Miércoles, 23 de Agosto de 2017
02:02 CEST.
Opinión

Oposición en Cuba: llamarnos a capítulo

El resultado de la reciente votación que elije a Cuba como miembro del Consejo de Derechos Humanos de la ONU vuelve a poner en entredicho la credibilidad de esta institución, que ha incluido también en dicho Consejo a países como China y Rusia, denunciados constantemente por su irrespeto a los derechos fundamentales.

China y Rusia son dos potencias internacionales que tienen que ser tomadas en cuenta en cualquier escenario internacional, por lo que, aunque cuestionable, su elección tiene cierta lógica. Cuba, por su parte, es una pequeña isla sin recursos y en bancarrota, pero su régimen ha trabajado intensamente en el campo de la diplomacia durante todos estos años, generando un red de influencia y aliados que responden solo a sus intereses, obviando cualquier ética elemental.

Tras 54 años de casi total aislamiento, la oposición cubana ha tenido la posibilidad de participar y denunciar en foros internacionales las violaciones sistemáticas de los derechos humanos en el interior de la Isla, y la necesidad de solidaridad y apoyo internacional. Sin embargo, es importante aceptar que si bien nuestro mensaje se ha escuchado con más volumen y hemos alcanzado mayor protagonismo, aún no tenemos ni la fuerza ni la articulación para lograr un mayor impacto sobre actores y organismos internacionales y, así, ejercer más presión sobre el régimen totalitario.

La reelección de Cuba en el Consejo de Derechos Humanos resalta la urgente necesidad de articular una labor de diplomacia más efectiva en la arena internacional por parte de los grupos opositores cubanos que radican tanto dentro como fuera de la Isla.

Más allá de la denuncia

La oposición cubana debe comenzar a concebirse como fuerza política, lo que implica dejar de ser solo una fuente de denuncia. Este salto requiere un cambio drástico que nos obligue a analizar con profundidad y honestidad nuestras potencialidades y carencias.

Uno de los principales déficits es la falta de profesionalidad y de visión política, algo que debemos comenzar a remontar, a pesar de vivir bajo la dictadura más larga y devastadora del hemisferio. Sin esta proyección será imposible alcanzar a amplios sectores de la sociedad que, aunque hartos de desmanes, se mantienen al margen, a la espera de escenarios más favorables que les permitan manifestar sus preferencias políticas e identificarse con algún grupo en específico.  

El papel del exilio debe ser muy activo por ser parte esencial de la nación. Ante todo, el exilio debe abrir sus sentidos para percibir objetivamente la realidad que vivimos dentro de la Isla. Sin un diagnóstico claro y una visión que no esté anclada en la realidad de hoy, el resultado será fallido. La Cuba de 2013 no es ni siquiera la de tres años atrás.

Sostener que una explosión social nos llevará mágicamente a una democracia ha resultado contraproducente durante décadas, y restado protagonismo y apoyo a proyectos que sí podrían generar las dinámicas para un futuro democrático de la nación.

El exilio es fundamental para trasmitirnos una visión de las sociedades contemporáneas y alentar el crecimiento hacia una oposición moderna y dinámica. Si se estimula la autocomplacencia y el apoyo condicionado o manipulado de grupos específicos que responden a intereses o visiones sectarias, estamos entonces, en gran medida, repitiendo el mismo patrón anquilosado del régimen.

Generar falsas expectativas manejando cifras y escenarios nada convincentes puede resultar muy perjudicial no solo para la dinámica interna, sino para la credibilidad del movimiento opositor hacia el exterior.

Señales equivocadas

Que alguien se autotitule portavoz de toda la oposición, o se promocione a cierto grupo como el más importante o activo, muestra inmadurez política y solo ayuda a generar fricciones y competencias estériles. Nadie tiene hoy en Cuba la autoridad, ni el alcance hacia la oposición, ni hacia la sociedad, para ser nombrado portavoz del movimiento opositor. Ningún grupo tiene hoy el alcance para autoproclamarse como actor esencial del cambio. Quien dé tal señal, simplemente se equivoca o miente.

La sociedad cubana comienza a sacudirse de un régimen desastroso, pero nos encontramos en un momento aún emergente, lo que jamás significa débil. Muchos de los actores de la transición están por aparecer y será una gran sorpresa cuando algunos cubanos, que actualmente están en la frontera o en la llamada "zona gris", irrumpan en la escena política y jueguen papeles más trascendentes que muchos de los que hoy trabajamos desde la oposición.

