Lunes, 20 de Mayo de 2019
Última actualización: 17:08 CEST
Represión

Detenida una pareja de religiosos cubanos que se niegan a llevar a sus hijos a las escuelas del Estado

El pastor Ramón Rigal y su familia. (ASSIST NEWS)

El pastor Ramón Rigal y su esposa, Ayda Expósito, fueron detenidos este martes por la mañana en la ciudad de Guantánamo, confirmó la organización británica Christian Solidarity Worldwide (CSW).

Los líderes religiosos ganaron notoriedad en 2017, cuando enfrentaron un juicio por reclamar su derecho al "homeschooling", o enseñanza en el hogar, de su hija mayor, Ruth.

Esta práctica, común en países de Europa y Estados Unidos, está prohibida en Cuba, donde el sistema de enseñanza está bajo control del Partido Comunista.

Una fuente del liderazgo evangélico cercano a Rigal explicó que la pareja "lleva más de dos años al frente de nueve familias que sacaron a sus niños de las escuelas estatales y comenzaron el programa de clases en el hogar".

"Por más de un año, el Gobierno no pudo hacerlos cambiar de opinión y sancionó a Rigal y su esposa en los tribunales", dijo la fuente.

"Las otras nueve familias no fueron sancionadas entonces. Tampoco regresaron los niños a las escuelas estatales", añadió la fuente. 

En mayo de 2017, Rigal y Expósito fueron detenidos por la Policía.

"Aquí los padres no tienen derecho a dar a sus hijos la educación que desean, sino la ofrecida por el Estado a través de su sistema de enseñanza", expresó la fuente eclesial.

Tras los dos procesos judiciales que las autoridades realizaron a Rigal y Expósito, el fiscal señaló que la educación en casa "no está permitida en Cuba porque tiene una base capitalista" y que solo los maestros están capacitados "para inculcar valores socialistas", reportó DDC en aquel momento.

La pareja fue condenada a un año de prisión domiciliaria, lo cual provocó una manifestación ante la sede diplomática de La Habana en Washington.

"Ahora fue que volvieron a reaccionar", dijo la fuente evangélica en referencia a la detención de este miércoles, coincidente con el fin del año de prisión domiciliaria.

En un vídeo publicado por la Asociación de Defensa Legal de Home School (HSLDA, por sus siglas en inglés), Rigal denunció que el Gobierno cubano no los quiere en el país, pero tampoco los dejan salir.

Su hija Ruth fue amenazada por las autoridades. "Dijeron que me iban a separar de mis padres y a ellos los iban a mandar para la prisión", narró.

"Ya teníamos muchas cosas vendidas y los pasajes (de avión) comprados; pero no nos dejaron salir del país", lamentó Expósito.

HSDLA ha recogido más de 30.000 firmas en la web citizengo.org exigiendo el fin de la violación del derecho de las familias cubanas a practicar homeschooling.

CSW teme que las dificultades para entrar a la provincia de Guantánamo en las últimas semanas obstaculicen la llegada de ayudas a la familia.