Sábado, 20 de Abril de 2019
Última actualización: 00:37 CEST
POLÍTICA

Mike Pompeo: el Gobierno cubano ha hecho 'teatro político' con el referendo

Referendo constitucional. (AFP)

El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, dijo este martes que el referéndum constitucional celebrado en Cuba bajo la convocatoria y tutela del PCC fue un "teatro político" que solo sirve de "pretexto" para perpetuar una "dictadura de partido único".

Pompeo reaccionó en un duro comunicado a la consulta celebrada el domingo en Cuba y que sirvió para ratificar una nueva Constitución, que mantiene al Partido Comunista de Cuba (PCC), el único legal, como "fuerza dirigente superior de la sociedad" y ratifica el comunismo como aspiración, aunque reconoce la propiedad privada y considera necesaria la inversión extranjera.

Dijo Pompeo: "El 24 de febrero, el régimen comunista de Cuba celebró lo que llamó un 'referéndum nacional' sobre las revisiones a su Constitución. Nadie debe dejarse engañar por este ejercicio, que consigue poco más que perpetuar el pretexto para la dictadura de partido único del régimen".

A continuación, el titular de Exteriores consideró que todo el proceso para la celebración del referéndum ha estado dominado por el "teatro político" y la "represión del debate público".

Para Pompeo, el hecho de que la nueva Carta Magna ratifique el comunismo como aspiración y mantenga la hegemonía del PCC, en la práctica, bloquea la posibilidad de una "desesperada reforma económica" y, además, no garantiza las "libertades fundamentales" del pueblo cubano.

Según los resultados hechos públicos el lunes por la Comisión Electoral Nacional (CEN), casi el 87% de los cubanos que votaron el domingo se decantaron por el Sí a la nueva Carta Magna.

Pompeo consideró que, aunque "el régimen asegura que el voto del domingo fue democrático, las autoridades cubanas hostigaron y detuvieron a docenas de observadores y manifestantes pacíficos, a los que confiscaron teléfonos y otros dispositivos."

Varios disidentes cubanos, como Guillermo Fariñas, y miembros de la organización opositora Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) denunciaron haber sufrido agresiones físicas durante el día del referéndum.

Pompeo, además, se refirió a la huelga de hambre que protagonizaron a principios de mes activistas de UNPACU para protestar por agresiones contra su sede y las viviendas de algunos de sus miembros.

"Condenamos enérgicamente esos intentos de silenciar las protestas pacíficas, que muestran que los líderes de Cuba temen al pueblo cubano", expresó el titular de Exteriores.

Desde que llegó a la Casa Blanca en enero de 2017, el Gobierno del presidente, Donald Trump, ha endurecido la política hacia Cuba con mayores restricciones para los viajes a la Isla, reducciones del personal diplomático y sanciones a los hoteles, aumentando el alcance del embargo económico y comercial.