Isla de la Juventud, salió de Cuba hace un año "cansada de las políticas del régimen castrista y de políticos corruptos".

Actualmente espera en esta ciudad fronteriza desde donde quiere cruzar a Croacia. Afirmó que el éxito reciente de tres compañeros la anima a seguir intentando cruzar la frontera, tras un intento fallido.

Valoria no ha solicitado asilo en Serbia ni se ha inscrito en un centro para refugiados.

"En lo económico no tengo ningún problema porque la mayoría de mi familia está fuera de Cuba", explicó.

En Cuba dejó a su hija y a su esposo. Su meta es llegar a Barcelona, donde tiene una tía.

El viaje de Valoria comenzó en Moscú (a donde los cubanos pueden viajar sin visa), y continuó por Montenegro y "desde allí, cuenta, trató sin éxito de cruzar a pie a Croacia por los montes de Bosnia Herzegovina. Después, también a pie, entró en Serbia siguiendo las vías del tren y a través del bosque".

Su idea es cruzar a Croacia en un tren de mercancías de los que pasa por Sid: puede ser dentro del vagón o agarrado a la base.

Cubanos en Krnjaca

En el Centro para Refugiados de Krnjaca, uno de los mayores del país, viven seis cubanos en los barracones de este antiguo cuartel militar, entre ellos Jenly Herrera y su pareja Leandro.

Ambos hombres son portadores de VIH y afirmaron que salieron de la Isla "hartos de tanta represión contra los gays y los disidentes" con destino a "cualquier lugar de la UE".

"Soy enfermero y en el momento en que decía que era paciente VIH buscaban una razón para despedirme. Tenía que estar callado todo el tiempo sin decirlo", explicó Herrera.

"Le dije a mi pareja: yo no lo voy a intentar más. Ni en Hungría, ni en Rumania, ni en Croacia. Me quedo aquí y que sea lo que Dios quiera", agregó.

A Jenly y Leandro, Serbia les negó el asilo definitivamente este 14 de julio tras una apelación.

Asimismo, sostuvo que tiene miedo de regresar a Cuba. Con su situación en el aire, la única opción, afirma, es seguir en Krnjaca.

"Vivo trancado en mi cuarto las 24 horas. Mi pareja ha intentado suicidarse dos veces. Al principio nos escupían en la puerta. Gargajos todo el tiempo. Y se pasan la noche entera tocándonos a la puerta para que no durmamos, como para molestarte y que te vayas de aquí", contó Herrera.

En 2016, de los diez cubanos que solicitaron el estatus de refugiado en Serbia, cuatro lo obtuvieron.

Pese a todos los avatares, los cubanos siguen teniendo como meta llegar a la UE y quizás hasta el propio Estados Unidos.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 6 ]

Imagen de Anónimo

Error grave de concepto: cuando declaran que no volverán a "nuestro país" se equivocan. Digan "Cuba", porque el país, NO ES DE ELLOS: es de los Castro y sus cómplices.

Imagen de Anónimo

A los gays en Serbia se ve que los quieren mucho...con muchos gargajos y ruido para que no duerman!

Imagen de Anónimo

Coñoooo, mira que hay cubanos en cada lugares... Y todo por no luchar en su tierra...

Imagen de Anónimo

    Q la suerte les acompañe a lograr sus metas las cuales por lo q entendi son mayormente economicas un derivado del sistema politico,en ese caso uno se conforma con poca cosa libertad trabajo para vivir dignamente y un mejor futuro para quienes son y siempre seran la esperanza del mundo

Imagen de Juan

Los llamado revolucionarios  convirtieron  a un paraíso en una isla de mendigos, maldiciones  y malditos.   Los ciudadanos de ese país odian a su tierra natal. 

Imagen de Anónimo

Si no se arrepienten de estar alli porque los llaman varados?.