Domingo, 22 de Julio de 2018
Última actualización: 00:50 CEST
LITERATURA

Vargas Llosa sobre García Márquez: Al principio 'era muy poco entusiasta de la revolución'

Vargas Llosa en El Escorial, Madrid. (CHANCE)

El escritor Mario Vargas Llosa habló este jueves en Madrid sobre la obra de Gabriel García Márquez y de la relación que terminó rompiéndose en 1976 tras años de amistad, vecindad y complicidad.

La Cátedra Vargas Llosa ha organizado esta semana un curso dentro de la programación de verano de la Universidad Complutense en El Escorial para celebrar la publicación de Cien años de soledad, de García Márquez, en 1967.

Durante un evento del programa, según recogió el diario El País, el Nobel peruano se refirió al acontecimiento político que despertó "la curiosidad del mundo por América Latina y, de paso, por su literatura" y que con el tiempo se convertiría en un muro entre ambos escritores: Cuba.

Preguntado por el "caso Padilla" —que dividió políticamente a los autores del boom en 1971, cuando el poeta cubano fue acusado de ser agente de la CIA— Vargas Llosa desveló que cuando se conocieron él y García Márquez, "los papeles estaban cambiados".

"Yo era muy entusiasta de la revolución; García Márquez, muy poco. Siempre fue discreto al respecto, pero él ya había sido purgado por el Partido Comunista cuando trabajaba en Prensa Latina junto a su amigo Plinio Apuleyo", contó.

A la pregunta de "¿qué pasó para que aquel discreto descreído terminara haciéndose fotos con Fidel Castro?", respondió que no lo sabía.

"Yo creo que tenía un sentido práctico de la vida y sabía que era mejor estar con Cuba que contra Cuba. Así se libró del baño de mugre que cayó sobre los que fuimos críticos con la evolución de la revolución hacia el comunismo desde sus primeras posiciones, que eran más socialistas y liberales", manifestó.

El caso Padilla marcó el inicio del divorcio entre la intelectualidad occidental y el régimen de Fidel Castro. Tuvo su origen en la publicación del poemario Fuera de juego, en 1968. La oficialista Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNAEC) en un primer momento otorgó su máximo galardón al libro. Pero las críticas a la revolución castrista que contenía acabaron provocando el encarcelamiento de su autor (Heberto Padilla) en 1971.

Padilla fue obligado a retractarse y a renegar de sus críticas al Gobierno en una declaración pública dirigida a la propia UNEAC.

Este episodio causó la reacción de numerosos intelectuales y una primera decepción generalizada respecto a los métodos del régimen.

Desde Vargas Llosa hasta Octavio Paz y Julio Cortázar, pasando por Simone de Beauvoir o Jean-Paul Sartre, Marguerite Duras, Pier Paolo Passolini, Alain Resnais o Juan Rulfo, una larga lista de escritores, cineastas y pensadores firmaron una carta en la que pedían explicaciones a La Habana y denunciaban los modos de actuación, que comparaban con los procesos de Moscú.

Padilla salió de la Isla en 1980 después de que la presión internacional obligara a Fidel Castro a liberarlo, aunque lo mantuvo bajo arresto domiciliario. Murió en 2000 en EEUU, donde trabajó como profesor en las universidades de Princeton, Nueva York, Miami y Auburn (en Alabama).

En su charla en Madrid, Vargas Llosa describió a García Márquez como alguien tan tímido y huraño en público como locuaz y divertido en privado.

El peruano es autor de Historia de un deicidio, en palabras de Gerard Martin, biógrafo de García Márquez, "uno de los homenajes más generosos y notables de la historia de la literatura que un gran escritor haya dedicado nunca a otro".

Vargas Llosa no solo ha escrito sobre García Márquez, sino que ha enseñado su obra en cursos universitarios en Puerto Rico, Reino Unido y España. De aquellas notas terminó saliendo el libro sobre el colombiano.

El autor de La fiesta del chivo aseguró que nunca volvió a ver a García Márquez y que recibió con pena la noticia de su muerte.

"Como la de Cortázar o de Carlos Fuentes. No solo eran grandes escritores sino que fueron grandes amigos. Descubrir que soy el último de esa generación es algo triste", concluyó.

11 comentarios

Imagen de Anónimo

Esos dos supuestos intelectuales respaldaron a la tirania que destruyo un pais prospero con un gran futuro.  No hay mas que decir.  

