Domingo, 19 de Noviembre de 2017
15:54 CET.
OBITUARIO

Muere en La Habana el director de radio Alberto Luberta

El escritor y director de radio Alberto Damián Luberta Noy, falleció el lunes en La Habana, de una enfermedad crónica, informó el portal de la radio oficial cubana.

Luberta Noy nació el 27 de septiembre de 1931, en el poblado de Pogolotti, Marianao, La Habana. Desde muy joven trabajó como copista de libretos de radio y en la adaptación de programas de televisión.

Fue miembro del Movimiento 26 de Julio en la clandestinidad y por tal motivo estuvo exiliado en Venezuela. Más tarde fue militante del Partido Comunista de Cuba (PCC) y fundador del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Cultura.

Luberta, como siempre fue llamado en el medio radiofónico, fue artífice principal del programa humorístico-musical Alegrías de Sobremesa, de Radio Progreso, popular espacio que escribió por más de 55 años.

Fue condecorado con disímiles reconocimientos del ICRT, la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), el Ministerio de Cultura y el Consejo de Estado de la República de Cuba. En días recientes, recibió la Medalla conmemorativa 60 Aniversario de las FAR.

También ostentaba el Premio Nacional de Radio y el Premio Nacional de Humorismo por la obra de toda la vida.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 17 ]

Imagen de Anónimo

EPD. Mucho que disfruté Alegrías de Sobremesa en Cuba. Al menos no ponía "mensajes políticos" ni monsergas. Cincuenta y sinco años....no es fácil. Y los programas eran muy divertidos.

Imagen de El Mongo

En Cuba el mes empezaba con "Alegrias de Sobremesa" y terminaba con "San Nicolas del Peladero"

Imagen de Anónimo

Fue un hombre que creyó en algo y se la jugó por eso, pero tuvo la honestidad de reconocer que era una estafa. Pero sobre todo, fue un pilar de la radio y la cultura cubana. Luberta y  sus hijos, han sido cubanos a tiempo completo. Todo mi cariño y respeto para ellos,

Imagen de Anónimo

Que en Paz Descanse su alma. Un tipo admirable que escribio por 55 años para su trabajo

Imagen de Anónimo

Por que sera que todos los muertos son buenos,nadieque se muere es Malo?  Materva

Imagen de Anónimo

Quien no disfruto de su Talento Humorístico y Creativo;  se Reproducía como una enredadera de simpatía y alegría q adornaba los tiempos de relax en las Casas de la las familias cubanas, interpretado por un elenco artístico All Star."Honrar Honra" EPD

Imagen de Anónimo

Se va un grande de la radio cubana. crecí escuchando Alegrías de sobremesa y disfruté de los muchos programas costumbristas que escribió. creo que reunió, en su día, a lo mejor del humor cubano. idalberto delgado, marta jiménez oropesa, erwin fernández, reinaldo miravalles, enriuqe arredondo, juan carlos romero, diana rosa suárez, aurorita basnuevo, leonel valdés y su hijo alexis y muchos más. honor a quien honor merece. descanse en paz

Imagen de Anónimo

En la época que yo trabajé en el ICR, me tocó una vez cargar piedras en vagones en uno de los tantos "trabajos productivos" a que nos mandaban. Mi compañero de labores era Luberta. Yo, aterrado, me esforzaba en aquella bruta tarea, pensando en que era un militante que no me iba a quitar el ojo de encima, y no quería señalarme. El me seguía a duras penas. Sudamos a la gota gorda, hasta que Luberta me dijo en voz baja: "Estoy aterrillao, mi hermano, vamos a descansar". Y nos escurrimos hasta escondernos fuera de la vista de los jefes, terminando la jornada fumando y hablando mierda. Hay gente que sirve para hacer reír, no se le puede pedir mucho. Su hijo se fue del país.

Imagen de El Mongo

El tipo tenia talento: que lastima que fuera comunista.

Imagen de Anónimo

E.P.D, y para el comentario de Ramaco Jones, no se trata de comparar, se trata de valorar, fué un creador que hizo reir mucho, muchísimo, siempre habrá personas mejores ect.. basta de envidia y de rencores, empieza a construir una sociedad cubana cívica,