Sábado, 17 de Noviembre de 2018
Última actualización: 14:30 CET
Poesía

La Yamabruja

(ESACADEMIC.COM)

solo un negro sol & yo sin lana ni boca de poeta en el balcón

de casa. solo un magro sol y yo sin luna. también sin blanco cielo

ni plinios ni historias naturales mientras bebo un tilo por sedante

en el sillón. o solo un animal civil, muy plano, que viaja de país

en país, de ciudad (s)iberia-na en ciudad, que es vago, que escribe,

que es boga en su escritura. sin pelo rubio ni trigo africano. muerto

el indio en la esfera plateada de su historia, en la luna de lorca,

en sus ramas, se ahorca ahora mismo, o tal vez es una sombra

de una calva calavera en europa que pasta su soledad a la sombra

de un vaso traído de venecia con una infusión difusa. hebras de oro

es el tilo en el agua oscura de la noche. por eso no sigo al rey,

solo a mi yamabruja. es un árbol de doble llama la yagruma

en mi tierra de lomas llanas. grumos de nieve por un lado opuesto

al poema. gramos por el otro verde a la brasa en la prosa, la rama

movida por la brissa de abuc que es el nombre de mi tierra al revés,

basta leer el nombre abuc como da vinci escribía sus diarios.

aparece la is () la ma() la ma la brosa en el brozal de eu-

ropa, melancoleo desnudo, al hablar me hago un nudo de letras,

un embudo en las aguas estrujadas del pecho. leo el malecón

de silencios sin mí a la luz de la noche en españa. en el sillón me

ensaco. me encodeo en la mesa sin masa ni pan ni arroz ni mente

alada (carántula me digo escupo poolvo de lluvia en las ramas

del manzano, un perfume de tilo se beben mis labios. escapo

de la niebe en la grumosa del árbol de la yamabruja. nadie viene

hacia mí. nadie abona mis polios de pobre señor rabino sin vicio

ni vinorrojo en la rioja (grabamanta la música de la naturaleza.

di yamabruja en mi islasal, caerá niebe con be, nieve sin traje

de novia en mis ojos, caerá leche en las hojas de la verde ranahoja ()

mentoralea el vicio de gemir lejos de una guitarra en guijarros

gua-giros. escuchalea yamabruja el sonido odinoso de mi voz

oscura, cúbreme, por favor, di ver di blanco, di sperso di sociado,

ando hoy sin ti...anayagruma de mi alma rubia (y) morena, sin

loma, me cebo sin seiba (o no sé). grumo de cal en mis ojos

de olivo. hoja limpia de un rosal que abre la zanja de mi

herida española. dices con derridá dame lanoblebrisa destos

bosques nevados...si fuera rojo el pétalo del corazón & blanco

en vez de esta yerba, desta piedra en la sangre. cal de los lirios

en francia, al menos era fina la lluvia en parís, si fuera mango

en vez de estas bayas a la orilla del ebro. sangre de brujería

en mis manos. lodosconnubes, nave posada en las ramas

de mi yagruma, akllá en ku () va la gruya sin sonte no existe,

sin monte se va, con el son de un té o de un agua sucia, un café

molido & sin máquinas ni cables () la yamabruja me envuelve la

carne esta noche, es terrible su hielo en la memoria, el goteo de la

mente en el tiempo de infancia (¿es infantil la infamia si han pasado

sus alas en su pesado vuelo?) me entristrece la tristevoz del tigre,

mi soloscuro en españa, me apaño como puedo, me empaño a solas,

sin mí. salí de abuc, sin mi yaamadabruja. ohdioss odiossoestodo

en el texto ahora mismo. mi yamabruja en el árbol me llama,

en la negrura de una llama doble, africana, en la sal dorada-

pobre de la muerte. al escribir me borra las rubias manos del otro,

al escribir me embarro con el mulo-albatros de lezama. el cielo

sin suelo de mi asilo apaleado, (a) político. la luna de lorca

es mi soga ahora mismo (una soga de plata), me aliso una lisura

de mezclas, sin cabello, a caballo. soy una calavera de indio,

no me cal(l)o. desde este cementerio de vivos que es europa

veo genes azules que dominan el tronco de mi trono de eslavo.

miro también los genes sudorosos que brillan en ramas, como perlas,

de mi trono de esclavo. sombra africana fui, blanca noche en mi

casa, verdinieve en el alma como la hoja doble en el fuego

lejano de la yagruma. un paria libre soy ahora mismo en españa.

alzo el vaso & me digo, sin ropa y en el paro, sin dinero ni casa

bajo este sol nevado___pero me aplaudo a solas, enciendo

un cirio al tilo, tiemblo en silencio opaco mientras el frío opaca

mi escritura sin mangas, a la orilla del río. titilo de calor en mi

silencio hablado. hay candela en mis labios (un espumoso habano).

por enfermar de libros no uso calefacción ni teléfonos caros.

amo a la yamabruja a orillas del arroyo & en sus llamas me embrujo.

por eso gorgojeo & en gárgaras me grito: soy indio sin cabello,

perdí media batalla, también perdí el caballo por cazar el poema ()

y si leo a platón al final de sus diálogos________entonces

doy la vuelta y repito conmigo: "ya soy un hombre muerto",

(sócrates me lo dijo sin labios en el juicio), pero preso o sin

boca, polvo de un exiliado que escupe los manzanos a la luz

de la noche bajo este cementerio,_______yo nunca sigo al rey.     

 


Dolan Mor nació en Pinar del Río, en 1968. Su último libro es Poemas míos escritos por otros (Aduana Vieja, Valencia, 2012), publicado en dos volúmenes.

Otros poemas suyos: Schuster ordena los fragmentos después de y Después de Heráclito.

Archivado en

1 comentario

Imagen de Anónimo

Un buen poema de Dolan Mor, un gusto leerlo otra vez.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.