Lunes, 18 de Diciembre de 2017
09:34 CET.
Poesía

Lanza masái

 

                          A José Bedia

 

Dicen que de la lanza solo importa el recorrido
Del recorrido depende tu destino
Ella ha saltado ya sobre tu cabeza iluminada
Corona tu viaje  y ensarta cada intento de vuelo
Se encarna en el aire la protección sobre el daño y ahoga y aúlla con su silbido nocturno ciego memorable
Es el viaje lo que importa cuando gira femenina y segura hasta alcanzar la herida
Ah la herida      esa ya había sido abierta mucho antes de que alguien puliera la punta de un delirio para salvarse.

Muchos años antes de ser lanza fue árbol y ahora es aire y es sangre y es danza sagrada protección mágica          resguardo y fe
Mucho antes de ser capturada y coleccionada fue ira  
veneno y antídoto
Mucho antes de ser arrancada del cuerpo ella misma era un cuerpo que nos podía acompañar
Mucho antes de ser tuya eras tú mismo derramando tu cuerpo en otra sed ajena        desperdigando tu alma en  almas cautivas
Despertando un peligro del que ella siempre te defiende y vence
Yo soy y he sido tu lanza masái  tu cuchilla de seda tu ofrenda
Arma y cuido    alturado contacto con el sol  saeta dibujada sobre el secreto de la luna
Lanza hembra que cuida tu recorrido con el suyo
Resguardo de sextos sentidos y cánticos de piel
La que por salvar muere
La que escapa con la presa aunque pertenezca al cazador
Me arqueo cuando voy sobre tu espalda   soy el deseo que vuelve
Quepo en ti con o sin dolor
Soy tus ojos que ahora no ven todas las distancias
Liviana ligera y muda     acompaño tus pasos silenciosa
ungida en la humedad de otro combate escribo versos en el aire
Troto al paso del guerrero que eres y has sido
Soy tu lanza masái
Me he entrenado sola en infieles combates
En el ejercicio la épica citadina
En la selva que desconoce el hombre
En la abstracta cruzada de tu cabeza cuando fumas mirando el agua
Soy el arma del guerrero que regresa intacto con la melena del león entre sus manos
Soy el corazón que late vivo más allá del cuerpo
Soy tu lanza masái
El día en que no regrese  empalmada a tu cuerpo afincada a tu espalda
Vigilante y altiva
significa que te he salvado
No tengas miedo
Yo solo soy y he sido tu lanza masái.

 


Wendy Guerra nació en La Habana en 1970. Ha publicado varias novelas y su libros de poemas más recientes es Ropa interior (Bruguera, Barcelona, 2008). Este poema está incluido en su más reciente novela: Domingo de Revolución (Anagrama, Barcelona, 2016).

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.