Sábado, 24 de Agosto de 2019
Última actualización: 16:39 CEST
Transporte

Los nuevos trenes con vagones chinos comienzan a circular entre La Habana y Santiago de Cuba

Los nuevos trenes. (JUVENTUD REBELDE)

Los nuevos trenes con vagones adquiridos a China por el Gobierno cubano a través de un millonario crédito para intentar restaurar la depauperada red ferroviaria del país operan desde este sábado, con el primer recorrido entre La Habana y Santiago de Cuba, informa EFE.

El primer tren transportaba a más de 700 pasajeros y se esperaba que cubriera la ruta de más de 800 kilómetros en un tiempo estimado de entre 12 y 14 horas. Pese a la lentitud, es un avance, ya que hasta ahora el trayecto podía llevar hasta un día entero o más debido a los desperfectos en los vehículos y el mal estado de las vías.

El precio de un billete desde La Habana hasta Santiago de Cuba es de 95 pesos cubanos o CUP (3,8 dólares) en vagón de primera clase (con aire acondicionado) y de 70 CUP (2,8 dólares) en segunda clase, lo que resulta caro para la mayoría de los cubanos.

El salario medio mensual en la Isla es de 45,5 dólares tras la subida salarial decretada por el Gobierno en junio pasado.

El tren también cuenta con una cafetería. Los nuevos vagones son parte de un lote de 240 coches que La Habana compró a China por un valor superior a los 150 millones de dólares.

La adquisición se financia con un préstamo de 150 millones concedido por Pekín bajo la modalidad de "crédito preferencial del comprador" (PBC por sus siglas en inglés), según datos de CRRC, el mayor fabricante de material rodante del mundo y empresa contratista de esta transacción.

Los PBC son créditos del Gobierno chino orientados a la cooperación económica con sus socios comerciales, en dólares estadounidenses y con un tipo de interés fijo en torno al dos por ciento anual, financiando hasta el 85% del valor total del proyecto.

Según el Gobierno cubano, su plan para recuperar la deteriorada red de transporte ferroviario de la Isla lleva una inversión total de unos 3.000 millones de dólares.

Mientras China aporta los vagones, Rusia vende las locomotoras y ya envió a Cuba 43 de estas máquinas y el primer prototipo experimental de ferrobús (tren ultraligero).

El estado crítico del transporte de pasajeros por ferrocarril se abordó en un informe parlamentario de diciembre de 2018, en el que se reportaron roturas en las vías férreas, puentes y pasos a nivel, así como baja disponibilidad de locomotoras, vagones de carga, coches motores y de pasajeros, entre otras deficiencias.

El sistema ferroviario cubano cuenta con 8.194 kilómetros de vías férreas, 1.839 puentes, 4.567 pasos a nivel, más de 21.000 trabajadores en el sector, 252 estaciones, más de 500 locomotoras, 13.468 vagones de carga, 20 coches motores y más de 230 coches de pasajeros, según datos del Ministerio del Transporte.

El programa para mejorar el transporte ferroviario de circulación nacional incluye los destinos de Santiago de Cuba, Holguín, Guantánamo y Granma.

Ese plan prevé asimismo la rehabilitación de las principales vías a través de un proyecto conjunto con Rusia en el que está prevista una inversión de unos 1.000 millones de euros (unos 1.123 millones de dólares) hasta 2030.