Sábado, 18 de Noviembre de 2017
22:26 CET.
ARTES PLÁSTICAS

Claudio Castillo cierra el año con dos exposiciones monumentales en solitario

Arte en movimiento es el nombre de la colección que el 16 de noviembre presentará el Miami Hispanic Arts Center, las obras del cubanoamericano Claudio Castillo disponibles en el mismo lugar hasta el 16 de diciembre.

Es la primera vez que se expondrán piezas de todas las facetas de la producción artística de Castillo: acuarelas y obras digitales (generativas, interactivas y vídeo).

El artista tuvo su primera exposición en 1977. Pintaba en acuarela. En 2000 comenzó a trabajar en la deconstrucción y digitalización de su obra. Luego, la sincronizó con las fases de la Luna, las mareas, las previsiones del clima e incluso las noticias y las fluctuaciones de la bolsa de valores.

En su primera obra interactiva, "Virgin Apparition" (2005), incorporó un sensor que permite que la obra detecte la presencia humana y, entonces, la Virgen aparece.

Con "Proof of Life" (2011) es posible incluso hacer el seguimiento de valores concretos que cotizan en Bolsa.

Dos de las obras que también se expondrán durante todo un mes son "Bonsai" (2016) y "Girasoles taínos" (2017); y otras dos son retratos.

Además, se presentará por primera vez una pieza en la que Castillo ha trabajado con células madre: "Stem Cell Variations", que inicia una serie.

"En Arte en movimiento el espectador podrá contrastar las obras generativas con las acuarelas. Apreciará "pinturas que se mueven" y que están concebidas para que cada instante sea irrepetible hasta dentro de aproximadamente 400.000 u ocho trillones de años", señala un comunicado sobre la exposición.

La muestra contiene cinco acuarelas y trece obras generativas en total y la curaduría está a cargo de Grace Piney.

Cuando la obra digital se expone en pantallas táctiles, es posible detener el instante y hacer una impresión única. Cada impresión es un original. Una selección de esos instantes también se incluyen en la muestra.

En una nota crítica de Piney aparecida en la prensa, la curadora señalaba que "tanto el proceso creativo, la técnica en sí, como el resultado de la obra de Castillo remiten a dos movimientos que fueron fundamentales sobre todo en la arquitectura y en la literatura: El deconstructivismo y el generativismo".

"La obra digital de Castillo se produce por la fragmentación (deconstrucción), separación en capas de una acuarela. Luego, él combina esas capas (películas) de manera aleatoria no lineal y hace que se (re)generen nuevas imágenes. Para esto incorpora un algoritmo matemático e incluye otra serie de variables en una búsqueda constante de lo impredecible y juego con el caos controlado. Castillo integra arte y tecnología en su obra de tal manera que ha logrado lo impensable en la pintura: el movimiento y el tiempo infinito", consideró.

La obra de Claudio Castillo tendrá una segunda cita en Generative Art durante la semana de Art Basel Miami. Esta vez será en el Hotel Intercontinental, en el downtown de la ciudad, entre el 5 y 10 de diciembre.

En el lobby y en las fachadas del hotel se podrán ver por primera vez unas 20 obras generativas, en pantallas de enorme formato.

Una de las piezas abarcará la fachada completa del edificio y será visible incluso desde el lado opuesto de la bahía de Biscayne, un espacio icónico de la ciudad.

Claudio Castillo (La Habana, 1958), cuya vida y formación académica y artística han transcurrido entre EEUU, Reino Unido y España, ha expuesto, además de los países en que ha residido, en Italia, China y Latinoamérica. Su obra se encuentra en museos y colecciones privadas.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 0 ]

Importante: Cualquier utilización del sitio significa conformidad con los términos y condiciones de uso.