Martes, 12 de Diciembre de 2017
01:53 CET.
Literatura

Muere en México el escritor cubano Yoel Mesa Falcón

El poeta, narrador y ensayista cubano Yoel Mesa Falcón (Manzanillo, 1945) ha muerto en México, publicaron en sus sitios en Facebook los escritores Félix Luis Viera y Manuel Díaz Martínez.

"Por un conocido me acabo de enterar del fallecimiento del poeta cubano Yoel Mesa Falcón", dice Viera. Añade que la muerte del poeta se habría producido el 9 de mayo en la ciudad de Colima.

Viera señala que, en los últimos años, Mesa Falcón "vivía apartado, solo lo visitaban varios amigos" y "enfrentaba dificultades de diversa índole".

"Según la información que me ha llegado, a petición de un pastor, unos meses atrás Mesa Falcón abandonó el apartamento que rentaba y se fue a un centro para personas en situaciones especiales en la ciudad de Toluca", indica Viera.

"Debió abandonar el centro porque allí no era posible atender a su situación y requerimientos", agrega.

Según el escritor, Mesa Falcón se trasladó a Colima "con unos amigos" residentes en esa ciudad "y que determinaron ofrecerle ayuda". Murió solo dos semanas después.

Viera dijo a DIARIO DE CUBA este sábado que la causa de la muerte fue un paro cardiaco.

Mesa Falcón, licenciado en Letras Hispánicas por la Universidad de Oriente, ganó en 1987 el premio de poesía de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) por su libro El hijo pródigo. Publicó también En el cofre de música el mar (1996), Todo el afán (2000), Fabulaciones (2003) y La otra orilla (2006). Su novela inédita Extraños en la noche fue finalista del concurso "La ciudad y los perros" (2004).

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 12 ]

Imagen de Anónimo

Éramos amigos desde Cuba, y lo fuimos por afinidad poética, pues Yoel era dueño de un lirismo que enlazaba con lo mejor de la tradición poética cubana, especialmente con Orígenes, grupo en el que halló muchas resonancias personales, incluyendo la religiosa. Siendo, sin embargo, uno de los mejores de su promoción, publicó tarde. No fue por su culpa, sino por la de otros, porque recibió un Premio David que luego le vetaron (¡Dios sabrá el porqué!). Era un buen libro y la noticia (divulgada sotto voce antes de su confirmación) lo llenó de regocijo. Sin embargo, el mismo día de la entrega del premio se declaró desierto, cuando ya estaba concedido, según rezaba en el acta del jurado. Fue una decisión que lo marcaría para siempre, y que la concesión –años más tarde– del Premio Julián del Casal no lograría reparar. Fuera de Cuba mantuvimos contacto a través del correo electrónico, pero no volvimos a encontrarnos por residir ambos en países distintos). Logré que le publicaran varios poemas suyos en revistas españolas de las que yo era colaborador. Pero poco a poco perdimos el hábito de escribirnos. Lamento la muerte de este gran poeta cubano y amigo mío. Y deploro que haya tenido que acaecer lejos de nuestro país natal, de la cultura que nos formó y en absoluta soledad, como dicen que vivía. Recordémosle vivo a través de su obra. 

Imagen de Anónimo

Una de las tantas muertes "raras" de escritores cubanos en México. El escritor Max Figueroa también murió allí, sólo y en extrañas circunstancias. Y no son los únicos... hasta asaltos y crímenes se han cometido con otros... Ya sé que dirán, como está México no tiene nada de anormal... Ya, pero no le sucede a gente que se vaya de regreso para Cuba; sino a gente que se quedó en México y no volvió... Casualidad... Como el caso de una conocida investigadora que se quería quedar y le pusieron yeso y se la llevaron con el yeso hasta en la boca en silla de ruedas para Cuba.

Imagen de Anónimo

El que se queje de los ghettos y que le publican a fulanito y a mengano no, que haga su propio medio electrónico y ya. Esa lloradera del compañerito anónimo de la 1:53 es resultado de la política de  "quemedenloquemetoca" como si esto fuera una Zona de la FMC. No sea llorón, mediocre y envidioso y si no le publican sus razones habrá. Publíquese Ud. mismo que la URSS ya no existe. Por qué no eres un poquito más maduro y culpas a quienes han obligado a un pueblo entero a emigrar?Al tema central: Yoel Mesa fue un hombre solo en este mundo: el último de su familia. Sus padres habían muerto, su hermano Juan Carlos igual y tenía una tía bien mayor en Miami. Era el solito en el mundo. No supo administrar el dinero que tuvo hace tiempo cuando lo cancelaron de una famosa revista mexicana, y fue el despeñadero. Se alejó de todos, se encerró en sí mismo, y los amigos de siempre no supimos nada más de él hace algunos años. Tratamos de entrar en contacto con él desde otros países y fue imposible. Creo que murió de soledad. Yo que fui su amigo, su vecino y su alumno, intenté muchas veces contactarlo y fue imposible. No sé si en Manzanillo ya lo saben, pero allí su rol creativo y formador fue grande. Que en Paz Descanse!

Imagen de Anónimo

Pienso que esa soledad, ése no saber de él es también culpa de nosotros. De lo hijo e puta que somos, de los guetos que formamos unos, olvidando a los otros, porque creemos que solo existimos nosotros y nuestros amiguetes y hay que silenciar al resto. Así somos de malvados. De perversos. Este hombre había escrito y publicado. Y jamás vi nada ni en DDC ni en otros medios. Aquí todo es fulanito o menganito, todos amigos de quienes dirigen este diario, pero fuera, los demás que se jodan, aunque estén haciendo una hermosa labor por ellos mismos y para otros. A mí me ha pasado, así que hablo con base. Les he enviado cosas, no mías, sino de otros y me han ignorado y no las han publicado. Y se hacen llamar Diario de Cuba. Triste. Muy triste. Yo, donde quiera que he estado, he invitado a otros. Ustedes no sólo no invitan. Cierran las puertas. Maldito sea. Y espero que al menos acepten la crítica. Y mejoren. No digo que publiquen e inviten a gente sin valor. Digo que hablen y difundan a creadores con obra publicada, buena, en editoriales, aunque sean mínimas, de prestigio. Carajo. Que ustedes y su gueto no son los únicos escritores cubanos.

Imagen de Anónimo

Pobre escritor. Qué soledad final. ¿Cómo serían sus últimos días? ¿Cuáles sus últimos pensamientos? ¿Alguien podría decirnos algo más, averiguar, explicar de qué murió, al menos, qué le pasó? ¿Dejó familia? ¿Qué hicieron con sus restos? Q.E.P.D.

Imagen de Anónimo

En paz descanse Maestro.

Imagen de Anónimo

Triste, cuanto lo siento. Lo conoci en persona. 

Imagen de Otro Ideota

señores, el pobre hombre murio y ya está, no tenia la obligacion de dejar dicho porque lo hizo, eso sirve para alimentar a los carroñeros mentales.

Imagen de Anónimo

EPD

Imagen de Anónimo

a los inconformes pueden enriquecer la nota consultando granma, jrebelde, cubadebate, etc, esos medios siempre están al día.