Miércoles, 13 de Diciembre de 2017
09:37 CET.
Sociedad

El sector privado, salida para el diseño cubano

Cada año miles de jóvenes cubanos intentan entrar a las aulas del Instituto Superior de Diseño Industrial (ISDi), pero solo unos pocos alcanzan una de las preciadas plazas.

Fundado en 1984, el ISDi ha graduado a centenares de diseñadores, y muchos más estudian en la actualidad en el edifico de Belascoaín y Estrella.

Sin embargo, ¿cuán cercanas son academia y realidad? Para muchos estudiantes el abismo entre ambas se hace evidente en los proyectos de investigación con que culminan estudios y que la mayoría de las veces no van más allá del papel.

"Lo que pasa es que el ISDi a veces no tiene total relación con la realidad que hay afuera. Muchos proyectos no son realizables en las condiciones del país. Otros son muy buenos, de diseñadores prometedores, capaces de hacer mucho con lo poco que tenemos. Sin embargo, al Estado o las instituciones involucradas no les interesa. Esos proyectos también se quedan encerrados aquí", comenta Karina, diseñadora y profesora del ISDi.

El diseño cubano está despuntando, es un momento de evolución. Ha sido uno de los primeros campos que se ha visto beneficiado por la autorización de negocios privados. ¿Eso cambia las cosas para los jóvenes recién graduados?

"Cuando uno acaba de salir del aula tiene que ir para donde lo manden, cumplir con el Servicio Social que, salvo alguna excepción, es en una empresa del Estado", explica Jesús, graduado del ISDi en el 2015.

"Si los negocios privados demandan diseño, en el sector empresarial la mentalidad es la misma de hace 50 años. El diseño no se valora lo suficiente, por tanto, no se le destinan muchos recursos. Así no puedes aplicar ni la mitad de las cosas que aprendiste en el aula", asegura el joven.

Los graduados de Diseño Visual ven realizadas sus expectativas de estudiante con más facilidad, pues su trabajo no requiere tanta inversión o infraestructura como el Diseño Industrial. Los licenciados en esta rama enfrentan más adversidades.

"La industria local, muy deprimida en la actualidad, no produce diseño cubano, todo lo que venden las tiendas es importado; así que no se aprovechan ni el talento ni el potencial de los diseñadores formados en la Isla. Es muy desalentador, porque es difícil que sus creaciones lleguen a ser producidas y vendidas", explica Karina.

Ante esa realidad, es cada vez mayor el número de diseñadores que opta por empezar sus proyectos personales o, a la par del trabajo estatal, ofrecen sus servicios a negocios privados.

"Los diseñadores que logran avanzar son los que tienen el deseo y las ganas de superar todo tipo de dificultades. Por lo general es muy complejo. Pero definitivamente uno no se puede sentar a esperar a que las cosas cambien en el sector empresarial, y mucho menos soñar con la industria", explica Ileana, que diseña para cafeterías y otros negocios pequeños.

Otros diseñadores prefieren probar suerte más allá de las fronteras, a veces con éxito.

"Creo que la formación en el ISDi intenta ser bastante abarcadora, siempre hay quien aprovecha más o menos. Pero a veces sabes que no es en tu país donde vas a usar esos conocimientos, que no vas a llegar a donde quisieras, porque no tienes muchas opciones", opina Laura, que comenzará su quinto año de estudios.

Eventos como las exposiciones del proyecto Geo-gráficas, que reúne a diseñadores radicados fuera y dentro de la Isla, y la I Bienal del Diseño, son muestra del potencial desaprovechado que sale de la academia cubana de diseño.

El diseño cubano, ¿viento en popa?

Sin materiales, financiación y una industria que dé salida a sus proyectos, los diseñadores intentan abrirse camino en la Isla.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 5 ]

Imagen de Anónimo

El ISDI es una de las universidades en la cual –proporcionalmente– el numero de graduados emigrados supera el 85%, esto basado en mi experiencia personal. Los graduados del ISDI la tienen relativamente facil cuando emigran ya que la actividad del diseño no esta regulada o colegiada en muchos paises incluyendo USA.

Imagen de Anónimo

El desenador que no tiene nada que decir, no triunfara, con o sin recursos. Si los dienadores graphicos no cuenta con mucho trabajo puesto que el.pais ha vivido bajo la propaganda del regimen, bueno que se dedique a disenar para contrarestar la propaganda del regimen. El disenador talentoso que ama su trabajo, no para de trabajar, se para un cliente o motivacion propia. No vayan a pensar que es una industria facil, aqui tambien es dura cosa, hay que estudiar superarse y trabajar DURISMO si se quiere hacer la diferencia. 

Imagen de Anónimo

Y de que les vale aunque tengan talento, quien puede disen`ar nada en Cuba? Por eso y muchas cosas mas se tienen que ir del pais, en Cuba no funciona nada solo la propaganda comunista.

Imagen de Anónimo

 deberiamos damandar al gobierno castrista en cortes nacionales e internacionales por los daños economicos que durante 57 años han ocacionado al país con la censura represiva a las inversiones privadas de los cubanos, ese brutal bloqueo sovietizado a los emprendedores cubanos ha causado  daños economicos  al país calculados en mas del doble de lo inventado por los castro sobre el embargo de USA a ellos.           Angel(CENTRO DERECHA CUBANA)

Imagen de Anónimo

La ONDI (Oficina Nacional de Diseño Industrial) le fue creada a la medida a Ivan Espin (hermano de la difunta Vilma Espin) en los 80s de la misma manera que años antes le habia sido creada la SEAN (Secretaria Ejecutiva de Asuntos Nucleares) a la medida de Fidel Castro Diaz-Balart (primogenito de Fidel Castro y tambien conocido como Jose Raul). Ambas instituciones eran adjuntas al Consejo de Estado por lo que funcionaban de facto como ministerios sin que sus maximos dirigentes obstentaran oficialmente el cargo de ministro. Amabas instituciones tambien contaban cada una con un instituto de enseñanza superior: el ISDI en el caso de la ONDI y el ISCTN en el caso de la SEAN.En ninguno de los dos casos el nacimiento de estas instituciones se debio a necesidades objetivas del pais. Ni habia industria clamando por diseño ni la energia nuclear era la unica solucion para Cuba. Se trato siempre de darle su pequeño feudo a miembros de la familia real. De ahi se deriva la situacion actual.Las corruptelas de Ivan Espin salieron a la luz en el año 1989 pero fueron opacadas por la famosa Causa No.1. En 1990, defenestado de su cargo, se marcho a vivir a Ecuador donde fallecio hace algunos años.El primogenito entretando anda ultimamente intentando rehacer su feudo bajo la bandera de la nanotecnologia,