Jueves, 14 de Diciembre de 2017
20:02 CET.
Música

Cuba en voz y canto de mujer

La participación de la mujer cubana en la música, como compositora, intérprete o instrumentista, ha sido afortunadamente bastante bien estudiada y difundida por diversos autores. La profesora Alicia Valdés ha publicado un Diccionario de mujeres notables en la música cubana, que en 2011 alcanzó una segunda edición, y existen trabajos específicamente dedicados a figuras publicados por Marta Valdés, Erena Hernández, Mayra A. Martínez, Alicia Castro, Rosa Marquetti y otras, amén de obras de autores masculinos. Sin embargo, es tan amplio y complejo el tema de la participación de la mujer cubana en la música, que un trabajo como este, acabado de editar en 2015, siempre trae material no recogido en obras anteriores .

La autora de este volumen comienza con una panorámica del siglo XX, en realidad con cantantes de mediados del siglo XIX, hasta llegar a Rosalía "Chalía" Herrera, al parecer la primera latinoamericana en cantar en el Teatro Lírico de Milán en 1895, y en hacer grabaciones comerciales en cilindros (predecesoras del disco)  en 1898.  A continuación,  ofrece prolija e interesante información sobre féminas cubanas, con lujo de detalles, con párrafos dedicados específicamente a figuras como Merceditas Valdés, Celina González, Elena Burke, las orquestas femeninas, Paulina Alvarez y otras.

Bajo el título "De los 50 en adelante, más y más voces femeninas", entra a considerar algunas de la catarata de vocalistas que tuvimos en ese periodo y, en capítulo aparte, nos habla en detalle de Miriam Ramos, en "Mirian Ramos, 50 años en la música". Se trata, en realidad, de una entrevista con amplios párrafos de lo dicho por Miriam, y ese será el patrón de todas sus biografiadas: detalles importantes de sus vidas, sus estudios, los pasos importantes de sus carreras, pero además observaciones sustanciosas de la entrevistadora sobre el estilo, las características  vocales de cada artista, etc.

Bajo el título de "Y en algunas de las noches de bohemia… " se ocupa de Martha Strada, Soledad Delgado y Alina Torres. En otro acápite, "¿Y en el jazz cubano?", escribe sobre Delia Bravo y Maggie Prior y otras jazzistas cubanas y, sobre todo, de Mayra Caridad Valdés.

"Cancioneras, en tiempos de festivales y concursos" versa de de artistas que se destacaron precisamente en este tipo de eventos, como Marta Justiniani y otras muchas. "Gloria Estefan, la Reina del Pop Latino" es otro de sus temas. Y es bueno señalar que la autora, que vive actualmente en México, se refiere indistintamente a artistas cubanas residiendo dentro o fuera de Cuba, sin distinciones. Así, la sección "En otras orillas, más cubanas" incluye a María Conchita Alonso, Flor D’Loto, Luisa María Güell, Georgia Gálvez, Vicky Roig y otras muchas… Otros grupos de cubanas al norte del muro del Malecón lo encabezan Aymée Nuviola, Xiomara Laugart, y cantando desde Europa, Lucrecia, Paz Luaces y Yacqueline Castellanos.

"De vuelta en Cuba, Raquel, Osdalgis e Ivette" brega con la historia de estas chicas, de intensa carrera internacional. Como para aclarar dudas, va a terminar Mayra citando a Armando López, a quien certeramente llama "el mordaz y profundo conocedor de la farándula cubana", quien nos recuerda que no todo esto se creó después de la Revolución, y que, para dar solo una idea de lo que era la presencia musical femenina en 1959, ofrece una lista de 139 artistas cubanas triunfantes en aquel momento…

Siempre pasa cuando leemos un libro sobre músicos, sean compositores o ejecutantes, que nos asalta el deseo de escuchar esa música, esos cantantes. Igual que, leyendo un libro que trata de un pintor determinado, exigimos láminas de sus cuadros. Esa frustración no la van a sentir con este libro la mayoría de sus lectores porque la autora ha tenido una idea genial: al final de cada sección hay una lista de enlaces a YouTube donde pueden escucharse, gratuitamente, piezas de muchas de las cantantes citadas antes… Igualmente, la "Bibliografía" nos refiere a sitios de internet donde podemos abundar sobre algunas de las artistas incluidas.

