Sábado, 17 de Noviembre de 2018
Última actualización: 01:38 CET
Agricultura

Arroz con metano

Un campesino cultiva arroz en Calimete, Matanzas.

El metano, como se sabe, contribuye al efecto invernadero. Al producirse por bacterias que viven en suelos inundados, también se conoce como gas de los pantanos. Un campo de arroz puede ser un pantano artificial.

En Cuba el cultivo del arroz se remonta a 1750 y, según los entendidos, en estos momentos su consumo aporta el 17% de las calorías en la dieta de la población, llegando a un per cápita de 54 kilogramos como promedio. Tal predilección incentiva el cultivo.

¿Acaso con nuestros hábitos alimentarios y este gusto por el arroz en la Isla estamos contribuyendo al efecto invernadero?

A condición de no revelar su identidad, las respuestas a esa interrogante, dadas por un agrónomo especialista en el cultivo del arroz, un ingeniero químico, un biólogo, un economista y un viejo campesino, llaman a meditar.

Malas prácticas

"Antes de responder a su pregunta —dijo el agrónomo— déjeme decirle que un campo de arroz no tiene por qué ser necesariamente un pantano. Convengamos, en todo caso, que un campo de arroz mal manejado sí se transforma en un pantano artificial. Incluso con más graves consecuencias que las acarreadas por un pantano natural".

"Respondiendo su pregunta: Sí, en Cuba estamos contribuyendo al efecto invernadero con nuestras malas practicas agronómicas en el cultivo del arroz. Pero este no es solo un problema de la Isla, sino a escala global. Se estima que las arroceras producen el 25% de la cantidad total de metano que se emite a la atmósfera", dijo el biólogo entrevistado. 

Cuando usted dice "con nuestras malas prácticas agronómicas", concretamente, ¿a cuáles se refiere?, le preguntamos.

"En primer lugar, al cultivo extensivo; en segundo, a un mal manejo del agua y, en tercero, a la costumbre cada vez más arraigada de preparar y sembrar arrozales anegados en lugar de hacerlo en seco siempre que esto sea posible", explicó el biólogo, que durante años trabajó en una estación de sanidad vegetal.

¿Cómo un campo de arroz se convierte en un emisor de gas metano?

"En lugar de roturar los suelos, preparar un campo de arroz para la siembra por el método de fangueo es gasear la atmósfera con metano. No digo que no deba fanguearse, ese es un mal necesario para continuar la preparación de las tierras arroceras cuando las lluvias impiden el alistamiento clásico, pero esto es como operar a alguien, el cirujano solo utiliza el bisturí si es imprescindible, y así debe ser en una arrocera: agua solo la imprescindible y cuando sea necesaria", indicó el ingeniero químico.

"Pero no. En campaña de frío, de diciembre a marzo, con los campos secos, pudiendo roturar, no lo hacen; en lugar del arado, la grada, el land-plane y la sembradora, inundan los campos días y semanas hasta que los rastrojos de cosecha y la mala hierba se pudren, entonces… ¡paf!, el tractor con las ruedas fangueadoras en lugar del arado y, rápido, el avión, a sembrar", añadió.

¿Y el metano en la atmósfera? ¿Y el efecto invernadero? ¿Las autoridades no se percatan de esto?

"¡Claro que lo saben! Para eso tienen a los de Ciencias, Tecnología y Medio Ambiente. Pero les importa más el arroz", dijo el ingeniero químico, quien dedicó toda su vida profesional a la agroindustria.

¿En que medida el cultivo extensivo multiplica los efectos contaminantes?

"No es lo mismo tener una fábrica contaminando la atmósfera que tener diez. Y si esas diez producen mal y poco entonces imagine cuánto cuesta al medio ambiente producir una tonelada de arroz y el daño ecológico que ella representa", agregó.

Más área de cultivo, pero menos arroz

Según el ingeniero agrónomo entrevistado para este reportaje, en 1958 en Cuba había unas 12.000 caballerías (una caballería es igual a 13.42 hectáreas) dedicadas al cultivo del arroz, pero 15 años después el área de cultivo de las arroceras se había multiplicado varias veces.

¿Y la producción, se multiplicó en la misma medida?

"Ese es el problema. Extender el área arrocera para qué, ¿para contribuir al efecto invernadero emitiendo metano a la atmósfera? En 1957 el rendimiento por caballería fue de poco más de 600 quintales (un quintal es igual a 100 libras), pero ya para 1961 había bajado a 450 quintales por caballería", explicó el economista.

"Déjeme decirle que en 1957 en Cuba la cosecha de arroz fue de 155.000 toneladas, algo así como el 55% del consumo nacional, le repito, con solamente unas 12.000 caballerías dedicadas a arroceras. Pero esas producciones de antes de 1959 no consiguieron repetirse porque, aunque se incrementó varias veces el área de cultivo arrocero, la maquinaria, los fertilizantes, el agua de riego y la fuerza de trabajo, la mejor cosecha fue la de 1986 con 295.000 toneladas, pero ya cuando la población cubana doblaba la de 1957. Claro, se han incrementado los rendimientos por hectárea, pero no a lo que reclama el siglo XXI", añadió el economista, exdocente universitario, citando datos del libro La agricultura en Cuba, de Armando Nova González (Ed. Ciencias Sociales, 2006).

