Lunes, 22 de Abril de 2019
Última actualización: 11:38 CEST
REPRESIÓN

'Coacción y hostigamiento', la Seguridad del Estado contra la poeta Katherine Bisquet

Katherine Bisquet. (FACEBOOK/K.BISQUET)

La poeta Katherine Bisquet ha sufrido una escalada del hostigamiento de la Seguridad del Estado en los últimos meses a raíz de expresarse públicamente en contra del Decreto 349 y por el No al referéndum constitucional celebrado recientemente en Cuba.

Bisquet denunció a DIARIO DE CUBA cómo su círculo más cercano se ha visto involucrado en citaciones y amenazas de agentes de la policía política en un intento de cercarla a ella.

La joven tuvo que abandonar el apartamento donde residía alquilada y hoy vuelve a encontrarse en una situación similar por presiones a una amiga que la ha recibido en su casa.

La cienfueguera fue agredida físicamente en febrero durante su participación en la Feria Internacional del Libro de La Habana tras manifestar su desacuerdo con la nueva Constitución cubana y el Decreto 349.

"El 26 de febrero, la dueña del apartamento donde vivía hacía un poco más de tres años, en el reparto de Santos Suárez, municipio Diez de Octubre, La Habana, fue visitada por un trabajador de la Seguridad del Estado para informarle sobre mi situación y postura política", precisó la escritora.

"De igual manera hizo declaraciones infundadas de que yo y un grupo de personas con las que me relacionaba trabajábamos para la CIA. En la lista de personas que le fue entregada a la dueña del apartamento figuraban los artistas Hamlet Lavastida, Reynier Leyva Novo, Tania Bruguera, Amaury Pacheco (OmniPoeta), Luis Manuel Otero Alcántara y Héctor Trujillo (mi novio en estos momentos)", añadió.

Según Bisquet, en un primer momento la dueña del apartamento le advirtió de lo sucedido sin obligarla a salir de la vivienda.

"La entrevista con aquel dudoso personaje le pareció un tanto absurda, llena de elementos insubsistentes", pero "dos semanas después, exactamente el día 5 de marzo, finalmente me llamó para decirme que tenía que salir de ahí, pues el día anterior habían ido a investigarla en el CDR y en su centro de trabajo", dijo.​

"Como ya tenía la sospecha de que el hostigamiento a esta persona no terminaría hasta que me fuese de allí, ya había considerado mudarme para casa de una amiga que vivía sola en el mismo barrio. La mudanza se efectuó el viernes 15 de marzo", explicó.

La poeta mencionó que colateralmente a estos hechos, su abuelo "fue visitado en dos ocasiones por este compañero que se hace llamar Alfredo".

"Mi abuelo, actual militante del Partido (PCC) y de reconocida labor en el Ministerio de la Industria Básica, fue sometido a escuchar la entrevista que me hiciera Radio Martí, para que no quedaran dudas de que los acontecimientos que le hacía engullir aquel personaje eran totalmente incuestionables", narró Bisquet.

De acuerdo con el testimonio de la joven, hicieron lo mismo con su padre, "solo que con este la llamada no fue satisfactoria" pues todo el tiempo cuestionó lo que decía el agente.

"Dos semanas después, el jueves 28 de marzo, me llega una citación para el día siguiente, 29 de marzo, hora: 11:00AM, en el CIRP (Carné de Identidad) de Diez de Octubre. Allí se me aplicó una multa por la Disposición Legal del Decreto No. 141, artículo 5, inciso g".

Este tiene que ver con contravenciones al régimen del carné de identidad y registro de población y establece que "se le impondrán la multa y demás medidas que en cada caso se señalan, el que: g) cambie de domicilio y sin causa justificada no se inscriba dentro de los tres días hábiles siguientes a dicho cambio en el nuevo registro de direcciones o no actualice a este efecto su carné de identidad, 20 pesos, y la obligación de inscribirse o actualizar el carné, según corresponda".

"'Esta ley, apenas se aplica, pues es incontrolable quién vive en casa de quién, al no ser que se haga una denuncia'. Estas fueron las palabras de una trabajadora en el Carné de Identidad, luego de mi entrevista con dos oficiales del MININT", puntualizó Bisquet.

"Para ya asentarme, poder trabajar con tranquilidad, había decidido no hacer ninguna declaración pública sobre el asedio que estaba teniendo; y me haría entonces una transitoria en la dirección de la casa de mi amiga para vivir así en la absoluta legalidad", explicó.

La joven poeta pensó "que se trataba de solo un primer tiempo de turbulencias y que iba a pasar (…)".

"Hasta que, en unos pocos días, justo el día 1 de abril, llegó otra citación del Jefe de Sector para mi amiga, para el día 2 de abril a​ las 2:00PM. Una vez más se fueron por las ramas hasta caer en el verdadero propósito, advertirle de mí, como si se tratase de una delincuente, preocupados por mi amistad con Otero Alcántara, quien representa para ellos ahora uno de los artistas contestatarios más alarmantes", señaló.

"El objetivo, informarle a mi amiga de una manera distorsionada de los hechos que acontecieron en la lectura de poesía, diciéndole que yo había ido a sabotear aquella actividad. Encausarme en acontecimientos y activismos políticos en los que nada tengo que ver, para concluir con una sutil amenaza sobre a quién tenía en casa", concluyó.

Bisquet participó en una lectura de poesía en la pasada Feria del Libro de La Habana donde decidió leer vistiendo una camiseta que decía #YoVotoNo.

Aunque la poeta logró leer hasta el final, y fue aplaudida por muchos de los asistentes, terminada su lectura la organizadora de dicho acto, Alejandra Ferrer Cairo, trabajadora de la Casa de la Poesía, arremetió contra la escritora con un buen tirón de pelos.

1 comentario

Imagen de Balsero

Se nota que Díaz - Canel es un demócrata. Que vaya preparando a Lis Cuesta para las Brigadas de Respuesta Rápida. Los requisitos de poco elegante y sobre excedida de peso, los cumple. Debería tomar algunas clases con Sucelys Amorfa.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.