Domingo, 19 de Agosto de 2018
Última actualización: 17:19 CEST
REPRESIÓN

Liberado sin cargos un miembro fundador de la Cofradía de la Negritud

Participantes en un taller de la Cofradía de la Negritud. (Y. RODRÍGUEZ LÓPEZ)

Norberto Mesa Carbonell, miembro fundador de la Cofradía de la Negritud, fue liberado el martes en la tarde sin cargos, después de haber sido detenido por la Seguridad del Estado para impedir realizar una reunión programada con antelación.

"Nosotros veníamos preparando una actividad para celebrar los 20 años de la Cofradía de la Negritud y los 110 años de la fundación de los Independientes de Color en Cuba, el primer partido organizado del mundo para luchar por los derechos políticos de la población negra", explicó el activista a DIARIO DE CUBA.

Según Mesa Carbonell, la Cofradía "es la primera entidad fundada por la población negra de Cuba enfocada en la lucha contra la discriminación racial en la sociedad cubana después del triunfo de la revolución".

"Habíamos contratado y pagado el local con una entidad que pertenece a la Unión de Juristas de Cuba, todo estaba preparado, y el día antes nos llamaron para decirnos que no podían darnos el servicio porque el motor del agua se había roto", contó.

"Nosotros no necesitábamos otra cosa que el teatro y el teatro no necesita de ningún servicio de agua. Les hicimos saber que no aceptábamos lo que estaban diciendo. Le ratificamos además que al día siguiente iríamos para allá", añadió.

Fue entonces que este martes "a las 5:30AM se aparecieron unos oficiales de la Seguridad del Estado para detenerme. Me llevaron para una estación policial y me dejaron en un calabozo hasta las 3:00PM. Yo era el que tenía organizado todo y pretendían frustrar la actividad", sostuvo.

Un oficial que se entrevistó con el opositor le dijo que había "una conspiración internacional" contra Cuba. Mesa Carbonell le recordó que fue lo mismo que ocurrió el pasado año con una reunión que habían preparado en un local del Consejo Científico Veterinario.

"La Seguridad del Estado está enfocada en coartar las reuniones y actividades de las entidades que estamos involucradas en el activismo antirracista en Cuba, que no estamos comprometidos con las posiciones del Gobierno al respecto", manifestó.

"Yo estaba bajo arresto, pero hubo personas que fueron llegando al lugar planificado, a nadie se le dijo que se iba a suspender, allí estas personas se pusieron a reclamar el derecho a la reunión. No los dejaron entrar pero se reunieron en la calle y abordaron, como pudieron, lo que estaba previsto. Después se retiraron", añadió.

"Independientemente de que lograron frustrar en parte la actividad, el tiro les salió por la culata porque la acción represiva tuvo repercusión fuera de la Isla. Perdieron la perspectiva de que la semana que viene Cuba va a estar sentada en Ginebra ante el Comité contra la Discriminación Racial. Alguna explicación alguien le pedirá de este hecho contra la población afrodescendiente cubana", consideró el activista.

"Más allá de la acción contra nuestra actividad, esa represión lo que puso en evidencia es cómo eso que se quiere discutir en el nuevo Proyecto de Constitución, del derecho a la asociación pacífica y otros temas, ellos mismos lo irrespetan", denunció.

"Coartaron nuestro derecho a celebrar dos hechos que tienen mucha importancia para la población negra de Cuba. Además íbamos a hacer un llamado a las personas allí presentes a participar responsablemente en la discusión de la reforma constitucional, que no tiene reflejados los intereses de la población negra", concluyó.