La oposición debe pasar por un proceso de profesionalización, alcanzar un sentido más agudo de la política y contar con el capital humano capaz de competir y proyectarse con opciones de gobernabilidad distintas a las de un régimen que ha causado un desastre nacional, pero que cuenta con todos los medios y alcance para trasmutar a un capitalismo autoritario.

Abrir un intercambio

El debate sincero sobre temas fundamentales no espera más. Debemos abrir un intercambio desde el civismo que estimule el crecimiento de las diversas ideas y visiones de la otra Cuba que deseamos construir. Resulta demasiado dañino el silencio en aras de una visión arcaica y encartonada de la unidad.

Cualquier proceso de madurez democrática implica cuestionar capacidades políticas, legitimidades, efectividad en el pensamiento y el actuar, pues muchas de las estrategias mostradas como motores del cambio no son más que viejos anhelos, fantasías y fetichismos.

El reto hoy es que un nuevo pensamiento se apodere de la oposición cubana, un pensamiento nacido del presente siglo, dentro de un mundo de redes, con estructuras jerárquicas y dinámicas novedosas, donde la creatividad, el conocimiento y la información marcan pauta y dejen a un lado personalismos y epopeyas.

Quienes no ven en sectores de la sociedad cubana —como los profesionales, los artistas, los intelectuales y los activistas— a los principales actores de los cambios, simplemente sueñan en los mismos códigos de una "revolución triunfante" con miles de ciudadanos dándoles la bienvenida a un nuevo Mesías.

Si deseamos resultados concretos, la lectura de la realidad debe ser lo más certera posible. Si no desarrollamos agudeza y efectividad en el campo de la política permaneceremos en la queja.

La democratización de Cuba dejará de ser una quimera cuando sistemáticamente le arranquemos espacios a un poder que se empeña en no concebirnos como actores políticos. 

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 84 ]

Imagen de Anónimo

Elige no es con g??? 

Imagen de Anónimo

"No hay espectaculo, en verdad mas odioso, que el de los talentos serviles""La minoría soberbia que entiende por libertad su predominio libre sobre sus conciudadanos a quienes juzga de estirpe menor, prefiere humillarse al amo extranjero y servir como instrumento de un amo u otro, a reconocer en la vida política y confirmar con la justa consideración del trato, la igualdad del derecho de todos los hombres". Jose Marti.

Imagen de Anónimo

Hermanos Cubanos!, Sinceros saludos a todos, deseandoles un agradable dia y rogandoles tambien, una profunda meditacion en estas inmortales palabras, hagamos de ellas la doctrina de nuestra justa, imprescindible e inevitable lucha por el bienestar de nuestra patria y la plena libertad de nuestro noble pueblo, muy independientemente de nuestras preferencias religiosas o politicas. 31.10.2013. Boris"Siempre he predicado que la no violencia exige que los medios que utilizamos deben ser tan puros como el fin que perseguimos. He intentado dejar claro que está mal utilizar medios inmorales para alcanzar un fin justo. Pero debo afirmar ahora que también está mal, todavía peor, utilizar medios morales para preservar un fin inmoral"."En vuestra declaración, afirmáis que nuestras acciones, aunque pacíficas, deben ser condenadas porque precipitan la violencia. Pero, ¿es una afirmación lógica? ¿No es como si condenaseis a un hombre que ha sido robado porque el hecho de tener dinero es lo que ha provocado el acto de robar?". 

Imagen de Anónimo

Para Anónimo - 15 Nov 2013 - 11:02 pm. Zacarías que bueno saber de ti, es importante tu participación en este foro, “desde tus profundidades” en el artículo de réplica de Iliana a CAM, sobre el Papa Francisco, supe también de Nic. Es bueno que continúe en tus profundidades pero no tanto que pareciera que no vienes a respirar a la superficie de DDC, es una gran alegría saber de ustedes y por otro lado a mí no me gusta ser el primero pero tampoco el último veterano de este foro, además tus opiniones, al igual que las de Nic, son un gran aporte al debate en torno a la democratización de Cuba, COMENTARIO de Esopo. 

