Miércoles, 20 de Marzo de 2019
Última actualización: 13:47 CET
Emigración

'Abandonados a su suerte': cubanos sin estatus de refugiados vuelven a la calle en Trinidad y Tobago

Emigrantes cubanos en Trinidad y Tobago. (DDC)
Emigrantes cubanos intentan construir un refugio en Trinidad y Tobago. (DDC)

Siete niños, 24 mujeres y 45 hombres cubanos sacaron sus pocas pertenencias del albergue al que llamaron "La Esperanza", la mañana del pasado 31 de enero.

"Ninguna organización humanitaria nos acompañó, solo hemos recibido ayuda del pueblo trinitario, que siempre ha sido solidario con nosotros. Nos espera un futuro incierto", dijo Danieska Espinosa desde Puerto España, Trinidad y Tobago.

El 31 de enero se les acabó el tiempo a los emigrantes para desalojar el albergue. Después de una reunión con Sheik Lisha, propietario de la bodega, en las instalaciones solo pueden estar cubanos con estatus de refugiados.

Algunos de los emigrantes llevan tres años varados en Trinidad y Tobago, donde han sido detenidos, procesados y han protestado, encadenados, frente a la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Puerto España.

Llegada lo noche, sin tener para dónde coger, una buena samaritana les permitió armar, con telas y lonas, refugios en los que guarecerse de la lluvia, el sol y el sereno, pero las condiciones no son dignas, no cuentan con servicios sanitarios, agua potable y preparan los alimentos en improvisados fogones de piedra.

"Siento una profunda decepción, de nuevo estoy con mi hijo y mi esposa en la calle. Somos una población cubana olvidada, que ha sido abandonada a su suerte. Necesitamos que el mundo nos escuche y que por fin podamos ser reasentados en un tercer país", dijo Diosvannys Tamayo.

Unos sí, otros no

Semanas atrás, el empresario Sheik Lisha brindo su bodega para que se instalaran a cubanos que estuvieron detenidos por protestar ante la ACNUR. La condición era que la desocuparan el 31 de enero.

Todo quedó sujeto a un contrato. Pero, llegada la fecha, el contrato solo se cumplió para quienes no tenían estatus de refugiados, aseguran varios de los afectados.

Ante esta situación, Homitza Quintero decidió ir una vez más a la ACNUR. "Hablé con el abogado Andrew, encargado de defender nuestros derechos en este país, le conté de nuestra situación y lo que me dijo fue que deberíamos ser personas autosuficientes y que saliéramos de forma organizada' del albergue", relató.

"Me dijo que organizáramos nuestra propia vida. ¿Cómo lo vamos a hacer en un país donde no podemos trabajar?".

No todos los cubanos con estatus de refugiados se quedaron en el albergue.

Algunos, como Onelia Alonso, afirman que todos están en una misma situación.

"Estamos en un país extraño, abandonados y sin apoyo de nadie", declaró a DIARIO DE CUBA.

Añadió que luchará al lado de los que no están en igual condición que ella hasta conseguir el reasentamiento de todos.

Los aguaceros abaten los improvisados refugios de lona. Con unas tejas viejas de zinc los cubanos intentan hacer un techo bajo el cual poner a cubierto los pocos enseres y ropas que tienen.

"Pero ni para Cuba, ni para atrás", dice Daniezka Espinosa, repitiendo la sentencia que los une.

4 comentarios

Imagen de Joshua Ramir

pienso lo mismo que Ud. Pamela Landy, no vale la pena, no se que tienen en esa isla que no tienen en Cuba... Libertad??? de vivir como animales en un almacen de donde los desalojan al mes? de no tener un techo en pais extranjero donde ni comunicarse pueden? me imagino que los alimente la esperanza de un 3er pais, pero mientras la vida pasa... y los niños, tendran permiso para ir a la escuela?

Imagen de Pamela Landy

Esas ironías y golpes de la vida. También me pregunto por qué insisten en permanecer en un lugar adverso por completo a sus deseos de prosperidad. ¿Qué futuro pueden ofrecerle a esos niños arrastrados a un limbo jurídico por sus propios padres? Supongo que son de los que vendieron hasta el último clavo en Cuba, en su afán de mejoría en otras tierras y, naturalmente, ahora no desean regresar a "guatepeor", que es lo que les esperaría de vuelta en Cuba. En su tierra siempre encontrarán almas caritativas entre familiares y amigos, un techo terrible (albergue estatal) pero techo al fin es mejor que la carpa del vídeo, y los niños, por lo menos, una escuela y el vaso de agua con azúcar de la merienda. Deberían pensárselo mejor y regresar. No les veo otra alternativa, como no quieran dejarse la vida a la intemperie y menguar en un lugar hostil que acabará matando todas sus ilusiones. Y que Dios me perdone por pedirles algo tan difícil. Háganlo por sus hijos, por favor...

Imagen de Balsero

Está claro que allí no los quieren. Por qué insisten? Les queda irse a otro país o volverse a Cuba. Ya se. Perdieron todo. Y van a vivir de la mendicidad?

Imagen de Imposible

Por favor compatriotas, no se humillen mas ahi en trinidad y Tobago despues de haberse humillado 55 annos alla en Cuba. REGRESEN A CUBA, Y ALLI PROTESTEN CON ESA VALENTIA QUE DEMUESTRAN CONTRA LOS GOBIERNOS DEMOCRATICOS Y NO CONTRA LA DICTADURA QUE LOS DESPRECIA.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.