Lunes, 17 de Diciembre de 2018
Última actualización: 15:49 CET
Represión

El periodista de DDC Osmel Ramírez denuncia una 'campaña difamatoria' en su comunidad

El periodista de DDC Osmel Ramírez Álvarez. (DDC)

El periodista de DIARIO DE CUBA Osmel Ramírez Álvarez denunció lo que considera una "campaña de difamación" en su contra por parte de funcionarios estatales en el barrio de Guayabo, municipio Mayarí, Holguín, donde reside.

Ramírez, quien además cultiva tabaco, ha criticado "numerosas irregularidades" y "mal funcionamiento" que provocan quejas e inconformidades entre los campesinos de la cooperativa a la cual pertenece.

"La presidenta de la cooperativa, Teresa Aguilera, es quien personalmente está ejecutando una campaña difamatoria contra mi persona", dijo el periodista. "Pretende minar mi prestigio y liderazgo natural entre los campesinos, a pesar de que decidí no enfrentarla ante los múltiples problemas por su pésimo y 'oscuro' desempeño. Es que doy toda mi prioridad en este momento al periodismo y evito vulnerabilidades adicionales", explicó.

"Lo que pasa —añadió— es que la presidenta está siendo investigada por quejas de los campesinos a diferentes niveles, y de la representante política de la ANAP (Asociación Nacional de Agricultores Pequeños) en la cooperativa, expulsada de su cargo arbitrariamente por ella y los cuadros municipales de la organización, sin contar con los socios que la elegimos", añadió.

"Su crimen ha sido ponerse del lado de los campesinos, como exige su cargo, y no apañar los manejos turbios de Aguilera, como al parecer hace la ANAP municipal", señaló Ramírez.

"En la asamblea de asociados hace una semana se formó tremenda discusión y, ante las intervenciones claras y precisas, en vez de reconocer sus errores, la presidenta de la cooperativa solo decía 'esto es lo que le conviene al enemigo'", relató el periodista.

Insistió en que ha tratado de mantenerse al margen para priorizar su labor periodística y porque corre "el riesgo de ser acusado de promover el descontento".

"Y aún así me quieren responsabilizar", indicó. "La presidenta de la cooperativa está diciendo que yo soy el causante de que los campesinos se le hayan revirado, acusándome de opositor, contrarrevolucionario y hasta de mercenario. Infunde miedo en la gente para que teman 'marcarse' si se relacionan conmigo o para evitar que me propongan siquiera en una comisión de fiscalización, porque sabe que yo detectaría sus cambalaches", agregó.

"Calificándome de opositor esta señora pretende principalmente desviar la atención de las autoridades municipales y provinciales hacia mi persona, convirtiendo las acusaciones de corrupción en su contra en un problema político", advirtió Ramírez.

"Al parecer, en alguna medida lo está logrando, porque la comisión de la ANAP provincial que la visitó recientemente por las denuncias se mostró inquisitiva con los que han presentado quejas y aparentemente quieren evitar la necesaria auditoría", alertó.

El periodista, quien estuvo preso e incomunicado durante tres días en noviembre pasado tras un aparatoso registro en su casa por su trabajo para DDC, dijo que su familia teme por su situación.

"Ellos sufren y viven en zozobra desde que fui detenido y amenazado con cárcel, y son muchas las personas que nos cuentan las difamaciones que se divulgan y que se me culpa de promover las insatisfacciones", declaró Ramírez. "Me quieren coger de chivo expiatorio para tapar la corrupción", consideró.

Ramírez, quien sigue bajo presión de la Seguridad del Estado, teme que este escenario pueda ser utilizado en su contra.

"Siempre es un riesgo", dijo. "Los actos de dudosa legalidad y el mal trabajo de la presidenta de la cooperativa son de conocimiento general en el barrio y generan de manera espontánea gran rechazo e insatisfacción entre los campesinos. La institución que la apoye quedará frente al pueblo como cómplice y el que la combata como un héroe en el barrio. Es demasiado sucio, pero aún así corro un riesgo real", concluyó.

Osmel Ramírez es también colaborador del diario digital Havana Times y de grupos de opinión como Socialismo Participativo y Democrático. Tanto él como su familia han sido amenazados por la Seguridad del Estado con un proceso penal "por cualquier delito común" y con la cárcel, si continua con su trabajo como periodista independiente.

1 comentario

Imagen de Anónimo

Esa es la basura del desgobierno de los fascistas castros....

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.