Martes, 25 de Junio de 2019
Última actualización: 01:53 CEST
Emigración

Abriendo un boquete en la pared, migrantes cubanos intentaron huir de un centro migratorio mexicano

Centro de reclusión para migrantes. (EL UNIVERSAL)

Un grupo de migrantes de Cuba Centroamérica intentaron fugarse la noche de este viernes de la subdelegación del Instituto de Migración (INM) de Comitán de Domínguez, Chiapas, México.

Para ello, trataron de abrir un agujero en la pared por el cual escapar del centro migratorio donde los tienen retenidos, a la espera de ser deportados a sus países de origen.

Con la ayuda de palos y varillas, que retiraron de los ventanales, buscaron abrir un boquete que les permitiera huir, aseguraron fuentes oficiales, quienes contaron los sucesos al diario El Universal.

Los agentes del INM se percataron de que los detenidos estaban a punto de escapar, por lo que montaron un operativo que evitó la fuga.

Al lugar llegaron efectivos de la Policía Federal, Municipal y del Ejército, quienes permanecieron en la entrada de la subdelegación, ubicada en la carretera Panamericana, tramo Comitán-Ciudad Cuauhtémoc.

"Todo está bajo control", comentó al medio local un funcionario, quien no dijo cuántos extranjeros permanecen en el lugar ni cuál es su estado.

Esta semana, México deportó a otro grupo de migrantes cubanos de vuelta a La Habana. Con esa, sumaron cinco deportaciones en lo que va del mes de mayo, periodo en el que ha expulsado a un total de 359 migrantes.

El pasado 2 de mayo, fueron deportados 93 cubanos; al día siguiente, otros 77 migrantes; el 5 de mayo, un nuevo grupo de 58; y el 9, otro de 75.

Estas deportaciones comenzaron el 27 de marzo, cuando una aeronave de la Policía Federal llevó a La Habana a 66 personas. Hasta la fecha, las deportaciones periódicas suman alrededor de 1.000 emigrantes expulsados de México de vuelta a la Isla.

Miles de cubanos cruzan México provenientes sobre todo de Centroamérica, mientras que otros viajan allí como turistas para intentar alcanzar la frontera con EEUU, donde intentarían solicitar asilo.

Muchos de ellos son recluidos en estaciones migratorias estatales, donde sufren hacinamiento y sobreviven en condiciones precarias.

El canal Televisa reportó que solo en la Estación Migratoria Siglo XX de Tapachula se han reportado cinco fugas y siete motines de migrantes cubanos desde abril.

El Gobierno mexicano analiza convertir las estaciones migratorias en albergues definitivos para que los migrantes reciban mejor trato, dijo esta semana la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

Sobre los migrantes cubanos que se amotinaron y fugaron de un centro de retención de Tapachula, aseguró Sánchez Cordero: "Efectivamente, ha sido un grupo agresivo, pero nada del otro mundo, estamos platicando con ellos, sobre todo para que entiendan que su situación en nuestro país es irregular y deben regularizarse para poder tener una estancia legal", reportó la agencia Sputnik.

El 22 de abril el titular del Instituto Nacional de Migración, Tonatiuh Guillén López, dijo que la migración cubana creció de forma inusual en los últimos meses en México y que al menos 3.000 migrantes cubanos se encontraban en albergues en las fronteras sur y norte.