Lunes, 20 de Noviembre de 2017
13:46 CET.
REPRESIÓN

Condenados dos activistas a pagar 1.000 pesos de multa por el supuesto delito de 'ultraje sexual'

Los hermanos opositores Juan Alberto y Bárbaro de la Nuez Ramírez, presidente y vicepresidente del Movimiento Ciudadano Reflexión y Reconciliación, fueron condenados este martes a pagar una multa de 1.000 pesos cubanos cada uno por el delito de "ultraje sexual", según denunciaron ellos mismos a DIARIO DE CUBA.

"Nosotros no cometimos ultraje sexual como quedó demostrado en el juicio. El policía que testificó dijo que nosotros no nos habíamos quedado en ropa interior en el lobby de la unidad policial, sino en los calabozos. Nos condenan por un delito sin existir pruebas", condenó Juan Alberto de la Nuez.

Asimismo, explicó que las autoridades del tribunal municipal de Colón, en Matanzas, no aceptaron las pruebas que presentó su abogada de la defensa: "La foto que presentó para la defensa no fue aceptada. Nuestra testigo no fue aceptada. La abogada demostró que no estábamos desnudos ni en el calabozo ni en el lobby".

"No nos cabía el delito. El supuesto delito no está conforme con lo que dicen las leyes. Además, nos aplicaron una pena mayor que la máxima que estipula el Código Penal", agregó De la Nuez.

Además, precisó que apelar "es imposible. Buscar justicia en un país donde no existe es imposible".

Sobre la condena impuesta tanto a él como a su hermano, acotó que a la abogada de la defensa le pareció "injusta": "Ella salió insultada de allí".

De acuerdo con el presidente del Movimiento Ciudadano Reflexión y Reconciliación, todo comenzó cuando el pasado 7 de marzo él y su hermano fueron detenidos en las calles de Colón "sin justificación alguna" y de allí fueron llevados a una unidad policial.

"El día 7 de marzo cuando nos encontrábamos caminando por la calle, nos detienen agentes sin motivo alguno. Nos dicen que los acompañemos a la unidad y no nos explican. Nos dicen: 'En la unidad les explicamos'. Ya en la unidad nos empujaron, nos quitaron las pertenencias, sin darnos ninguna justificación. Allí nos plantamos en huelga de hambre, de palabra y de sed. Estuvimos más de 24 horas detenidos. A un criminal, se le permite llamar a su familia. Nosotros estuvimos desaparecidos por más de 24 horas, porque no nos dejaron llamar a nuestros familiares", relató.

Al comenzar la huelga de hambre y de palabra, los activistas se quedaron en ropa interior en el calabozo: "Nunca nos quitamos la ropa en el lobby. Nos quedamos en calzoncillos en el calabozo. Una práctica que es muy común entre los presos cubanos".

De la Nuez, además, condenó "el cerco total de las fuerzas del régimen" para que otros activistas "no llegaran al juicio" de este martes.

"Querían que nos viéramos solos. Todo estaba militarizado, las calles tomadas. A alrededor de siete activistas los sacaron del tribunal y a otros muchos no los dejaron llegar ni hasta allí", concluyó De la Nuez.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 1 ]

Imagen de Anónimo

Pero acaben de una vez de alzarse contra ese tiranía, carajo. O sigan aguantando palos.