Domingo, 4 de Diciembre de 2016
04:25 CET.
Opinión

El 'paquete anestesia'

Se llama Anestesia. Es un paquete-redundancia que se distribuye cada semana. Desde luego que con la complaciente anuencia del Gobierno. Da pena que algunos "cubanólogos" —periodistas, académicos, políticos— crean que permitirlo es un signo de debilidad o resquebrajamiento de la dictadura. No se fijan en lo obvio. 

El pataleo de los Abel Prieto y Miguel Barnet apenas cubre la forma: el 'paquete semanal' —morfina, mariguana a domicilio— le sirve a la dictadura para adormilar a un amplio sector de la población. Y por eso lo tolera sin engordar la vista. Muy bien le viene el desvío. De perilla le cae. Mientras rueda el video no ruedan las rabias que rebotan contra las paredes descascaradas del país. Cuba sueña.

Acabo de examinar un paquete semanal. De haber un goebbelsito en el Departamento Ideológico del Partido, habría que felicitarlo por la autoría. Purísimo entretenimiento, maestría trivial: thriller, entre más lejos de Cuba y frívolo mejor. Telenovela de la telenovela, grabaciones de programas que enseñan el lunar de Jennifer López y el divorcio de Marc Anthony, el closet del que salió un galán remacho junto a su amante, el jefe de la policía de Malinalco...

Y la programación mayamera, donde la vulgaridad se une a una música casi siempre de cabaret panameño de la Segunda Guerra Mundial, intercalada con sketches donde la picaresca sexual busca la risa estúpida, la exclamación imbécil, mientras la cámara recorre a una corista de implantes gomosos...

"Hay que desconectar", dicen. Repiten. Sueltan suspiros y quizás tengan algo de razón... La razón de un gusto educado para aplaudir precisamente esa clase de ñame televisivo, boniato mediático digno de aquel secretario de la Central de Trabajadores de Cuba, impuesto por el Comandante en Jefe por el curioso valor de su cerebro entre cirujanos acostumbrados a implantar neuronas.

¡Desconectar! Exactamente lo que quiere el Gobierno: que desconecten, que no joroben.

La UNESCO —tan proclive a enmedallar al Gobierno cubano y declarar patrimonio hasta la guayaba en tusa de maíz— debiera estudiar el paquete semanal como símbolo de los "increíbles" avances de la educación en Cuba, gracias al fenómeno que los anticuarios llaman "proceso revolucionario". Debiera analizar esta concreta predilección del "hombre nuevo", espécimen que el doctor Guevara enunciase tabaco en boca, gatillo en mano, petulancia en ojo.

La alta demanda del "paquete anestesia" indica que ha crecido la vulgaridad como norma familiar y la tiradera a relajo como tape del miedo. Dos males, por cierto, que ya en 1928 identificara Jorge Mañach en "Indagación del choteo", texto clave en la caracterización de la idiosincrasia isleña.

Porque además, los lamentos de ciertos personajillos como Eusebio Leal y Pedro de la Hoz, no logran desbaratar la certeza de que la adicción al paquetico también responde a la mediocridad imperante en la televisión oficial, a su adoctrinamiento monocorde, empalagoso. Y es otra evidencia de que la mala educación —la instrucción escolar puede ir por otro camino— también es parte del derrumbe económico y la fragmentación social que padecemos. Comprobable también  en muchos de los recientes emigrantes a Miami, que prefieren programaciones burdas, cuando tienen decenas de canales —algunos en español— de excelentes ofertas culturales.

Retorno a la evidencia: ni en tiempo extra la dictadura deja de simpatizar con los diversos anestésicos. Nunca ignora que si aletarga disminuye maldiciones,  disidencias. De ahí que permita la bolsa negra y el desvío de recursos, como formas de que al sentirse uno cometiendo un delito, no conspire contra el Gobierno. De ahí que propicie el paquete semanal para oxidar el cerebro. Sabe más por viejo (1959-2016) que por diablo.

Comentarios [ 23 ]

Imagen de Anónimo

Cuanta manipulacion han hecho los castro+secuaces y lo mas triste del caso no es nada original todo es copiado: estalinista, nacista, esclavista... manipulacion de masas...cuanta repugnancia. Hasta cuando?

Imagen de Anónimo

Cuando yo estaba en Cuba, la gente iba a las "piloto" o buscaban "chispa 'e tren " o "hueso 'e tigre" para anestesiarse. 

