Sábado, 16 de Diciembre de 2017
11:55 CET.
Poesía

El acosador

I

 

En esta caja está el acoso. Aquí está el acoso.

Se ha construido un mito una mitología es y una vez que hay más de dos el mito es. La caja existe para esta espalda para estos hombros es. A la vista de esa de aquella de esta el acoso ha tenido lugar entonces es.

Uno se inventa un gesto. El otro no lo supone. Cómo acosar lo que no se ve. Desde dónde hacia dónde por dónde.

Usar varios caminos para acosar. Un teléfono. Un mensaje. Un correo. Todo de lejos. El acoso tiene lugar y en la distancia es.

Acosar es no estar presente y sin embargo acosar sin que el acosador suponga qué es. Acosar desde la mente del otro. Un acoso dentro del otro un acoso acosador la cabeza del acosado.

La culpa. El error. La verdad.

Dejarse ver de lejos no mirando desde una mata tras un tronco tras un auto una ventana un muro una puerta un pasto un latón de basura ¡no! acosar desde la mente y entrar en la mente sin que el acosador mismo lo sepa y acosar desde allí.

Así el mito crece. Solo el acosador es.

 

II

 

Acoso, rece, entonces, es.

"Si viene el coco cruza la calle, apártate del coco." El mito para que el mito se sostenga es necesario no ver no ser ni estar ni hablar ni mirar ni escuchar y solo así es. Solo en ese espacio de la nada la nada será nada y el coco será coco.

Entonces que así sea. El acosador entonces será. Detrás de una columna que no existe y que no está y que no es.

"¡Míralo ahí! ¡Corre! ¡Cruza la calle, por favor, cruza la calle!"

Entonces que así sea. El acosador detrás de la columna será o bajo el edificio estará o bajo un árbol es. No estando oculto acosando estará oculto acosador. Si no eres el acosador serás el acosador. Porque tienes una caja porque quisiste y fuiste y eres y mantienes lugar y un sitio y no deambulas y no cambias del árbol a la columna a los bajos del edificio.

"¿Qué hago cuando vea que me acosa? ¿Le miro y le digo?"

"¡No! Correr lo que debes hacer es correr lejos de esa caja horrenda que carga el coco como un loco y que es un loco y que hace su papel de mito de un loco y coco que acosa."

Entonces, que así sea. Habrá que ser árbol y columna y bajos del edificio y ya está.

 


Ramón Hondal nació en La Habana, en 1974. Recibió en 2013 el Premio Luis Rogelio Nogueras de la Editorial Extramuros con el libro de poemas Diálogos. Preparó y prologó la recién publicada edición habanera de Ferdydurke, de Witold Gombrowicz.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.