Imagen de Anónimo

 &      Existen algunos comentarios aquí, tan elocuentes, estúpidos y densos, como la carga de idiotez y de imbecilidad de sus propios digitadores,   El Señor Mario Vargas Llosa, además de ser un excelente escritor y un renombrado intelectual internacionalmente, es un Hombre de su Tiempo y consecuente con su Tiempo. … En cambio el Señor Gabriel García Márquez, fue siempre un oportunista con las prebendas que el Poder facilita y proporciona, y sin dudas,  un lacayo cómplice de los crímenes y abusos por más de cinco décadas de la tiranía castrista en Cuba, …  A cambio de que…??   … Lógicamente, del usufructo de un “Modus Vivendi”  extremamente diferenciado y confortable, muy distante, si comparado con los niveles absurdos de miseria y de pobreza, en términos de necesidades elementales de primer orden, que sufre la inmensa mayoría de la población cubana.  

Imagen de Anónimo

Muchos intelectuales extranjeros que defendieron y aún defienden a los Castro, jamás aprobarían algo similar en sus países. Ninguno estaría dispuesto a vivir con 20 dólares y dejando de lado su pensamiento y su forma de vida, capitalista.A algunos, ser propagandistas anti sistema les ha dado buenos dividendos. Pienso en USA e inmediatamente recuerdo a Noam Chomsky o a Sean Penn. Y esto se repite a lo largo y a lo ancho de todo el continente americano: se quejan de sus países de orígen pero cuando van a Cuba lo hacen en calidad de "amigos de Cuba", es decir, con privilegios de todo tipo, en los que se destacan el alcohol, las mujeres y hasta los vicios.GGM no salió de ese esquema. Fue amigo del Carcelero en Jefe, pero pienso que lo hacía en los últimos años con verguenza, porque luego de la Primavera Negra del '03 aquello se convirtió en algo indefendible. Hasta José Saramago pateó el tablero por semejante atropello a la raza humana. Dicen que a Gabo se le escapó una lágrima cuando, en la Escuela de Cine, un corresponsal le preguntó si no le dolía la falta de DDHH en la isla.....

Imagen de Anónimo

El Gabo fue buen escritor, pero pésimo ser humano. Conocí de muy buena tinta a la que fue ama de llaves de su casona supoer lujosa en la Ciudad de México en una zona de multimillonarios y me contó que el señor era mala persona, variable, venático, griton, maltratador, medio resbaloso con las cuentas ajenas y muy dado a estar enredado en el poder. Por suerte para mi amiga ama de llaves fue que su esposa se encargó de la casa y la cosa mejoró mucho, al menos con los pagos y el entray sale de la casa. Que tipejo tan talentoso!!! Esa es mi evaluación del Gabo!!

Imagen de Anónimo

Vargas Llosa, aunque el texto no lo cita, debe haberse referido a la fascinación que el Poder siempre ejerció en GGM. La relación del intelectual con caudillos y dictadores en América Latina siempre le interesó. Y por supuesto: Fidel Castro le dio valiosas informaciones para su novela "El otoño del patriarca", donde recrea magistralmente el tema del dictador. en su ocaso. Se sabe, además, de su fanático sentido de la amistad, muy propio de la tradición masónica y de las sociedades secretas en Colombia.  JPS    

Imagen de Anónimo

Varguitas se salva porque cuando él creyó, la revolución era un proceso socialista liberal que solo fusilaba 8 mil personas y ocupaba el poder sin elecciones durante 10 años. Entonces vino lo de Padilla y se decepcionó! Qué clase de carae-guantes son estos intelectuales latinoamericanos!! García Márques fue más coherente!

Imagen de Anónimo

Las jevas? O los mancebos bien dotados, que parece lo deleitaban!

Imagen de Anónimo

Asqueroso...

Imagen de Anónimo

Varga LLosa, el mundo es muy dinamico, es como querer saber porque casi todos los expresidentes de tu pais  PERU estan presos o buscados por la justicia por ladrones y robarle al pueblo.....no te parece curioso tambien, y es posible que sea mas complejo que las fotos de Garcia Marquez con Fidel.....

Imagen de Anónimo

Las jevas y la buena vida que se daba en La habana, Sr. Eso fue lo que hizo que El gabo se tirara fotos con Fidel.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.