Domingo, 19 de Noviembre de 2017
23:42 CET.
Opinión

Sí, Raúl Castro es el más fidelista de todos

El pasado 8 de septiembre fue presentado en La Habana el libro Raúl Castro y Nuestra América, 86 discursos, intervenciones y declaraciones. Se trata de una compilación del joven investigador Abel Enrique González Santamaría, una figura en ascenso dentro del pensamiento castrista, y además ligado al poder en su condición de descendiente de la familia Santamaría Cuadrado (Abel, Haydee, Aldo).

El compilador revisó 1.468 documentos fechados entre 1959 y 2017, en los que encontramos discursos y declaraciones de Raúl Castro acerca de la actualidad cubana, la política internacional, y otros aspectos sobre los cuales se pronunciara el hoy General-Presidente.

El texto fue publicado por la editorial Ocean Sur, y contó con la presentación del historiador de La Habana, Eusebio Leal, quien, como siempre, fue pródigo en elogios hacia el gobernante cubano.

La ocasión sirvió para que el joven González Santamaría se congraciara también con la cúpula del poder. En ese contexto expresó que "muchos coincidirán en que el más martiano de todos los cubanos es, sin dudas, Fidel, y el más fidelista de todos es Raúl" (periódico Juventud Rebelde, edición del sábado 9 de septiembre).

Acerca del carácter martiano que el compilador aprecia en Fidel Castro, y que por supuesto negamos los cubanos amantes de las libertades y el Estado de Derecho, se podría inferir que está presente en otra compilación anterior de su autoría, la titulada Fidel Castro y los Estados Unidos: 90 discursos, intervenciones y reflexiones, también bajo el sello editorial de Ocean Sur.

Con respecto a la condición fidelista de Raúl Castro —en este caso sí coincidimos totalmente con González Santamaría—, sería conveniente encontrar similitudes en el comportamiento de ambos hermanos. Y de momento hallamos una: los dos le mintieron a la opinión pública en los días que siguieron al triunfo castrista de 1959, con el objetivo de afianzarse en el poder, y una vez consolidado este, poner en práctica sus malsanos propósitos políticos.

Fidel Castro declaraba una y otra vez que no era comunista. Sin embargo, entre bastidores maniobraba para que el accionar marxista-leninista se abriera paso en la sociedad. Así, desde los primeros meses de 1959 fue eliminando del gobierno a las figuras que no eran comunistas, y las sustituía por otras que coqueteaban con dicha ideología.

Particular impacto causó la actuación del máximo líder durante la celebración del X Congreso de la entonces Confederación de Trabajadores de Cuba (CTC), celebrado en diciembre de 1959. En esa ocasión Fidel Castro les quitó el apoyo a los delegados obreros del Movimiento 26 de Julio que no eran comunistas, entre ellos a David Salvador —calificado hoy por el castrismo como traidor a la Revolución—, y en su lugar abrió las puertas de la CTC a los elementos comunistas encabezados por Lázaro Peña y la comparsa del Partido Socialista Popular.

Raúl Castro, por su parte, estaba muy bien aconsejado por su hermano mayor, y en consecuencia supo mentir igual que él. El no.3 de la revista Bohemia, correspondiente a la semana comprendida entre el 18 y el 25 de enero de 1959 —número incluido en la denominada Edición de la Libertad— recoge una entrevista que Raúl Castro ofreciera al corresponsal de la publicación en Santiago de Cuba.

Cuando le preguntaron si era partidario de una nueva constituyente para la nación, el entonces joven prometido de Vilma Espín respondió: "!Ni hablar!, porque en nuestra Constitución hay una serie de puntos bien claros y precisos que nunca se han cumplido, pero que trataremos de cumplir. Si nosotros logramos hacer cumplir fielmente la Constitución de 1940, habremos realizado una verdadera revolución".

¿Alguien podría dudar del carácter fidelista de Raúl Castro?

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 4 ]

Imagen de Zoyla Bárbara Pérez Sosa

Fidel martiano????? jajaja, no me hagan reír que tengo incontinencia renal!!!! Por favor, Martí hubiera sido el principal opositor de ese demonio asqueroso y poco hombre de fidel!!!

Imagen de Anónimo

Tanto gasto de papel ante la escasez de papel higiénico en Cuba.

Imagen de Anónimo

Ya del ceboruco de santa efigenia  nadie se acuerda. Cada dia que pasa se muere mas.

Imagen de Anónimo

No creo que el más martiano haya sido esa RATA de Fidel. Si hubiera sido martiano no habría instaurado una dictadura dinástica. Ahora, sí estoy de acuerdo que el más fidelista es Raúl, pero por depresivo, dependiente, idiota, bruto, lacayo y poca cosa. El autor, pues ser descendiente de Abel Santamaría y defender a los Castros solo indica la poca coherencia y LO BABOSO que es. Es un mediocre este dizque autor que no tiene luz larga. Esta obra le pesará muy pronto Y DURANTE TODA SU VIDA!!!!