Martes, 23 de Abril de 2019
Última actualización: 14:03 CEST
Opinión

Editorial: Cuando los gobiernos latinoamericanos de izquierda condenan a dictaduras latinoamericanas de izquierda

Daniel Ortega, Nicolás Maduro, Evo Morales y Raúl Castro. (LA REPUBLICA/ EFE)

La reacción internacional contra el régimen de Nicolás Maduro ha supuesto el hecho inusitado de que tres países latinoamericanos con gobiernos de izquierda condenen a una dictadura de izquierda del continente.

Ecuador, que bajo el liderazgo de Rafael Correa perteneciera sin fisuras al "Socialismo del Siglo XXI" y al Foro de Sao Paulo, hizo críticas esas afiliaciones con Lenín Moreno, niega ahora legitimación a Maduro y apoya al presidente interino Juan Guaidó.  

Costa Rica, cuyo presidente Carlos Alvarado Quesada lidera el socialdemócrata Partido Acción Ciudadana, brinda también su apoyo a Guaidó.

Mientras que República Dominicana, cuyo partido de Gobierno es miembro del Foro de Sao Paulo, confirmó en la OEA que no reconoce la legitimidad de Maduro, aunque no llega a brindar su apoyo al presidente interino venezolano.

América Latina tiene un largo historial de dictaduras de derecha y también de condenas de esas dictaduras por parte de la comunidad internacional. Otra ha sido, sin embargo, la historia cuando las dictaduras son de izquierda. Y, por supuesto, el ejemplo mayor atañe a la suerte diplomática y buena prensa con que ha contado el régimen castrista, sin cuya intromisión en las fuerzas armadas, los servicios de inteligencia y la gobernación de Venezuela no se explicaría la situación en la cual se encuentra ese país. 

Que haya llegado el momento en que tres gobiernos de izquierda del continente se pronuncian tajantemente contra la permanencia en el poder del dictador Maduro, resulta una señal esperanzadora. Lo es también el hecho de que la mayor organización mundial de partidos de izquierda, la Internacional Socialista (IS), haya expulsado de sus filas al Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), que dirige Daniel Ortega, y haya aprobado una resolución a favor del tránsito hacia una democracia en Venezuela, reconociendo los esfuerzos de Juan Guaidó en pos de ello.

Todos estos posicionamientos desactivan las dos mayores coartadas utilizadas en América Latina por los régimenes dictatoriales de izquierda, que han exigido y exigen silencio y complicidad a otras naciones ante el riesgo de la amenaza imperialista de EEUU, y que consideran a todo gobierno de derecha supeditado a las directrices de Washington. Así, los partidos y gobiernos de izquierda estarían obligados a soportar a dichas dictaduras con tal de evitar coincidencias peligrosas con EEUU y con partidos y gobiernos de derecha del continente.

Ahora ese chantaje empieza a perder la efectividad que antes tuviera, y los gobiernos de izquierda de Ecuador, Costa Rica y República Dominicana se permiten coincidir con los EEUU de Donald Trump o el Brasil de Jair Bolsonaro en su firme condena al régimen venezolano.

Y detrás de la Venezuela de Maduro está la Cuba de Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel. Detrás, en tanto responsable del desastre que aquel país vive, pero también detrás en la cola. Porque, una vez condenado el régimen venezolano, sería deseable que los gobiernos latinoamericanos de izquierda dedicaran igual tratamiento al castrista, en vista de las violaciones que este perpetra en Venezuela y en la propia Isla. 

La posición sobre Venezuela de Ecuador, Costa Rica y República Dominicana, así como las últimas decisiones de la Internacional Socialista sobre Nicaragua y Venezuela, despiertan esperanzas para el caso cubano. Y dejan claro que para la izquierda democrática resulta imprescindible y esencial la tarea de condenar los crímenes ejecutados por dictaduras de izquierda en América Latina.

6 comentarios

Imagen de elmedicodelmongo

menudo cuadro la china con maduro en el relajo el guatacon de evo atras  y el guanajo q no tanto de ortega en un lado como a ver si me entero de algo

Imagen de Rene Montero

No voy a mencionar a nadie y seguirle el juegito , a agentes del castrismo. Realmente en Cuba no hay una izquierda , ni nada . EN CUBA SOLO EXISTE UNA TIRANIA MARXISTA LENINISTA Y PUNTO.ADEMAS EL TERMINO "socialismo "..., es algo tan ,INDEFINIDO E IMCOMPRESIBLE QUE PARA QUE TRATAR DE DECIFRARLO ,ES MUY DIFICIL PUES ..., LOS NAZIS SE AUTOTITULABAN ,NACIONALES SOCIALISTAS , LOS MARXISTAS , SE PROCLAMAN SOCIACIALISTAS , LOS SOCIAL DEMOCRATAS , SE AUTOTITULAN SOCIALISTAS..., Y ASI ESTE TERMINO CUALQUIERA SE LO ENDILGA Y NADA MAS , PUDIENDO SER UTILIZADO , POR DERECHA ,IZQUIERDA , O POR PURA MIERDA DEMAGOGICA , TIPO CHAVEZ FELIZMENTE MUERTO ,CADAVER DIFUNTO.Como sea cualquiera que respalde a Guaido , es digno y loable ,pues apoya un cambio en Venezuela ,y que no se condene a la tirana castrista , es pues algo ,que ya sabemos ,pues se deja por sentado , que en Cuba solo existe un totalitarismo de corte marxista leninista. RENE LIBERTARIO.

Imagen de Balsero

Es materia opinable la ideología de cada país. Pero lo cierto es que a Maduro ya casi nadie lo sigue en la región y por lo que se empieza a vislumbrar, Cuba va a soltarle la mano, tal vez con la intención de estirar la agonía y ganar tiempo. En estos tiempos de comentarios - ciertos e inventados - se habla de un viaje clandestino de Delcy Rodríguez a La Habana, previa reunión con militares venezolanos. 

Imagen de Amadeus

@denny68–--Hombre, socialistas no lo son, lo que pasa es que colaboran y simpatizan con dictaduras de izquierda como la cubna o la nicaraguense. No , no socialistas no son.

Imagen de ARMANDO GONZALEZ

Es que precisamente amigo danny68, en el simbolismo de las acciones de los citados paises y organizaciones internacionales radica lo interesante de este asunto, algo nunca visto con anterioridad. Ademas, el regimen de masburro es sencillamente impresentable, no hay como poder sostenerlo...En cuanto a Cuba, concuerdo con Ud.

Imagen de danny68

Dominicana, Ecuador y Costa Rica son socialistas? En què mundo delirante viven los redactores de este articulo!. De socialista tienen, si acaso, el nombre en Ecuador pues el sucesor de Correa es exactamente lo opuesto a èste. Y el gesto de la IS es simbòlico, no tiene un impacto real pues el mundo no solo cambio para la derecha o la izquierda, cambiò para todo el mundo. Y ese deseo de que la izquierda mundial condene a Cuba quedarà como siempre en el olvido. No va a pasar.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.