Lunes, 25 de Septiembre de 2017
13:48 CEST.
Poesía

Poema del lacayo del faraón (su secuaz número 1) convertido en refugiado

 

En el centro comercial,

cosido de gangarrias

Tommy Hilfiger

—es una observación de mi pareja—

he visto al más intenso

de los lacayos del faraón

pasearse como refugiado.

Extraño tráfico el de su vida:

de favorecido

por una entrega quizás no recíproca

—pero bien remunerada allí—,

a pobre tipo de acá,

donde todos somos menesterosos.

Tanto que, con seguridad, las gangarrias

que el ahora-refugiado muestra

—es otra observación de mi pareja—

serán antiguos galardones de caza,

mercancías del vínculo

con el poder anterior

y no premios de esta vida dislocada,

con túnicas y entornos

que huelen a fritanga.

 

Precisamente por eso miramos al detalle

—con ilusión y asombro—

cada anuncio de prosperidad

en nuestros similares.

Aunque podríamos sospechar

—es una conclusión de mi pareja—

que también aquí

este señor viva mejor que nosotros.

 


Gleyvis Coro Montanet nació en La Tirita, Pinar del Río, en 1974. Ha publicados los poemarios Aguardando al guardabosque (Ediciones Loynaz, Pinar del Río, 2006) y Jaulas (Letras Cubanas, La Habana, 2010), así como una novela: La burbuja (Unión, La Habana, 2007).

Otros poemas suyos: Cocina con bajos recursos, A un poeta anterior, en testamento, Llamar a Cuba y Nana de la mujer con fusil y bebé.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.