Miércoles, 21 de Noviembre de 2018
Última actualización: 20:32 CET
DISIDENCIA

Rosa María Payá: El legado de Oswaldo Payá vive cuando está en marcha en Cuba un 'teatro'

Familia Payá Acevedo. (TWITTER/@ROSAMARIAPAYA)

La opositora cubana Rosa María Payá subrayó este fin de semana que el legado de su padre, Oswaldo Payá, sigue vivo cuando se cumplen seis años de su muerte y está en marcha en Cuba una reforma constitucional que a su juicio es a la vez un "teatro" y una "trampa".

"Las palabras de mi padre son especialmente relevantes hoy, pues denuncian el intento de la familia Castro y el grupo de generales de la dictadura por perpetuar su poder a través de lo que mi padre llama 'cambio fraude', que es exactamente lo que buscan con este teatro de reforma constitucional", dijo Payá a EFE.

Payá, que lidera la iniciativa Cuba Decide, habló así horas antes de la celebración de una misa de acción gracias en Miami con motivo del sexto aniversario del "doble crimen de Estado" del que fueron víctimas su padre (1952-2012) y Harold Cepero (1980-2012).

La ceremonia tuvo lugar el domingo en la ermita de la Caridad del Cobre en Miami, un lugar de devoción y encuentro para los exiliados cubanos.

Payá y Cepero murieron el 22 de julio de 2012 en Bayamo (Cuba), en un suceso que el régimen presentó como un accidente y que su familia y activistas consideran un atentado orquestado por la Seguridad del Estado.

El incidente tuvo lugar al salirse de la carretera el automóvil en el que viajaban, que era manejado por el político español Ángel Carromero. El chofer, que sobrevivió, fue acusado en Cuba de conducción temeraria y juzgado por ello.

Rosa María y su madre, Ofelia Acevedo, afirman que no se trató de un accidente, sino que agentes de la Seguridad del Estado cubano provocaron con otro vehículo que el automóvil se saliera de la vía.

La hija del político opositor afirmó que la misa busca "honrar" las vidas de su padre y de Cepero y "agradecer su legado".

La familia —agregó— está animada por la reciente publicación del primer libro del fundador del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), La noche no será eterna (Editorial Hypermedia, 2018), y por el hecho de que el Senado de EEUU haya retomado una iniciativa "para cambiar el nombre de la calle frente a la embajada cubana en Washington por el de Oswaldo Payá Way".

La iniciativa se remonta a 2015 y es apoyada por senadores como Ted Cruz, Marco Rubio y Bill Nelson, subrayó.

Sobre la reforma constitucional que ha anunciado el Gobierno cubano, afirmó que "la dictadura necesita desesperadamente legitimarse ante el gran descontento del pueblo" y la "inminente desaparición física de los llamados 'líderes históricos'".

También ha influido, dijo, "el apoyo que ha ganado el reclamo ciudadano de plebiscito para cambiar el sistema", lo que propone el movimiento Cuba Decide que ella encabeza.

La reforma será sometida a un referendo pero, según Payá, todo el proceso es un "fraude" y "carece de garantías".

Señaló al respecto que los "redactores del anteproyecto", miembros de la Asamblea Nacional, "no han sido elegidos por los ciudadanos cubanos", y que "no hay posibilidad de hacer campaña, ni presencia de observadores independientes, ni posibilidad de conteo paralelo, ni libertad para no ir a votar sin ser coaccionado" de cara a la anunciada consulta popular.

Además, agregó, "gane el sí o gane el no, el resultado es el mismo: Partido Comunista a perpetuidad", porque "la dictadura" ya ha dejado clara la irrevocabilidad del socialismo y del partido comunista como "fuerza rectora de la sociedad y el Estado".

Oswaldo Payá, premio Sajarov 2002, será recordado también esta semana en un acto en Miami en el que se hará la presentación oficial de su libro La noche no será eterna, publicado en Amazon el pasado 5 de julio.

El libro se subtitula Peligros y esperanzas para Cuba, está prologado por la viuda de Payá, Ofelia Acevedo, y su propósito no es otro que, como explica su autor, "ayudar a descubrir que sí podemos vivir el proceso de liberación y reconciliación y caminar al futuro en paz". 

4 comentarios

Imagen de Orlando Luis Pardo Lazo

Lean el libro de Ángel Carromero MUERTE BAJO SOSPECHA (está en Amazon) sobre el asesinato de Oswaldo Payá y Harold Cepero a manos de Castro en Cuba, el 22 de julio de 2012.

Imagen de el viejo capao

ay, cuba bella, como me duele tu situación con los asquerosos castros caminando sobre tu bella tierra, esos bichos deberían caminar sobre el concreto de una prisión de máxima seguridad...

Imagen de Pedro Benitez

No existe totalitarismo mafioso capaz de suprimir, frenar o desactivar un movimiento de base en ambas orillas.  Cuba Decide ofrece una estrategia única, porque invita al pueblo a votar acompañado de la comunidad internacional; accionando un método de interacción con el pueblo que al mismo tiempo entrega el derecho a la votación libre.  (En lo que se articula la estrategia se incorporan los derechos); solo falta obtener la masa crítica necesaria para proyectar la estrategia.  Precisamente, no debemos esperar por festivales o eventos públicos en Miami para influir sobre el exilio.  El intercambio de Cuba Decide con el exilio en las calles de Miami debe ser sostenido, porque los cubanos responden a la interacción personal, y no hay tiempo para regalar al opresor.  El éxito de Oswaldo Paya en forzar al totalitarismo a cambiar la constitución y desenmascarar al tirano, en gran parte se debe a su interacción personal con los cubanos. El desempeño de Rosa María con la comunidad internacional es insuperable; y el exilio la está esperando.  

Imagen de Ricardo E. Trelles

// El tema // - - - -  Sí si si: "son malos", "son malos", "son malos", "son malos", "son malos. - - - - - - Eso está perfectamente claro desde hace sobrado tiempo. El tema tiene que ser QUÉ HAY QUE HACER, QUE SE PUEDE HACER, para enderezar el camino de Cuba *a pesar de que existen los malos*, en un tiempo razonable y bien. "Los malos" no son todopodrosos, no estamos para nada perdidos.- - - - -  El tema tiene que ser QUÉ HAY QUE HACER, QUE SE PUEDE HACER.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.