Domingo, 25 de Septiembre de 2016
00:15 CEST.
Opinión

Un sí por el liberalismo

Cuánto tiempo y recursos va a costarle al país que los gobernantes entiendan que no es con disciplina, exigencia y control como se va a lograr el crecimiento económico, sino con libertad. La esperanza depositada en megaproyectos como el del puerto del Mariel, sepultado bajo las telarañas del voluntarismo estatista, se ve frustrada ante la realidad de que el mundo de los negocios se rige por leyes que funcionan con independencia de la voluntad de los políticos.

La economía mixta, este engendro que intenta la revitalización del socialismo, tampoco funciona. En Cuba no hay mercado y la única contraparte que encuentran los inversores extranjeros es el Estado, con un capitalismo mercantilista conocido desde hace mucho tiempo por su ineficiencia y corruptibilidad. Mientras tanto, los trabajadores, esa figura tan importante y siempre olvidada en la ecuación, no piensan en trabajar y crear, sino en cuánto "se buscan" por vías ilegales en cada empleo.

La convocatoria a la unidad de estos trabajadores no debe centrarse alrededor de un líder carismático con sus discursos y poses, tampoco alrededor de un partido único y excluyente que funge de camisa de fuerza al desarrollo económico y social de la nación.

A estos efectos, valga dejar claro que no es válido establecer comparaciones entre el Partido Revolucionario Cubano creado por Jose Martí, para llevar adelante la guerra necesaria, y el actual Partido Comunista, impuesto por la dictadura para salvaguardar sus intereses de poder impidiendo de hecho y de derecho todo por lo que nuestro Apóstol luchó y murió.

Si la soberanía residiera verdaderamente en el pueblo y no en el Consejo de Estado y el Buro Politico del Comité Central del Partido Comunista de Cuba —par de grupúsculos cuál de ellos más inútil—, no habría que hacer tantos llamados al esfuerzo para aumentar la producción de alimentos y lograr una economía eficiente y próspera.

El derecho a la propiedad sigue vetado a los ciudadanos con el falso argumento de que la propiedad estatal socialista sobre los medios de producción garantiza la igualdad, la independencia y la soberanía del país, y es precisamente la negación de este derecho fundamental lo que impide la independencia ciudadana y que la soberanía sea en realidad ejercida por el pueblo, lo que da por resultado que el desarrollo económico del país sea un chiste.

Pretender que funcione la economía en manos de burócratas encargados de predeterminar desde sus despachos refrigerados qué y cuánto se va a producir, a qué precio y cómo se va a distribuir, es la utopía dentro de la utopía, un capricho de viejos trasnochados y jóvenes aprovechados que en realidad saben que el socialismo como forma de producción y distribución de las riquezas no funciona sencillamente porque donde no se crean riquezas no hay nada que distribuir.

Es por esta razón que se convoca a la piñata a inversores europeos, chinos y norteamericanos —capitalistas y eficientes por más señas—, y no a los fraternos, socialistas y arruinados empresarios norcoreanos que se debaten entre morir estoicamente de hambre o incinerados en una conflagración nuclear.

El desarrollo y aplicación de las nuevas tecnologías son la clave del incremento de la productividad, y para que se produzcan, no basta con un cierto nivel educacional alcanzado, sino que es imperativo que el empresariado nacional acceda libremente a los recursos y las oportunidades que se les puedan ofrecer mediante leyes favorables a los pequeños y medianos emprendedores, estimulados por bajas cargas impositivas y con capacidad de importar y vender sus productos o servicios en el mercado nacional o en el exterior, sin intermediación del Estado.

Todo esto suena a liberalismo y sin duda lo es, pero parece ser la única alternativa viable para que la nación salga del empantanamiento en que la ha sumido tanto experimento socializante y caprichos mesiánicos.

Comentarios [ 9 ]

Imagen de Anónimo

Muy bueno el articulo, sincero, directo , realista . El final de las ideologias , facista , comunista y comparsas , es mas que evidente , se esta imponiendo un realismo pragmatico , el cual sin embargo no podra olvidar algo tan fundamental para la sociedad mundial como es LA JUSTICIA SOCIAL. Deben haber en una nueva Cuba , sindicatos libres que luchen por la clase trabajadora y demas organizaciones de Derechos Humanos que velen por los inalienables derechos de todos los ciudadanos (valga la redundancia por su capital importancia). El marxismo leninismo ha sido la mayor negacion de los Derechos que tiene todo individuo en una sociedad normal, NO DEBE QUEDAR NI EL MAS MINIMO RASTRO DEL SISTEMA ANTES MENCIONADO Y ASI CONSTRUIR UNA SOCIEDAD QUE SEA LO MAS HUMANAMENTE POSIBLE Y AL MISMO TIEMPO DEMOCRATICA. RENE LIBERTARIO.

Imagen de Amadeus

Estimado Esopo:

Que sepamos, en el mundo todavía no se atan a los perros con longanizas. Con todos sus defectos y virtudes el sistema capitalista, con sus ofertas y demandas, libre empresa y creatividad económica, es el único sistema que ha traído prosperidad y desarrollo tecnológico y técnico a la humanidad. Y los cubanos debían tomar nota y ponerse para eso, porque mientras siga el tira y encoje del régimen de no permitir la libertad de inversiones y la propiedad privada como motor de la producción de riquezas y empleos, seguiremos aquí hablando boberías.

