Lunes, 22 de Abril de 2019
Última actualización: 02:00 CEST
Política

La Iglesia Católica cubana critica la imposición del socialismo y el comunismo en la nueva Constitución

Una urna en una votación anterior en La Habana. (REUTERS)

La Conferencia de Obispos Católicos de Cuba (COCC) criticó este sábado la sustentación ideológica de la Constitución que irá a referéndum el próximo 24 de febrero, y llamó a los cubanos a votar "desde su conciencia".

De paso, aprovechó para expresar su descontento con la forma en quedó recogido en el texto lo referente a la familia y el matrimonio.

En un mensaje publicado en su sitio en internet, la COCC dijo que la declaración, incluida en el Preámbulo de la Constitución, de que "solo en el socialismo y en el comunismo el ser humano alcanza su dignidad plena", excluye "otras visiones sobre el hombre, la sociedad y el universo que no asumen la ideología marxista-leninista".

"Lo absoluto de tal afirmación (…) excluye el ejercicio efectivo del derecho a la pluralidad de pensamiento acerca del hombre y del ordenamiento de la sociedad", señalaron los obispos.

"La pluralidad debe ser salvaguardada por la Constitución", consideraron.

En el referéndum del próximo 24 de febrero los cubanos solo podrán decir Sí o No a todo el texto constitucional, sin la posibilidad de rechazar una parte de este.

En su mensaje, los obispos dijeron ver con agrado que en la Constitución propuesta el Estado cubano se declare "laico". Esto debería querer decir "que respeta el derecho que tiene cada persona a creer, vivir y manifestar los valores que corresponden a su fe, esto es, la aceptación de la pluralidad", explicaron.

"Sin embargo, esta afirmación no corresponde con lo expresado en el Preámbulo del texto constitucional, al presentar el carácter absoluto de la ideología marxista-leninista", advirtieron.

"Por tal motivo, es bueno recordar que la libertad de practicar la religión propia no es la simple libertad de tener creencias religiosas sino la libertad de cada persona a vivir conforme a su fe y de expresarla públicamente, teniendo por límite el respeto al otro", añadieron los obispos.

Para la COCC, debería incluir "el reconocimiento jurídico de la Iglesia y de su identidad y misión propias, lo que incluye la posibilidad de dar a conocer su enseñanza moral de acuerdo al Evangelio, de acceder de modo sistemático a los medios de comunicación, la libertad de enseñanza y de evangelización, de construir edificios y de adquirir y poseer bienes adecuados para su actividad; la libertad de asociarse para fines no solo estrictamente religiosos, sino también educativos, culturales, de salud y caritativos".

Todos esos aspectos son reclamos que la jerarquía católica de la Isla ha hecho al Gobierno durante décadas y cuya consecución no queda "lo suficientemente explícitos en el texto constitucional", se quejó la COCC.

"También constatamos respecto a la objeción de conciencia, que no se expresa que la preservación del derecho de unos no implique el violentar el derecho y la conciencia de otros", señaló.

Los obispos se refirieron asimismo al contenido del texto constitucional referido al matrimonio y la familia.

Citaron a José Martí para defender que muchos cubanos hayan pedido mantener la definición de matrimonio como la unión de un hombre y una mujer, y que la "diferencia de sexos es, no solo su cualidad, sino su esencia característica".

La Asamblea Nacional del Poder Popular decidió eliminar el Artículo 68, que definía el matrimonio como "la unión entre dos personas" y pasar el debate a la elaboración del nuevo Código de la Familia, que podría demorar dos años y tendrá que ir también a referendo.

La decisión pospuso una vez más la posibilidad de que personas del mismo sexo puedan casarse en Cuba, una reivindicación de la comunidad LGBTI.

Los obispos opinaron, no obstante, que el texto constitucional propuesto, "en lo referente al matrimonio, no ha tenido en cuenta la opinión mayoritaria de la población".

"Si bien en el nuevo texto se ha eliminado la definición de 'matrimonio como la unión entre dos personas', lo cual apreciamos (…), en los artículos 81 y 82 del texto actual se abre el camino para que, en el futuro, se reconozca como matrimonio la unión de personas del mismo sexo con todas sus prerrogativas", criticaron.

"Según la definición de familia que aparece en los artículos citados se introduce la posibilidad real de que, en las leyes complementarias posteriores, no se respete el sentir y la voluntad expresada mayoritariamente por nuestro pueblo, la cual ha defendido la institución del matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer", dijeron los obispos en su mensaje.

Lamentaron "que no ha habido cambio sustancial en lo referente al matrimonio y a la familia" respecto al Anteproyecto debatido en la llamada "consulta popular".

Por otra parte, criticaron que la nueva Constitución no incluya el derecho preferente de los padres a elegir el tipo de educación que recibirán sus hijos, como establece en la Declaración Universal de Derechos Humanos.

Por último, la COCC celebró que el Proyecto de Constitución reconozca la propiedad privada, aunque consideró que los derechos concedidos a la inversión extranjera deben ser extendidos al ciudadano cubano.

Los obispos exhortaron a los cubanos a votar de forma "responsable y desde su conciencia".

1 comentario

Imagen de José Prats Sariol

El régimen alterará los resultados a su conveniencia. Por cierto, no se especifica si los cubanos de la diáspora o exilio o transtierro sólo servimos para mandar remesas, paquetes, ir de visita y recargar celulares. Lo correcto es no votar, no hacerle el juego a la pantomima.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.