Miércoles, 15 de Agosto de 2018
Última actualización: 03:03 CEST
REPRESIÓN

La Seguridad del Estado libera bajo 'amenazas' al colaborador de DDC Eliécer Palma Pupo

Eliécer Palma Pupo. (MARTÍ NOTICIAS)

El activista Eliécer Palma Pupo, colaborador de DIARIO DE CUBA, fue liberado el lunes en la tarde, después de casi 72 horas detenido tras un registro en su vivienda en la localidad de San Germán, Holguín. Fuerzas del régimen le confiscaron medios de trabajo, documentos y unos 100 libros, según denunció él mismo a DDC.

"El viernes 26 las autoridades de la Seguridad del Estado de Holguín con las de San Germán vinieron a mi vivienda a efectuarme un registro. Venían específicamente, según el vocabulario que usaron, buscando 'todo material para hacer contrarrevolución'. Ellos le llaman así a una cámara que puedas tener, a una memoria, teléfono, cargadores, bibliografía", precisó.

"De hecho estoy denunciando que me llevaron mi biblioteca completa, alrededor de 100 libros que para ellos son 'material subversivo'. Me llevaron discos, cosas personales como fotografías de amistades del exilio, dos memorias extraíbles de 16 y 4 GB que por cierto no eran mías, como tampoco lo era la cámara", contó Palma Pupo.

"Automáticamente después del registro me llevaron para instrucción penal en Pedernales, donde permanecí desde el viernes hasta el día de ayer (lunes) alrededor de las 4:00 pm. Fui también llamado a interrogatorio durante la estancia. Todo consistía en amenazas de que dejara de escribir, que estaba dañando las instituciones estatales", añadió.

"Me dijeron que yo no estaba acreditado para escribir, que no pertenecía a la UPEC, que no lo puedo hacer, que es ilegal, que incurro en un delito que está latente ahí", insistió.

Para el periodista independiente, "esas son las mismas amenazas, el mismo lenguaje que emplean a nivel de país para reprimir e intimidar al periodismo independiente".

"Usaron la frase de usurpación de funciones. También que estoy difundiendo noticias falsas, pero para nada, todo lo que he escrito ha sido testimonio de quienes sufren las situaciones", defendió.

"Me advirtieron que no volviera a incurrir porque entonces tomarían otras medidas conmigo", dijo.

"Quiero señalar que al registro trajeron dos mujeres como testigos que no eran de la cuadra o el barrio. Fueron escogidas: una que trabaja en la UJC municipal y otra la administradora de un mercado estatal agropecuario", manifestó Palma.

El activista declaró que al frente de la operación estaba "el oficial de la Seguridad del Estado que se identifica como Freddy y el mayor Parra de Instrucción Penal, junto a otros tres oficiales más, incluido Yasmany Suárez, que es quien atiende San Germán".

"La experiencia fue muy amarga. Nunca había sido objeto de registro en mi vivienda. Creo que si hay dos cosas difíciles en esta vida es atravesar por un registro y por un acto de repudio, son cosas terribles que no se las deseo a nadie", manifestó.

"Ni el acta de ocupación, ni la de liberación el lunes las firmé. Nuestra firma es en vano", consideró.

Recordó que el 21 de diciembre de 2016 fue despojado de varios medios de trabajo, de lo cual no se ha podido recuperar todavía. "No me han devuelto nada", señaló.

Por último, Palma Pupo denunció las "pésimas condiciones del centro" donde estuvo.

"Es difícil dormir en ese tipo de celdas, por la cantidad de mosquitos, el calor. Tengo testimonios de personas con las que compartí celda que se sienten mal de salud. Hay personas con 30 días en esas condiciones, otras hasta 50", explicó.

"Sigue siendo un centro de tortura, aunque no te den golpes, psicológicamente te destruye. Es muy difícil conciliar un sueño allí", concluyó.

Palma Pupo fue expulsado de su trabajo en 1998 por escribir un chiste en forma de pregunta a Fidel Castro.

En este diario, Palma Pupo ha publicado recientemente varios trabajos de denuncias sobre "arbitrariedades" cometidas a cuentapropistas, sobre las condiciones de la vivienda en la localidad de San Germán, los problemas en el transporte y sobre la situación de varios casos sociales.

Varios periodistas de DIARIO DE CUBA han sufrido detenciones, amenazas en los últimos meses. Entre ellos, Osmel Ramírez Álvarez, de Holguín; Manuel Alejandro León, de Guantánamo; Maykel González Vivero, de Villa Clara, y Frank Correa, de La Habana. Asimismo, las autoridades han impedido viajar al exterior a Joan Manuel Núñez Yusimí Rodríguez.

En Baracoa, provincia Guantánamo, las fuerzas del régimen detuvieron el pasado 28 de enero al opositor Francisco Luis Manzanet cuando se disponía a participar en una actividad de homenaje a José Martí.

Dos integrantes de la Policía lo interceptaron y le ocuparon más de 50 materiales impresos, las fotos de opositores "asesinados por la dictadura", y discos con programas audiovisuales de Radio y TV Martí que llevaba consigo, explicó el activista durante su participación en el programa Contacto Cuba.

Las autoridades lo interrogaron por más de dos horas y le presentaron un acta de advertencia, que no firmó, en la que lo acusan de "dirigir actividades totalmente nocivas contra la revolución".

1 comentario

Imagen de Pedro Benitez

Felicidades, esto muestra la efectividad de DDC fuera y dentro de Cuba.

Necesita crear una cuenta de usuario e iniciar sesión para poder comentar.