Imagen de Anónimo

A ver como digo lo que tengo en mente sin que la emocion me paralice tras leer esta joya de kla ensayistica cubana: un pensamiento rico, valiente, sustancioso,  original y renovador... como los articulos de Montaner.

Imagen de Anónimo

Es posible que algunos generalista digan con relación al comentario 2, Esopo todo eso es parte del Liberalismo Económico pero como soy especifico pienso que hay que llamar las cosas como son, con nombre y apellidos para evitar confusión y fundamentalmente para delimitar entre los asalariados que siempre serán mayorías porque generalmente la mayoría de las personas prefieren un salario con sus derechos laborales garantizados, otros prefieren de asociación voluntaria para obtener mejores dividendos, otros para su subsistencia como grupos de artesanos y fundamentalmente artesanas y algunos serán dueños de sus empresas, otros profesionales liberales, pienso amigo Chaviano que lo que no se puede es querer imponerle a la sociedad ningún tipo de modelo, porque con la imposición del modelo castrista es suficientes, pienso que las elites cubanas de todas las tendencias políticas, ideológicas, religiosas, agnósticas tengan la suficiente madures para parlamentar un modelo, con todos y para todos, COMENTARIO de Esopo 3. 

Imagen de Anónimo

Con relación a las componentes autogestionarias relacionado con el cooperativismo pienso que son indispensable en el modelo porque muchas actividades relacionada al arte, literatura, pintura, incluso con determinadas ramas de la educación superior relacionadas con los centros superiores de tecnología, que muchos liberales y neoliberales tienen en mente cerrarlo por ser una carga onerosa insoportable para el estado democrático podrían ser operado por sus docentes a través de autogestión, que no es privatización, porque si por hipótesis esos centros fuesen privatizados terminarían cerrados, por inoperantes o por interés de los dueños dejando de cumplir su función social, académica y productiva, también podrían otros sectores constituirse en cooperativas por distintos asociados de acuerdo a sus intereses como es el caso que determinados productores agropecuarios se asocien en cooperativa para establecer algún tipo de agroindustria para beneficiar sus producciones o para crearle valor agregado, COMENTARIO de Esopo 2.

Imagen de Anónimo

Chaviano buen análisis, estoy en general de acuerdo contigo, digo en general porque sigo pensando y diciendo que el problema de Cuba no es entre capitalismo y socialismo que la cuestión es de democracia, porque el futuro modelo político\económico\social de Cuba de estar plasmado de forma general en la futura Constitución Democrática, resultante de una Asamblea Constituyente Multipartidista integrada por liberales como tú, por socialdemócratas, socialistas democráticos, socialcristianos y el PCC que no sé cómo clasificarlo porque por ironía del destinos teniendo en cuenta su derrotero actual a esa altura del campeonato pude ser que estén bordeando el neoliberalismo y que sea el estado de derecho con sus poderes independientes emanado de todo ese proceso el garante de dicho modelo, que debe tener componentes del liberalismo económico y componentes autogestionarias propuestas por los socialistas democráticos y posiblemente por los socialcristianos porque esas componentes se avienen con la doctrina social de la iglesia. Como he dicho en otras ocasiones en debate de los artículos de PC, Cuba no se puede convertir en una gran cooperativa porque debe estar constituida también de las pequeñas y medias empresas así como por grandes corporaciones sean de propietarios nacionales o internacionales, COMENTARIO de Esopo 1.

Imagen de Anónimo

CENTRO DERECHA CUBANA, muy buena su opinion es necesario trabajar mas "hacia adentro" hacia la poblacion, que vean que no solo existe la posibilidad de mayor calidad de vida sino que se debe tener conciencia de civilidad para luchar por ello. Tambien el articulo es excelente, pero ...lo podran leer los cubanos de Isla???? En el establecimiento de relaciones diplomatica Cuba-EEUU se ha puesto enfasis en la ayuda en las telecomunicaciones e internet a Cuba, la informacion es poder, no por gusto los Castro le temen tanto!!!!

Imagen de Anónimo

Magnífico artículo. Es hora de que se abran nuevas perspectivas que aporten la visión plural que toda sociedad avanzada necesita. Hildebrando tiene razón y suscribo sus palabras, "no es con disciplina, exigencia y control como se va a lograr el crecimiento económico, sino con libertad". 

Imagen de Anónimo

 muy bien ...una tirada totalmente a la derecha,... y ... es eso lo que predomina en el pueblo cubano,...el espiritu liberal y emprendedor de los cubanos,.. la utopía de izquierda nunca ha encajado con la mentalidad y la idiosincracia del cubano....hay que decirlo barrio por barrio ...no queremos socialismo... queremos democracia y un gobierno de pàrtido de centro derecha liberal que entregue en propiedad y autónomia las tierras, las empresas y todo lo mayor posible de la actividad laboral de produccion y los servicios....y hacer mas competitivo, eficiente y transparente el sector público....esto de las elecciones de barrio no es lo ideal .. pero es un intento para lograr que pronto se pueda acudir a los medios ....y... que todo ese pueblo manipulado y desinformado pueda definir soberanamente..y...decirle adios al socialismo. CENTRO DERECHA CUBANA