Martes, 19 de Febrero de 2019
Última actualización: 20:41 CET
emigración

Casi 8.000 cubanos han emigrado a Uruguay en lo que va de 2018

Filas de interesados se aglomeran ante las oficinas de migración. (SUBRAYADO.COM)

El creciente número de cubanos que buscan asentarse en Uruguay pone a prueba a las autoridades, que reconocen que no tienen capacidad humana ni económica en la Comisión de Refugiados para procesar tantos reclamos, indicó este miércoles el diario El País.

En los primeros ocho meses de 2018 han ingresado a Uruguay unos 7.268 cubanos, indica un gráfico estadístico hecho público por esa publicación, y de ellos, sólo 1.040 han podido iniciar este año el trámite de residencia.

En 2017, los arribos de ciudadanos de la Isla fueron 4.577, con lo que el presente año debe doblarse esa cifra.

Cada día una treintena de cubanos se aglomera en la sede de la Cancillería en Montevideo para solicitar un documento que los habilita a trabajar y a tramitar la cédula de identidad.

"Las cifras de entrada y salida del país que registra la Dirección Nacional de Migración muestran que desde 2012 son más los cubanos que llegan que aquellos que se van", apuntó la fuente.

El viaje de Cuba a Uruguay para la mayoría de los cubanos comienza en Guyana, a donde pueden ingresar sin visa, luego viajan por tierra hacia el norte de Brasil (donde pueden circular menos de cinco días antes de ser detenidos) y finalmente hasta la frontera con Uruguay (donde solicitan el refugio, un estatus que les facilita el ingreso y el comienzo de la regulación: primero renunciar al refugio y luego dar inicio a la residencia).

En los últimos dos años comenzó a "correrse la voz" de que en Uruguay es fácil acceder a la documentación y de que "hay trabajo". Eso, sumado a sofisticadas redes de tráfico que hacen las veces de coyotes para guiar a los migrantes, ha incrementado la llegada de cubanos.

Una vez en Uruguay, luego de haber regularizado su situación y habiendo ahorrado otra vez dinero, varios de los inmigrantes apelan a la reunificación familiar para traer a sus hijos. 

Las cifras de entrada y salida del país que registra la Dirección Nacional de Migración muestran que desde 2012 son más los cubanos que llegan que aquellos que se van. 

1 comentario

Imagen de Balsero

Por suerte hay una oleada de migrantes cubanos y venezolanos que terminan su Via Crucis en Sud América, comparativamente más tranquilo que Centro América, y con más posibilidad de estabilizar su status migratorio y sobre todo, obtener trabajo según las leyes locales. También existe una corriente de simpatía - especialmente para los venezolanos - que hace que algunos empleadores busquen estas nacionalidades. Es mentira lo que algunos hablan de "explotación" ya que los sindicatos están muy activos e intentan blanquear a todos los empleados. Lo que sí puede ocurrir es que la inserción laboral sea con trabajos más básicos que las capacidades que tienen estas personas.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.