Lunes, 22 de Abril de 2019
Última actualización: 02:00 CEST
ARGENTINA

Linfedema, la enfermedad por la que es atendida en Cuba la hija de Cristina Fernández

Florencia Kirchner. (LA NACIÓN)

La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner confirmó que la enfermedad que padece su hija menor, hospitalizada en Cuba, es linfedema, según publicó el jueves el diario argentino La Nación.

El jueves, antes de viajar a la Isla y ser recibida por el ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, Fernández de Kirchner difundió un vídeo en el que contaba que Florencia Kirchner no se podía mantener en pie o sentada durante mucho tiempo.

Fuentes judiciales confirmaron a la publicación argentina que la exmandataria ofreció detalles a la Justicia sobre la patología, que se produce cuando el sistema linfático no puede drenar la linfa.

La linfa es un líquido coagulable, casi incoloro y débilmente alcalino que procede de la sangre, circula por los vasos linfáticos y se vuelca en las venas. La incapacidad de drenarlo genera hinchazón por la acumulación de este líquido en los tejidos blandos del cuerpo.

La edición digital del periódico local Tribuna se refirió a una enfermedad menos grave.

Citó declaraciones del exembajador Eduardo Valdés, a quien se refirió como uno de los puentes más sólidos entre Cristina y el papa Francisco, quien dijo que "Florencia estaba mal, pero no que era tan grave".

Aseguró que sufría un cuadro de anorexia y estrés y que tenía "ataques de pánico" por la posibilidad de ir presa. Después aseguró que hacía mucho que no veía a Cristina (Fernández) tan golpeada por la situación.

Según este medio, lo que realmente preocupa a la madre es que la joven no tiene fueros para evitar ir a la cárcel.

La exmandataria atribuye los "severos problemas de salud" que padece su hija de 28 años a "la persecución feroz a la que fue sometida" por la Justicia de su país.

Florencia Kirchner está acusada junto a su hermano Máximo y su madre, entre otros, en una causa por presunto lavado de activos y asociación ilícita, por las operaciones que una de las empresas de la familia realizó con adjudicatarios de obra pública durante su Gobierno.

Ya el pasado 28 de febrero el juez federal Julián Ercolini dispuso, aún sin fecha, que se abra la vista oral del conocido como "caso Hotesur", en el que están procesados desde mayo de 2018 la senadora y los hijos que tuvo con el también expresidente Néstor Kirchner (2003-2007), fallecido en 2010.

En 2016, la Justicia embargó los 4,66 millones de dólares que contenían unas cajas de seguridad propiedad de Florencia, así como 1,03 millones de una cuenta bancaria y 53.280 pesos (casi 1.300 dólares actuales) de otra, un dinero que ella dijo que era producto de la herencia de su padre y de la cesión de gananciales que efectuó su madre.

4 comentarios

Imagen de Amadeus

Lo que quiere Cristina es sacar a la niña del fuego que le están dando a la macao. Esta chica no regresará a Argentina por mucho tiempo porque está "en tratamiento". Hasta que la maree un moreno de Cocosolo que se sacará la lotería argentina, porque pasta hay ahí y mucha.

Imagen de elmedicodelmongo

fue a declarar en el juicio q es hija de maradona.

Imagen de Un Cubano Libre

Ayyyy! Probrecita la niña. Esta individua si, la hijita de la alegadamente corrupta y que tiene muchas acusaciones Kristina dicen que tomaba un avión del ejército para visitar amiguitas en Argentina , o sea vivía como una reina, todos/as son unas descaradas vividores de las arcas del país.

Imagen de Balsero

Hay mejores médicos en Argentina que en Cuba. Ella misma se operó de la cabeza. Su hijo, Máximo, también tuvo una operación delicada del hígado. Su esposo siempre se atendió en Buenos Aires de sus problemas cardíacos. Pero por algo que pudiéramos decir "menor", la hija viaja a Cuba y llama a la madre "porque no puede viajar de vuelta" ´según prescripción médica. Hay que recordar que Florencia nunca trabajó pero tenía USD 5 MM en una caja de seguridad. Hay mucho miedo a la cárcel, en esa familia.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.