Imagen de Anónimo

 Senores, esta bueno ya de pendejadas y comentar porquerias que si la violencia. Todo el mundo sabe que la lucha de cualquier pueblo es reclamar masivamente, eso se logra a traves del trabajo de las organizaciones politicas que convocan al pueblo a manifestarse en las calles, lo hizo Fidel Castro, lo hizo Chavez, Gandhi, Luther King, Walessa, lo vemos todos los dias, mas en Cuba no lo vemos a mas de cuatro gatos reunidos en un barrio de Oriente, o cuatro gatos recostados en una esquina de un callejon de la Havana Vieja, o un grupo de mujeres marchando con flores muy respetuosamente.... para no hablar de las tertulias de cafe con leche que se realizan dentro de las casas, es que tenemos miedo a manifestarnos, decirlo claro, que lo hagan mujeres con flores es como decir, bueno al menos no se puede abusar de las mujeres y pisotear flores, es lo que hace el regimen con los niños y nosotros exponiendo a nuestras mujeres, eso es sintoma de cobardia. Miren las imagenes del mundo, nadie se pregunta si va a ver  masacre o habra heridos o muertos, la gente sale, menos los cubanos por cobardia. A mi nunca me convocaron en Cuba a reclamar nuestra libertad, uno solo no puede, hay que organizarlo. Antunez lleva rato regando la bola de dar el paro general, nadie mas habla de eso,y para que el sueño se cumpla son las org. politicas las que deben poner el motor en marcha.     

Imagen de Anónimo

Es que aqui hay cibernautas que solo leen DDC y no se enteran que esto ya se ha dicho y repetido mil veces por otras personas, solo que aqui no se publica lo que escriben esos otros y esto aparece como un acontecimiento de primera.Wilmer, la linea dura de la oposicion fue cuando los alzados, ahora esa linea no existe, salir a calle a reclamar libertad no es linea dura ni violencia, lo que pasa es que tu como otros estan confundido con la violencia que sale de los policias que los golpean, la violencia viene de ellos no de los humildes opositores

Imagen de Wilmer

En cuanto al articulo, muy bueno, tiene todo mi apoyo.

Imagen de Wilmer

Hubo un par de "cubanos" que escribieron sus comentarios y que realmente me erizaron los pelos. Si bien es verdad que el regimen les hizo cosas que no tienen perdon, tambien es verdad que la llamada "linea dura" no ha logrado ninguna apertura significativa ni cambio en la tirania de los Castro. Mas bien lo que ha pasado es todo lo contrario. El regimen lo ha usado para apuntalar su represion y para hacer politica exterior. no creo que el odio, aunque se tenga, y se tenga con razon, no puede ser la punta de lanza del cambio en Cuba, porque si hay victimas del Castrismo en Estados Unidos y fuera de Cuba, mas victimas sin capacidad de defenderse hay en Cuba. He escrito algo relativo a eso en un blog que tengo. Busquen a Wilmer el de  Jatibonico en Google para que lean. Gracias.

Imagen de Anónimo

1985Nuestros padres cayeron en la trampa sin saberlo, siempre hubo guerra y siempre la habra. Ahora se preguntan quien se va a cruzificar, es bueno oir estas cosas, a mi me decian ten cuidado que te van a matar y no tenia nada que ver relacionado con politica; claro era un miedo supérfluo del socio. El punto es que todos estamos en esta, es una idea la democracia directa con internet pero sin miedo. Hay algo de amor de tras de toda esta oscuridad. Pero las personas no puden sentir como suya alguna injusticia pasada solo les queda revolverse en su histeria, internet esta llegando y ahora es cuando se va ha poner interesante. Y se perdieron los dos vandos y nadie le debe nada a nadie y todo buscan la solucion, el plan; pues no lo hay. Quien puede ayudar mejor al vecino va ha ser la fuente de riquza de cualquier persona en Cuba.sin animos para discutir Alcides

Imagen de Anónimo

El problema q tiene Cuba y el de muchos Cubanos es que en vez de apoyar a los hermanos que tenemos y que estan trabajando por la Democracia en Cuba. Lo que hacemos es criticar, crear desidia y dividir. El escrito de Antonio tiene logica y sentido, el regimen no va a colapsar o ceder si la comunidad internacional lo apalanca a traves de decisiones o elecciones como esta de miembro del consejo de derechos humanos de la ONU. Debe hacerse una mayor labor tanto desde dentro como fuera para exponer al regimen. Por otro lado es verdad que necesitamos mas UNPACU y gente que los presionen desde dentro y no desde una computadora, pero la labor the SATS es una bien importante tambien. Creo que la oposicion en Cuba debe crear una coalicion para poderse enfretar al regimen con solidez. Hasta hoy esta demasiada fragmentada, veo mucho deseo de liderazgo y protagonismo, debemos ser mas sencillos y humildes para poder enfrentar ese gran reto, es que al final somos Cubanos y nos gusta el protagonismo, o no? Necesitamos unidad de accion aunque hayan vertientes de pensamientosaludos