Martes, 26 de Septiembre de 2017
23:08 CEST.
Política

Los improvisados del castrismo

Desde el mismo momento del arribo de Fidel Castro al poder en 1959 se institucionalizó la práctica de premiar con cargos públicos a aquellos que habían participado en la lucha contra el régimen de Fulgencio Batista. Y, por supuesto, la mayoría de esos flamantes dirigentes desconocían la actividad que se les asignaba.

Recordemos el caso de Enrique Oltuski, designado como ministro de Comunicaciones en el primer gabinete revolucionario. Oltuski, como miembro del Movimiento 26 de Julio, había participado en la lucha clandestina colocando bombas y ejecutando otras acciones violentas. Cuando el filósofo francés Jean-Paul Sartre visitó a Cuba en 1960 le preguntó a Oltuski el porqué de su nombramiento. Según contó Sartre en su ensayo Huracán sobre el azúcar, la respuesta fue: "No sé por qué me hicieron ministro de Comunicaciones. Quizás porque estaba encargado de destruirlas durante la guerra".

¿Y qué decir del nombramiento de Haydée Santamaría al frente de la Casa de las Américas? La asaltante al cuartel Moncada apenas rebasaba la enseñanza primaria. Entonces, salvo el apoyo que solicitaba para la joven revolución cubana, es difícil imaginar qué otros temas de conversación pudo tener esa señora con los destacados intelectuales que visitaron la Casa por aquellos años.

Claro que la muestra más fehaciente de improvisación por esa época fue el nombramiento del "Che" Guevara como presidente del Banco Nacional de Cuba. Además de los perjuicios que ocasionaba a la economía la dirección de la política monetaria por una persona neófita en la actividad, la imagen del Gobierno cubano se deterioraba más allá de nuestras fronteras.

Más adelante el sector del transporte sufriría los desaciertos de los ministros-comandantes Antonio Enrique Lussón y Guillermo García Frías. El primero con el "mérito" de haber integrado el Segundo Frente Oriental Frank País junto a Raúl Castro. El segundo, un hombre experto en la cría de animales en la Sierra Maestra, era presentado tras una "revisión" de la historia como el primer campesino en unirse al Ejército Rebelde. Al principio de la revolución se decía que tal condición le correspondía a Crescencio Pérez.

En nuestros días la improvisación asume nuevos ribetes, no por ello menos perjudiciales para la economía y la sociedad. Ya no se trata de nombrar en los cargos a funcionarios totalmente desconocedores de determinada actividad. Ahora los principales dirigentes del Partido Comunista (PCC) y el Gobierno recorren el país diciéndoles a ingenieros, técnicos y especialistas cómo tienen que trabajar para que los planes salgan adelante.

El médico José Ramón Machado Ventura, segundo secretario del Comité Central del PCC, se ha convertido en un "experto" en temas agropecuarios. Un día lo vemos en la provincia de Mayabeque orientando cómo deben sembrarse los campos de papa; al siguiente está en Pinar del Río indicándole a un veguero con medio siglo de experiencia en el cultivo del tabaco qué tipo de hojas deben recogerse; después pasa a la zona de Jagüey Grande para explicarles a los especialistas en cítricos por qué se incumplieron los planes productivos; y al final va a Camagüey y les insiste a los ganaderos que si hacen lo que él dice no se muere una vaca más.

El comandante de la Revolución Ramiro Valdés no se queda atrás. En vez de mostrarles a los cadetes del Ministerio del Interior (MININT) la manera más eficaz de arrancarle una confesión a un prisionero, o el modo de organizar un aparato de contrainteligencia para mantener vigilado a todo el mundo, lo han transformado en un viajero empedernido. Las imágenes de la televisión lo muestran arengando a los mineros de Moa; enseñándoles a los obreros de cualquier fábrica cómo ahorrar combustibles; o halándoles las orejas a los constructores que no terminan en tiempo las obras.

Cada día nos vamos pareciendo más a Corea del Norte. Allí es común observar a Kim Yong-un dando orientaciones, y los que le rodean, armados de papel y lápiz, anotando al pie de la letra las indicaciones del "Líder Supremo".

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 34 ]

Imagen de Anónimo

Con razón todos estos camajanes cuando se mueren piden que los incineren... no quieren que nadie vaya a orinarle las tumbas, en castigo por todos los desmanes que hicieron. Ubieta: ¿ya separaste turno en el crematorio?

Imagen de Anónimo

No hablen m..... El que va atrás, de camisa carmelita, es un gran experto...... en comer puerco con arroz, frijoles, papitas fritas y tomar cerveza!!!!!

Imagen de Anónimo

En las dictaduras, se elige a la gente por confianza y no por ser aptos para el cargo. Cuba es un ejemplo de eso.

Imagen de Anónimo

Faltan muchos, pero muchos mas, que decir de los difuntos Pedro Miret, Arnaldo Milian, Jorge Risket, los Casas Regueiro, etc; partida de sinverguezas parasitos, ministros de todo para no hacer nada, haciendo bulto y coro al descarado mayor de todas sus sinverguenserias y pantomimas, son muchos mas, seria interminable la lista, sin contar los nuevos que estan dispuestos a continuar chupando sin hacer nada y el pobre pueblo cubano sin ninguna posibilidad de salir de esta barbarie comunista

Imagen de Anónimo

El bolaechurre tenia un titulo de doctor en leyes,pero era un experto en Demoliciones

Imagen de Anónimo

Son gentuza de la más baja calaña. Pobre Cuba, sumida en una pesadilla sin fin. Es un país sin futuro.

Imagen de Anónimo

aqui tenemos en esta foto a super MariooooooY que me dicen del ganadero general o general ganadero y su vasito de leche prometido hace ya 11 anos?.y que me dicen de los coronelotes y generalotes al frente del ICRT?, en fin pa que seguir como dice Nicanor....en Cuba el que sabe sabe y el que no?....pa Jefe.

Imagen de Anónimo

Los cuadros se ponen camisas a cuadros chinas, porque saben que los van a sacar en el Granma, pero en sus casas, eligen los polos Lacoste, que cualquier cubano tendría que trabajar un año para comprarlo.

Imagen de Anónimo

Moco Pegao se dice especialista en sexología y tiene tremenda cara de mala hoja......

Imagen de Anónimo

La foto lo dice todo. Van a decir que el fotógrafo del Granma es disidente. A propósito, hace algunos años un periodista me contó que le hizo un reportaje a Machado sobre agricultura y éste desconocía las estadísticas y técnicas del cultivo (creo que eran viandas). Tuvo que hacer un esfuerzo inmenso para editar cada palabra y agregar algo digno de un funcionario. En el Minag, cada vez que veían al periodista le decían con sorna "Buenos días, Sr. Ministro".Decía que en la foto se ven rostros desencajados, camisas a cuadros llenas de panzas hechas con puerco y cerveza, gente marchando con paso firme...... pero atrás, se nota una estructura desfalleciente, a punto diría QTS de "desmerengarse".....