Lunes, 20 de Noviembre de 2017
00:04 CET.
Música

A Pablo Milanés no le gusta el reguetón porque 'es grosero'

Pablo Milanés regresa a Perú con su tour "Canciones para siempre", en el que interpretará sus temas más populares y también los que "no lo son tanto", dijo el artista en entrevista a El Comercio.

"He hecho 50 discos y creo que merece la pena recoger algunas canciones que he ido dejando en el camino", expresó Milanés, que se presenta este 4 de febrero en el Gran Teatro Nacional de Lima.

Aunque el cantautor pidió no hablar de política, expresó que "el mensaje de José Martí sigue vigente en Cuba. Él era un revolucionario pero nadie supo entender su idea de república revolucionaria".

El trovador también opinó sobre el reguetón y la popularidad de este género en el mercado musical. Afirmó que no le gusta "por muchas razones, no es que sea un problema gratuito".

El reguetón "ha sido una música de emergencia, que ha surgido producto de la mala música popular que se está escuchando. No que se esté haciendo, sino que se está escuchando", dijo Milanés, y expresó que las empresas multinacionales "han escogido lo peor de la música popular" para comercializarla. "Y de calidad: cero", opinó.

Milanés cree que hay muchos compositores "en todas partes" realizando buena música, pero que no llegan al mercado porque "es música para escuchar", señaló, "música espiritual, poética, que la gente puede sentir, y eso no conviene. Conviene más que hayan espiritualidades".

"El reguetón entra dentro de ese mundo actual, no tiene calidad, es grosero, no tiene poesía", recalcó.

"Es una pena que se escuche esa música. Sufro mucho porque durante toda mi vida he intentado rescatar la poesía para la obra popular, y los medios terminan imponiendo otras cosas", afirmó.

Milanés compartirá escenario con Pancho Céspedes en el festival Starlite Marbella, que se celebrará entre el 13 de julio y el 26 de agosto en España, según informa EFE.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 25 ]

Imagen de Anónimo

Esa forma de criticar una verdad dicha por "cualquiera"   se llama "DIVERSIONISMO IDEOLOGICO" y se usa para "OCULTAR LA VERDAD"     

Imagen de Anónimo

Ahora es el Regeton, pero recuerdo cuando en Cuba la Policia Nacional Revolucionaria (P.N.R.) reprimia a grupos de jovenes que se reunian a oir musica de Rock o a bailar BreakDance, y cuando un grupo famoso de Rap de los EE.UU viajo a cantar en Cuba en el Coliseo de la Ciudad Deportiva y aquello paso casi despercibido y con las luces apagadas para que no se viera que no habia casi publico y no porque los jovenes de aquella epoca no quisieran ir sino porque se les nego y restringio la entrada ya que no era la musica que promovia el Gobierno de turno como la que si promovia La de la nueva trova con cantantes como Pablo Milanes y el super Demagogo de Silvio Rodriguez. Oye Pablo mas que de ideas revolucionarias tienes la cabeza llena de un facismo reaccionario que no te deja ver que la musica del momento es el reflejo de la realidad que se esta viviendo.

Imagen de Anónimo

El Arte es creacion para ennoblecer al hombre. La musica es arte cuando crea sonidos y letras que ennoblecen, hablan del amor, de la voluntad, de la amistad, de la necesidad de ser mejor. Cuando la musica vierte sonidos y letras que denigran a las personas, que convierten al villano en un heroe, entonces la musica deja de ser un arte. Para calmar a los que defienden el regueton y refutarlos,  les digo: El regueton seguira siendo musica, pero jamas llegara a ser Arte.

Imagen de Anónimo

Efectivamente lo que le debía molestar a Milanés es haber sido partícipe menos de la gloria que se ha vivido que de la mierda que se ha comido.

Imagen de Anónimo

... El Reguetón es un "ASCO Mayúsculo"... Importa un bledo a quién gusta o no, comparta o no,  la ideología de Milanés... Esta declaraciones, en exclusivo se subscriben al bombardeo pestilente del Reguetón y sus Reguetonero en el "circuito musical hispano-latino" de la cada vez más decadente distribución empresarial de la música popula y su soporte disquero... quiénes gusten y "vacilen" la cacafobia de tal monótono y antiarmónico embrujo, le cabe todo el derecho (también el izquierdo)... para eso estan los gustos, "razón" más que respetable... ah, pero la música no tiene que adjudicarse el adsurdo patrón de preferencias en cuanto a la edad, la raza  o el sexo o la ideología o partido político que las "promueve" y utiliza... da lo mismo si es clásica, popular, experimental, étnica, y demás etiquetas que cada cual las asimila según su "personal diapasón de sensibilidad"... La música es solo eso: MUSICA.... claro, cuándo es....robert c. díaz(Holloway road, London)

Imagen de Anónimo

A pesar de que siempre he criticado a Pablo y a Silvio por cantarle a la zurda, desde yo pisaré las calles..., calles que salvó el genio de Pinochet para la gloria de Chile y para convertir a ese país en una gran economía en LA, hasta siempre que se hace una historia... de esa otra serpiente. A pesar de todo eso, sí, estoy totalmente de acuerdo con Pablo en este asunto. El reguettón no es arte. Es vulgaridad, chusmería, esa cosa es para seso huecos, para gente con agenesia neuronal, acéfalos. Música para retrasados mentales.

Imagen de Anónimo

Cuando uno se pone viejo le disgusta la música de los jóvenes. Normal, a mí me pasa. Por otro lado, la chusmería generalizada en Cuba transversalmente, lo mismo que el marabú, es producto de la revolución que PM tanto glorificó a nivel continental. El reguetón pudiera ser una respuesta  a la vieja nueva trova y a la mierda que hemos comido.---NIC

Imagen de Anónimo

prefiero reguetón que "la gloria (supuesta) que (supuestamente) se ha vivido".

Imagen de Anónimo

Regueton es musica chusma , vulgar..Estas cierto Pablito

Imagen de Anónimo

Estoy de acuerdo con Camilo. No confundamos la gimnasia con la magnesia: estamos hablando de MÚSICA. A Pablo no le gusta el reguetón y a Sabina no le gusta el rap. Y a mí no me gusta ni el rap ni el reguetón, ni el perreo ni mil cosas horribles que ahora se estilan. Será que soy "viejito"... Y a mucha honra.