Miércoles, 28 de Septiembre de 2016
00:58 CEST.
Poesía

Luces de Parma

 

El acordeón en Parma hace
música de órgano
y el peregrino hechizo de una flauta
no invita a perderse en el río:
adentra en los dominios del octágono
donde el sentido y el color se empinan,
y sin que medie máquina del tiempo
ocho siglos atrás el alma cae
el cuerpo consintiendo el vértigo.

Ciudad de un amarillo pálido
y violetas ducales en el aire
Parma colecciona castillos
por sus alrededores; en sus domos
el arte sacro se remansa
con humanas versiones del amor
aspirantes al fervor de Antelami
y al esplendor oriundo de Correggio:
Parmegianino, y Bembo en Torrechiara.

Aquí duermo cerca del Angiol d'Or,
de probada eficacia parrarayos.
Pero el punto sublime está en la cripta:
Cristo montado al aire
la pasión por su cuerpo sugerida
sin cruz visible en que apoyarse.
Como la vida en el poema
sin mostrar eso que la inclina y vence
más que en la lengua, el tono, los silencios.

 

24 de octubre de 2014


Juana Rosa Pita nació en La Habana en 1939. Sus últimos libros de poemas publicados son Manuscrito en sueños (Amatori, 2010), Viajes de Penélope/ Penelope's Journeys (2011) y El ángel sonriente/L'angelo sorridente (2013). Este poema pertenece a su libro en preparación Puentes y plegarias.

Otro poema suyo: El camino doble.