Y eso es tan solo en las primeras 72 páginas del libro. De ahí hasta la 283, sigue el ameno desfile de biografías de cantantes que se acompañan con la guitarra o el piano, o de vedettes y rumberas cubanas, con entrevistas más a fondo de grandes figuras y, por supuesto, con las correspondientes listas de música en YouTube o de información adicional en internet.

Hay pocas fotos, y es que la felicidad nunca es perfecta… Todo el libro puede leerse como una hermosa novela de amor, de dedicación de todas estas mujeres a su patria y a su profesión. Con muchos sacrificios, con devoción total, con altos y bajos en sus carreras musicales y no pocos problemas en sus vidas personales, ellas siguieron adelante.


Mayra A. Martínez, Cuba en voz y canto de mujer. Las vidas y obras de nuestras cantantes, compositoras, guaracheras o vedettes a partir de sus testimonios (Eriginal Books, Miami, 2015).

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 8 ]

Imagen de Anónimo

Hola a quienes han preguntado con insistencia por diversas cantantes, dando a entender con cierta ironía, ausencias de modo absurdo, les recomendamos que si desean (de buena fe) aclarar esas dudas, accedan al libro comentado por la prestigiosa figura de este medio sonoro cubano, Don Cristóbal, cuya venta se está realizando mediante la más conocida librería digital existente. Este libro fue hecho con recursos propios, con tiempo propio, sin patrocinios de ningún lado, y por lo tanto, aquellos que desean encontrarle compromisos que eludan la presencia de artistas cubanas por cumplir con restricciones, quede claro, es una obra de investigación seria, sin deberle a nadie, salvo a las cantantes y compositoras que con gran calideaz abrieron las puertas de sus casas y sus memorias para dar entrevistas, y a las instituciones públicas, información en internet, y amables conocedores de estos temas, que permitieron el acceso a los datos requeridos. Pero, reitero, ante la duda y la insidia, ahí está el libro. Léanlo, si lo desean.

Imagen de Anónimo

¿Y Marta Pérez, Olga Guillot y los dúos y tríos de mujeres o las orquestas?

Imagen de Anónimo

Ojito, ¿y la Lupe? que Fidel no la quería porque le quitaba popularidad y la mandó a irse de Cuba, que Lupe fue mucha Lupe... y si no que lo diga Almodóvar, que fue a ella a la que escogió para musicalizar una de sus películas.

Imagen de Anónimo

En la foto no aparece Elena Burke. La primera de izquierda a derecha es Haydée Portuondo, hermana de Omara que aparece abajo. Leonora Rega es la segunda detrás de Aida Diestro. Leonora sustituyó a Elena en el cuarteto cuando esta última se convirtió en solista. Por último a la derecha está Moraima Secada.

Imagen de Anónimo

Anónimo 12.11, para aclarar su duda estuve viendo IMÁGENES  de las dos, yo creo que la 2da de izquierda a derecha es Leonora Rega, ya que vi en la portada de un LP a Haydee que es muy parecida a Omara con su perita y todo más pronunciada y LR no. Pero esto es solo para comenzar, tienen la palabra como usted dice gente mayor que las hayan visto.

Imagen de Anónimo

A Anonimo. Por que opina sin leer el libro. Ganas de que se olvidara a Celia para meter veneno? Lastima por su intencion. No se obvio a ninguna. E fin bien dice un viejo refran "no hay peor ciego..."

Imagen de Anónimo

En cuanto al pie de la foto de Las D'Aida originales, con créditos de Conexión Cubana, a mí me parece que la segunda de der a izq no es Leonora Rega sino Haydée Portuondo (hermana de Omara), que al parecer fue sustituida cuando se fue de Cuba tras el castrismo. Es lo que me parece, pero no estoy seguro. A ver si Díaz Ayala u otro conocedor a fondo de la MPC pueden aclararlo. O incluso algún veterano que haya vivido más la época y sea capaz de reconocer las caras. NIC

Imagen de Anónimo

Y se le olvido la mas grande de todas, Celia Cruz. Despiste o premeditacion?. Ramaco Jones