¿A qué puede atribuirse el abuso del fangueo en la preparación de los campos arroceros sin tener en cuenta la contaminación de la atmósfera por el desprendimiento de metano?

"En primer lugar, a que el fangueo es una técnica muy arraigada en el agricultor arrocero y, en segundo, a un problema económico", consideró.

"La preparación de los campos secos incluye roturación, gradeo, nivelación, y todo eso se hace en una sola operación en campos anegados, el fangueo reduce los costos", precisó, por su parte, el campesino.

Pero… ¿y el costo ambiental, la salinización de los suelos?, preguntamos al agrónomo a propósito de lo dicho por el campesino.

"Eso no lo ve nadie. Solo se mira al arroz sobre la mesa", dijo.

"Están tan preocupados por lo que tienen delante que no ven más allá de sus narices", alertó el ingeniero agrónomo. "Yo lo siento por mi nieto. Ya ni usted, ni mi hijo ni yo contamos en esta historia".

Archivado en

14 comentarios

Imagen de Moderador

A nuestros lectores:Hemos corregido datos en este artículo. Un caballería es igual a 13.42 hectáreas y no a 12.42 hectáreas, como habíamos publicado.La producción de arroz en 1957 fue de 155.000 toneladas, y no de 155 millones de toneladas. La de 1986 fue de 295.000 toneladas, y no de 295 millones.Gracias por los comentarios que alertaron sobre los errores.Redacción DDC

Imagen de Anónimo

Parece que nadie de DDC reviso las cifras, no pueden ser toneladas.

Imagen de Anónimo

Arroaz con metano: eso mismo comi yo en la ESBEC. Un caldo amarillo que sabia a rayos y decian que era chicharos estoy seguro que era Metano.La Monga

Imagen de Anónimo

Yo como bocaditos de metano en la terminal de guaguas de Santa Clara una noche (al menos lo que le metieron al pan adentro sabia a metano)El Sinverguenza de Potrerillo

Imagen de Anónimo

Hay mucha confusion con las cifras, 1 caballeria son 13.42 hectareas, no 12.42.Hay que tener presente, que antes del 59 se usaba la tonelada corta = 2000lb y la tonelada larga= 2240lb, la tonelada metrica se generalizo despues.Hay una mezcla de cifras mundiales y nacionales, tambien es posible que alguno de los informantes sea de la seguridad del estado y le metiera gato por liebre para desacreditarlo.

Imagen de Anónimo

el comentario del anonimo realizado a la 1,47 es el correcto, lo demas son aspectos intrascendente, a partir de 1959 el gobierno ejecuto fuertes inversiones en las arroceras para producir arroz en grandes cantidades, se construyeron  grandes fuentes de aguas, sistemas de conduccion hasta los campos, se formaron tecnicos de nievel superior y tecnicos medios, se incorporaron el conjunto de equipamientos para el laboreo y la cosecha, sin embargo, los resultados se apartaron sensiblemente de los esperados, conclusion, las sociedades  con gobiernos totalitarios, dirigidas de forma dictatorial no sirven, cuba es mejor ejemplo de tal afirmacion, es determinante el sentido de la propiedad y el sentimiento de la propiedad, lo demas es perder  el tiempo , gracias   

Imagen de Anónimo

olvidense del metano!!!jama lo que hace falta es jama!!!!! 

Imagen de Anónimo

Me fui de Cuba en el 1994 en medio de la gran hambruna que hasta ciegos estaba dejando a la gente, por entonces me hubiera comido hasta el metano si me lo ponian delante.El MOngo

Imagen de Saavedra

En aras de la seriedad de Diario de Cuba, se debería publicar a la mayor brevedad posible una errata con  los datos correctos. Muchas veces un error así tumban la credibilidad de un artículo tan interesante como este que muestra dos realidades muy conocidas por todos: el poco compromiso ambiental de la producción de arroz en Cuba (mal arragigado en casi todo el mundo) y la pésima eficiencia de las empresas castristas..

Imagen de Saavedra

Anónimo - 22 Oct 2013 - 1:01 pm. La cuenta esta peor...1 tonelada=1000kg=2200lb=22 quintales. Según el periodista se produjeron 155 millones en 12 mil caballerías. Eso son unas 12 917 toneladas x caballería. Y esta cantidad multiplicada 22 quintales que tiene una  tonelada darían la cifra de: 284 166 quintales.x caballería....El error creo que no está en el rendimiento por caballería sino en la producción total, fíjemonos que a escala global solo China y la India producen por encima de los 100 millones de toneadas al año. En el 2011 China produjo 202.6 millones de toneladas mientras que la india cosechó 155.7 millones de toneladas. Esto según las estadísticas de la FAO (http://faostat.fao.org/site/339/default.aspx).  

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.