Domingo, 25 de Junio de 2017
13:58 CEST.
Poesía

Short message

 

Poetas novatos como todos nosotros
los presos de la base naval apenas ven lo que los rodea.

Escribir significa menos liberarse a sí mismo
que indicar las buenas condiciones de la cárcel.

Constrúyete una cárcel de palabras
y olvidarás más fácil la cárcel que te rodea.

Si te convence a ti mismo
no importa la condena de los demás.

¿Y qué poemas escriben
los marines que los cuidan?

Un poema llamado "Submarino"
y un poema llamado "Alimentación a la fuerza".

[nena estoy bien: hoy le he sacado a golpes
la verdad a 1 sarraceno].

Aunque al poder le conviene la prosa,
si se pone cachondo manda versos.

No es lo mismo venirse en un Nokia
que en vasitos de poliestireno.

 


José Ramón Sánchez Leyva nació en Guantánamo en 1972. Sus últimos libros publicados son Marabú (Torre de Letras, La Habana, 2012) y El derrumbe (Letras Cubanas, La Habana, 2012). Es editor de la revista La Noria. Este poema pertenece a su libro inédito Gitmo.

Otros poemas suyos: El nacimiento de una prisión, La forma de la bahía, Ave de paso e Imposible.