Jueves, 23 de Noviembre de 2017
19:46 CET.
BOXEO

Los cubanos reconquistan el ring en Hamburgo 2017

Johanys Argilagos abrió este sábado la senda dorada de los cubanos en el Campeonato Mundial de Boxeo Hamburgo 2017, al vencer en la primera pelea de la cartelera final al uzbeco Hasanboy Dusmatov, de la división de los 49 kilogramos.

Según recogió el sitio oficial Cubadebate, con una gran velocidad en sus desplazamientos, Argilagos superó en la media y larga distancia al campeón olímpico de Río de Janeiro-2016, quien no tuvo oportunidad de explotar su golpeo en el cuerpo a cuerpo, donde mejor se desempeña.

De esta manera, el pugilista isleño reeditó la corona conquistada en la edición precedente de Doha-2015, cuando con apenas 18 años sorprendió a especialistas de este deporte.

El segundo en hacerse con el título mundial fue Yosbany Veitía tras vencer en la final de la división de los 52 kilogramos al uzbeco Jasurbek Latipov.

En una de sus presentaciones poco vistosas, Veitía alcanzó su primera corona mundial, tras vencer al representante europeo por decisión unánime de los jueces de 5-0.

El triple monarca del orbe Lázaro Álvarez (60) quedó sin opciones de conquistar su tetracampeonato al ceder por 0-5 ante el francés Sofiane Oumiha.

Por su parte, Andy Cruz venció en la final de la división de los 64 kilogramos al uzbeco Ikboljon Kholdarov.

Con votación unánime de los jueces por 5-0, Cruz escaló por vez primera en su carrera a lo más alto del podio de premiaciones.

Asimismo, el cubano Julio César La Cruz se convirtió este sábado en tetracampeón mundial al vencer por votación unánime de 5-0 al irlandés Joseph Ward en la final de la división de los 81 kilogramos.

La Cruz se apoyó en su habitual técnica de constantes desplazamientos sobre el ring, con entradas y salidas, para alzarse con el cuarto triunfo de los cubanos en Hamburgo.

Con este éxito, el pugilista caribeño igualó a su coterráneo Juan Hernández Sierra en cantidad de títulos conquistados, con cuatro.

Erislandy Savón resultó el quinto en escalar lo más alto de la premiación, luego de vencer al ruso Evgeny Tishchenko en la final de la división de los 91 kilogramos.

Savón conquistó su primer metal áureo en citas del orbe tras tomar desquite por decisión dividida de los jueces por 3-2 del pugilista europeo, quien lo había vencido en la semifinal olímpica de Río de Janeiro-2016, cita en la cual terminó por coronarse campeón.

El boxeador antillano se vio en excelente forma física, con rápidos desplazamientos en el ring y con acertados golpes rectos y de swing, para dominar a su rival.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 3 ]

Imagen de Anónimo

Los boxeadores amateurs buenos pasan rápido a profesionales. Por eso los cubanos ganan, son viejos contra jóvenes. El mejor ejemplo es el del francés que le ganó al cubano: es el único francés del equipo de Río que no ha pasado a profesional. Si todos hicieran como el, los cubanos no ganarían. Así de simple.

Imagen de Anónimo

No entiendo tu afirmacion. Son profesionales por que? porque son mejores a los que se enfrentan? que afirmacion mas descabellada. Tu te conviertes en profesional cuando compites como profesional,si no lo haces sigues siendo amateur. El que seas el mejor no te califica como profesional.

Imagen de Anónimo

Los cubanos son practicamete profesionales y se enfrentan a boxeadores amateurs. Por eso siempre ganan en eventos como estos