Lunes, 23 de Abril de 2018
Última actualización: 09:23 CEST
Fútbol

El clásico Barça-Madrid hace madrugar a miles de aficionados cubanos

Aficionado del Barcelona celebra tras la victoria sobre el Real Madrid. (AFP)

Miles de jóvenes cubanos madrugaron este sábado convocados por el clásico entre el Real Madrid y el FC Barcelona, un triunfo del fútbol en la tierra del béisbol, reporta la AFP.

El clásico "es el único partido que todo el mundo quisiera ver y, por diferencias de horario, hemos tenido que madrugar", dijo a la AFP Ricardo Velázquez, un hincha del Barça de 34 años, estudiante de Derecho y empleado público.

Tras un café algunos salieron hacia las "peñas" para ver el partido con los fanáticos de su equipo.

Velázquez y una veintena de jóvenes fueron a la Sociedad de Beneficencia de los Catalanes, donde se reúne la peña fundada en 1996 por un grupo de empresarios catalanes en La Habana y un mínimo de cubanos. Hoy son casi todos locales.

Cuenta que en 2009 dejó de ir a una excursión en Varadero y se gastó todo el dinero que tenía en ese momento por ver la final de ese año, en el hotel Habana Libre.

Precisamente en ese hotel radica el cuartel general del Real Madrid y más de un centenar de jóvenes, no solo merengues, amanecieron en un gran salón para presenciar el juego.

"En Cuba hay un furor brutal por el fútbol que comenzó en 2008-2009, más o menos, coincidiendo con la victoria de España en el Mundial de 2010", cuenta el diplomático español Álvaro Kirpatrick, presidente de la peña madridista.

Otros quedaron en casa, entre amigos y vecinos, frente a los televisores, listos a las 7:00a.m. locales.

Y la bulla despertó temprano a muchos en La Habana. Cada uno de los tres goles anotados por el Barcelona en esta jornada provocó vítores a todo pulmón, y acaloradas discusiones entre hinchas de equipos rivales.

"Me despertaron los gritos, pensé que era otra cosa", dijo Vanessa Fernández, de 38 años, vecina del barrio Santos Suárez.

Nueva pasión

La pasión por el fútbol, un deporte casi desconocido hace 20 años en Cuba, ha crecido entre los jóvenes impulsada por la transmisión en vivo por la televisión (toda estatal).

Una mayor cobertura en la prensa y la modernización del estadio Pedro Marrero (La Polar), con ayuda financiera de la FIFA, también han contribuido, y en toda la Isla son frecuentes jóvenes con camisetas de sus equipos.

Seguir el fútbol internacional en Cuba "hoy es un poco más fácil que antes" debido a una mayor difusión, dice el vicepresidente de la peña del Barça, José Enrique Gómez, de 38 años, "antes era por radio de onda corta", recuerda.

Y no es que el fútbol haya desplazado al béisbol, deporte nacional, pero sí rivaliza con él, hasta ahora monarca absoluto. La ventaja del béisbol radica en la tradición y en la fuerza de los equipos locales en la Serie Nacional, cosa bien distinta aún en un fútbol rezagado.

"Cuba descendió al puesto 180 en el ranking mundial de la FIFA, posición más baja desde 1993, donde el equipo absoluto varonil de la mayor isla de las Antillas resultó en ese escaño entre 211 naciones del orbe", informó el viernes el diario deportivo digital Jit.

La rivalidad Madrid-Barça en Cuba "es totalmente apolítica", opina Kirpatrick.

Gómez piensa que muchos cubanos se hicieron barcelonistas por admiración a Lionel Messi, pero en su caso es porque opina que "los catalanes representan a los trabajadores" y los madridistas a la monarquía.

Archivado en

Comentarios [ 1 ]

Imagen de Anónimo

Gómez es un berraco del régimen que sigue el estúpido juego del gobierno de politizarlo todo.  mente corta la del señor.