Miércoles, 19 de Diciembre de 2018
Última actualización: 02:13 CET
Béisbol: Serie Nacional

Rivalidad temprana y estadios llenos para ver la pelota cubana

Juego entre Industriales e Isla de la Juventud. (INDUSTRIALES)

La nueva Serie Nacional acaba de vencer la primera semana del calendario mostrando un empate en la parte más alta de la tabla de posiciones entre un tercio de los equipos.

Los Leones de Industriales, los Cazadores de Artemisa, los Tigres de Ciego de Ávila y las Avispas santiagueras, con balance de cuatro victorias y dos reveses, unido a los Toros camagüeyanos y a los Azucareros de Villa Clara, con tres éxitos en cuatro salidas, amanecen este viernes abrazados en el puesto de privilegio, en medio de un creciente interés por parte de los aficionados.

A pesar de las reiteradas inconformidades de la afición por las derrotas internacionales y las lógicas decepciones que arrastran, de la pérdida de la supremacía en torneos regionales y del mutismo de las autoridades deportivas, se han llenado los estadios en este comienzo y el béisbol ha vuelto a ser punto de debate en barrios y peñas deportivas.

El buen comienzo del conjunto azul de la capital, "el más querido y el más odiado", como muchos lo llaman, y el regreso de equipos tradicionales como Santiago de Cuba y Villa Clara a la parte más alta de la tabla de posiciones, son factores que han motivado al público y que auguran un campeonato de grandes rivalidades.

Nuevos nombres como Andrés Hernández, de Industriales, conectando para casi 500 en sus primeros seis partidos como titular; la tremenda labor de Norge Carlos Vera, hijo del estelar Norge Luis, integrante de los equipos nacionales, lanzándole un partido de solo tres indiscutibles a los dos veces campeones Alazanes de Granma; el juego sin hits en cinco entradas protagonizado por Ricardo Martínez, de Artemisa; y el cuadrangular del exjuvenil Víctor Labrada, también de Industriales, en su primer turno al bate en series nacionales, son algunos de los momentos que le han dado luz a este inicio de temporada.

William Luis Campillo, reverdeciendo laureles, y el talentoso Pedro León, de Matanzas y Mayabeque, respectivamente, con sus tres cuadrangulares conectados, son otros de los puntos que llaman la atención en estos siete días de competencia.

No obstante las quejas de periodistas por la falta de actualización, la lentitud y la desorganización de la página estadística del béisbol nacional, a punto de crear el caos en los medios de prensa, estos se las han ingeniado para mantener informados a los fanáticos, creando a veces complejas redes internas entre amistades y personas relacionados que se ayudan mutuamente a la hora de informarse.

La serie número 58 promete ser una de las más peleadas de los últimos tiempos, en vísperas de un año sumamente complejo para las aspiraciones nacionales, por estar en juego la clasificación olímpica, que muchos empiezan a ver inalcanzable. Nos vemos en el estadio.

1 comentario

Imagen de Gusano Integral

Boris, ya que lamentablemente DDC no me permite comentar en sus artículos sobre la dicotomía fútbol - beisbol en Cuba, lo hago aquí: sus ideas sobre un supuesto plan del gobierno cubano para privilegiar el fútbol y dañar el beisbol en la Isla, son absolutamente delirantes y lo que es peor, usted reproduce el discurso de la dictadura, que se basa precisamente en "defender" al beisbol como si la preferencia de la gente por un deporte fuera una cuestión de estado, como si una cuestion tan abstracta y tan cambiante como la "identidad nacional" justificara el avasallamiento y los abusos que han sufrido futbolistas y aficionados cubanos desde que los Castro llegaran al poder. Más allá de que usted obviamente está desactualizado sobre la historia y actualidad del futbol cubano, sepa que como seguidor del mismo por más de 20 años, sus alucinaciones me ofenden y desagradan profundamente. Hay que ser bastante ingenuo, o ser un profundo desconocedor del tema, para no valorar la Guerra sin cuartel que el gobierno cubano ha desplegado contra el desarrollo del futbol en ese pais; y para pensar que porque se pone mucho futbol internacional en la televisión, eso significa el fin de esa guerra sin cuartel. Usted lo que esta es (ojala que inocentemente), haciendole el juego al Sistema. O bien jugando sucio en favor de su amado beisbol. En uno de sus artículos usted habla de un "maquiavélico plan", pero parece ignorar la magnitud del adjetivo. Usted desconoce que si bien el gobierno, en efecto, busca entretener y despolitizar a las masas con tantas transmisiones de futbol, eso tiene un efecto boomerang para el futbol cubano: que las autoridades politicas y deportivas tienen absolutamente clara la estrategia de impedir que la Seleccion cubana de este deporte despliegue todo su potencial. ¿Usted no sabe que el equipo Cuba de fútbol recientemente se ha pasado más de un año sin jugar un solo partido internacional? ¿Usted no sabe cuanto miles de dólares desvió el INDER del Programa GOL de la FIFA para utilizarlos en infraestructura del beisbol (las cercas de esponja en los "fields" de cada estadio provincial de pelota, por ejemplo? ¿Usted no sabe que en los años 90, cuando el campeonato nacional de futbol comenzó a llevar más público a los estadios de beisbol que los propios partidos de pelota, las autoridades enarbolaron ese mismo concepto de "defender el deporte nacional" para prohibir que se jugara futbol en esos estadios, y mando el futbol de primera division de Cuba a jugarse en potreros sin graderios, baños ni camerinos para los jugadores? ¿Usted no sabe que cuando uno de los mejores clubs de la Liga Francesa, el Olympique de Marsella, quiso fichar al futbolista pinareño Lázaro Darcourt, fue un pelotero, Omar Linares, quien tuvo el poder de exigirle explicaciones al INDER, porque "cómo iba a ser posible" que el primer jugador profesional de deportes de equipo en la era revolucionaria, no fuera a ser un pelotero", y el fichaje se frustró? ¿Usted no sabe que mientras deportes con menos popularidad como el baloncesto y el balonmano ya convocan a jugadores cubanos que juegan en ligas extranjeras, la Asociacion cubana de Futbol no convoca ni siquiera a los futbolistas que estan jugando en ligas extranjeras bajo el ala del INDER, (ya no hablar de aquellos que lo hacen por gestion propia)?Y tantos otros "Usted-no-sabe", que podria llenar paginas aquí. Duele que alguien que se dice periodista independiente muestre ese nivel de superficialidad y utilice fracesitas de la dictadura. Boris, en resumen, usted no sabe de lo que está hablando. Hágase el favor de no irse más con la de trapo y de no arremeter más contra un deporte al que los Castro convirtieron en Disidencia, en oveja negra del movimiento deportivo cubano. No ataque más a unos deportistas y unos aficionados que en muchos casos, llevamos años de lucha, de denuncia, de sufrimiento, para conseguir lo poquito que se ha conseguido en cuanto a difusión y visibilidad del futbolista cubano. Si quiere defender la pelota, me parece perfecto, pero sin comulgar con el enemigo mayor que todos tenemos en común, que es el gobierno castrista.  

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.