Viernes, 15 de Diciembre de 2017
01:35 CET.
Poesía

Los pájaros me despiertan con sonidos...

Archivado en

 

Los pájaros me despiertan con sonidos
que parecen ser del cielo.
Creo que me hablan
a cambio de semillas
y del agua que les dejo
muy temprano.
No conozco cuáles son sus nombres
o sus categorías,
sé que pintan un cuadro
en la ventana,
saltando, huyendo,
enmascarados en las ramas.
¿Dónde duermen?
¿Dónde pasan el invierno?
Ellos que tan frágiles son, determinados,
aunque exista nieve, llegan a recoger semillas.
Al cardenal lo reconozco por su rojo brillante,
rojo que vuela como el fuego,
siempre acompañado por su amante,
su cónyugue o su amiga.
Por años me han visitado al final de cada invierno.
Un día, a principios de abril, su compañera,
con bellos pálidos verdes y amarillos,
se arrojó contra el cristal de la ventana.
Una y otra vez se golpeaba
como si hubiera enceguecido.
Quién sabe qué tormento la acechaba.
Golpes contra el panel de vidrio.
Esa primavera la vi día a día hacer lo mismo,
repetir la hazaña hasta un día que la encontré herida,
muerta ya dentro del cuarto.

 


Magali Alabau nació en Cienfuegos en 1945. Sus últimos libros publicados son Dos mujeres (Betania y Centro Cultural Cubano de Nueva York, Madrid, 2011) y Volver (Betania, Madrid, 2012).

Otros poemas suyos: Era el mismo sonido..., El pájaro y el perro, El príncipe ha muerto, y ¿Quién llora cuando las hojas caen...?

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 1 ]

Imagen de Anónimo

Siempre es una necesidad volver a leer a Magali Alabau. Sus libros permanecen cerca, me rodean, saben de mis noches sin sueño.