Lunes, 19 de Noviembre de 2018
Última actualización: 00:09 CET
REPRESIÓN

Las autoridades permiten una visita 'vigilada' al activista detenido con José Daniel Ferrer

José Daniel Ferrer, detenido junto a Ebert Hidalgo. (MARTÍ NOTICIAS)

Las autoridades permitieron este miércoles una visita "vigilada" al activista Ebert Hidaldo Cruz, detenido junto al líder de la Unión Patriótica del Cuba (UNPACU) el viernes pasado, tras un incidente por el que acusan al coordinador general de la organización opositora, José Daniel Ferrer, de provocar lesiones a un oficial del MININT.

"Dejaron ver a Ebert. Su hija lo pudo ver en la Unidad de Operaciones Criminales o Instrucción Penal. La visita fue delante de un teniente coronel, quien se sentó frente a Ebert y le miraba fijo y zapateaba duro en el piso cuando se decía algo que tuviese que ver con el caso", contó a DIARIO DE CUBA, Carlos Amel Oliva Torres.

"Según su hija, Haydé Hidalgo, su padre se encontraba con una lesión en la cabeza, con un pulóver de preso con unas manchas de sangre y se mostraba muy nervioso. Incluso lloró y le dijo 'hija no te preocupes que yo voy a aguantar todo lo que me hagan'", dijo Oliva Torres.

"El temor que teníamos se confirma. Están torturándole psicológicamente y de otras formas para sacar un testimonio que inculpe a José Daniel", añadió el portavoz de la UNPACU.

En el caso de Ferrer, el líder opositor se habría negado a recibir visitas con las condiciones que le han impuesto: tener un oficial delante y no hablar sobre el caso, de acuerdo con las declaraciones del activista.

"Nosotros no creemos en una sola palabra de las que digan, no vamos a emitir un criterio sobre su situación hasta que un familiar le vea. No dejamos de creer en la posibilidad de que se puede encontrar golpeado", añadió.

Su pareja, Nelva Ortega, y uno de sus hijos, Daniel Ferrer Cantillo, "se encuentran en la unidad donde supuestamente está detenido Ferrer hasta que les permitan verlo".

"Nos siguen llegando testimonios de personas del poblado de Palmarito de Cauto que afirman que Dainier Suárez Pagán y otros oficiales de la policía política están coaccionando a trabajadores estatales y a pobladores, bajo amenazas, para que den un testimonio en contra de José Daniel Ferrer, pero sabemos que se han negado", denunció.

Más presiones y amenazas

Ortega, también activista de UNPACU en Santiago de Cuba, denunció en un vídeo subido a YouTube las presiones y amenazas que ha recibido de la policía política por su actividad a favor de la liberación de Ferrer y de Hidalgo Cruz.

Según su testimonio, estaba "en la calle recogiendo testimonios de activistas opositores pacíficos y de vecinos del área de Altamira" por la liberación de ambos activistas cuando el agente de la policía política Dairon le "coaccionó por la fuerza verbal" para que detuviera su trabajo.

Este policía de civil, a bordo de una moto, le prohibió "utilizar las calles". Ortega agregó que el agente la amenazó con que "utilizar la fuerza, por lo cual barrerían y destruirían todos los hogares, así como la sede principal" de UNPACU.

En el vídeo de la denuncia aparecen imágenes donde un hombre vestido de civil y desde una moto detenida junto al contén de la acera, habla a Ortega con una gestualidad amenazadora.

La activista indicó a continuación que en lo adelante su organización se considera bajo peligro "de allanamiento así como de asalto de la policía política".

El exprisionero político cubano se encuentra detenido desde el pasado viernes tras un incidente ocurrido con un agente policial que lo acusa de "atentado".

Ferrer estaba visitando la localidad de Palmarito de Cauto, en Santiago de Cuba, y a la salida del poblado quiso conducir el auto como parte de sus prácticas para obtener la licencia, pero le salió al paso un agente de la policía política que resultó "impactado" por el vehículo.

"El agente se tiró frente al vehículo con el fin de detener el auto y nosotros, que estábamos a cierta distancia, cuando cruzamos la calle ya él se había levantado por su propio pie, había subido a su motocicleta y se fue haciendo amenazas de que ahora sí José Daniel iba a estar de por vida preso", dijo Ortega a EFE.

La misma noche del viernes fueron detenidos Ferrer y el conductor legal del auto, Ebert Hidalgo Cruz, en la sede de UNPACU en Santiago de Cuba, y conducidos a la Unidad de Operaciones de Versalles en esa ciudad.

Ortega sostiene que el incidente fue "fabricado" y dijo saber que la doctora que emitió el certificado médico al agente policial hizo constar que este había sufrido una "lesión leve" en una mano.

Según Ortega, el instructor de la causa le dijo que su marido está sometido a una investigación acusado del delito de "atentado" a un oficial de la Seguridad del Estado y que desde el lunes su caso pasaría a manos de la Fiscalía, la cual se encargaría de determinar si quedaría en prisión preventiva o en libertad bajo fianza.

José Daniel Ferrer García, de 48 años, es el secretario ejecutivo de la UNPACU, organización que creó en 2011 tras su liberación con una licencia extrapenal como parte del "Grupo de los 75" disidentes condenados a largas penas durante la ola represiva en marzo de 2003, en su caso, por ser uno de los promotores del Proyecto Varela, liderado por Oswaldo Payá.