Imagen de Anónimo

los cubanos de Miami llegaron de Marte y fueron formados en escuelas de Saturno?

esa chatarra es otro logro de la revoluciòn  Otro ejemplo de la demagogia castrista. 

Lo mismo que ha descnedido la economía , ha bajado el gusto, la cultura Prats pone el dedo en esa llaga

Imagen de Anónimo

Toda olla de presión necesita una válvula de escape :-P

Imagen de Amadeus

@ Estimada Zoraida

La tele basura es inevitable y universal mientras hayan gente que la consuma (la mayoría). De la misma manera que no puede pretender que todos lean y les guste Lezama Lima o Joyce, tampoco puede que les guste Chanel13, National Geographic o Arte. Yo le confieso honestamente a veces soy debil y me pongo a ver a Don Francisco. (Lo sé, lo sé…) Saludos.

Imagen de Anónimo

Esa asquerosa vulgaridad de la televisión mayamera la producen los canales que viven de la propaganda anticastrista, donde hay programs como El Espejo, Arrebatados etc. Todos con el mismo monotema. No es televisión que se produce en Cuba. Es el "buen gusto" de lo que existe en Miami. Ni en la Cuba pre-castrista ni en la castrista jamás nadie produjo ni produciría semejante basura. Dice mucho de lo que piensan estos medios mayameros de su público. Entonces ahora Prats Sariol culpa a "los comunistas" porque dejan entrar la basura producida por los "anticomunistas"!. ¡Quien entiende a esta gente! Si los que mandan en Cuba prohibieran el paquete, entonces Sariol y estos mismos vulagares medios cubiches de Miami estarían gritando "arrecia la represión. El Paquete, una amenaza para el régimen". En fin, cada quien consume aquello que va de acuerdo con su naturaleza. Que protesten los cubanos de Miami ante esos medios que tanta basura producen. Los tratan como si fueran lo peor de lo peor y para ellos va esa programación.

Imagen de Anónimo

Zoraida, mi amiga!!! Sigue en pie mi oferta!!! Ah, y muy cierto tu comentario!

Imagen de Anónimo

Muy bueno lo de culpar a los comunistas por mandar lluvia cuando ponemos a secar la ropa recién lavada. Si es para joder, no lo dudo un segundo. Recuerdo a un amigo que, en los años 60 o 70, mientras cortábamos caña "obliguntarios" entre el sol y la rasquiña por la Jornada de Girón en abril, se quejó de que ese hecho hubiera que celebrarlo anualmente trabajando semanas como esclavos de un barco de piratas, otro "machetero" que sudaba como un burro le respondió: "Lo de Girón no importa; si no hubiera sido Girón, los comunistas hubieran inventado conmemorar la Jornada de Tamakún, con tal de sacarnos el sudor, la bilis y las maldiciones a toda su familia." Y así es.Joderte 24/7 por los 360 grados es la palabra de orden. Nadie se salva.

Imagen de Zoraida Marrero

Me parece una imagen perfecta de la TV de Miami:"Y la programación mayamera, donde la vulgaridad se une a una música casi siempre de cabaret panameño de la Segunda Guerra Mundial".

Los pocos programas de ese estilo que me he disparado debido a circunstancias inevitables, me han dado nauseas: entrevistadores que no dejan de preguntar sandeces, pujos pasados de moda y demasiado burdos y todo "ambientado" por unas dizque bailarinas que mas bien parecen guaricandillas venidas de algún pueblo innombrable de Cuba...¿es esa la Tv que veremos en una Cuba democrática? 

Ni hablar de ese engendro mundial llamado LA VOZ KID, donde se manipula asquerosamente a los niños, que mientras mas familiares mutilados o con problemas mentales lleven, para tocar la fibra sensible de los asistentes y telespectadores, mejor...Me niego a ver toda porquería embrutecedora y denigrante. A este tipo de programas debería ponersele un letrero en una esquina de la pantalla: TELEBASURA. Su consumo puede causar enajenación mental.

Imagen de Anónimo

Hace más de 30 años que nuestro genial humorista Zumbado profetizó, lo digo en sus palabras, esta cagastrofe estética. Creo que los cincuenta y pico años de stalinocastrismo tienen buena parte de culpa, pero no es el único totí de este desastre, los tentáculos del kitch son un fenómeno gobal al que, por supuesto, no escapa una población cubana ávida de algo diferente. Cartacuba.