Miércoles, 20 de Marzo de 2019
Última actualización: 01:54 CET
RELIGIÓN

Iglesias evangélicas esperan que 500.000 cubanos firmen su petición contra el matrimonio homosexual

El pastor Henry Nurse en un discurso contra el matrimonio gay en una iglesia metodista en La Habana. (REUTERS)

Las iglesias evangélicas cubanas están recolectando firmas en contra de una propuesta para reformar la Constitución y que abriría la puerta al matrimonio gay, como parte de una campaña política no gubernamental que la agencia británica Reuters describe como inusualmente fuerte en la Isla.

Los cubanos han estado "discutiendo" la más amplia reforma a su Constitución, que data de 1976, en plena era soviética, según un documento propuesto por el Partido Comunista que ha sido "debatido" desde agosto en reuniones oficiales a nivel de barrio y centros laborales.

El artículo 68, que redefine el matrimonio como la unión entre dos personas, sin especificar sexo, está acaparando mucha atención, poniendo de relieve el machismo que aún impera en la sociedad cubana a pesar de los avances en los derechos de la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT).

Las iglesias en Cuba han avivado la polémica después de que el país expandió, bajo control, las libertades religiosas en la década de 1990.

"No apoyamos bajo ningún concepto el artículo 68. ¿Saben por qué? (...) Porque la Biblia lo condena", exclamó el pastor Lester Fernández, de 39 años, en medio de la ovación de unos 500 fieles congregados en una iglesia metodista de La Habana en un día de semana de octubre.

La Iglesia Metodista es una de las 21 denominaciones evangélicas que comenzaron este mes la búsqueda de firmas para una declaración en contra de la propuesta que daría luz verde al matrimonio gay.

La información fue anunciada a DIARIO DE CUBA por el reverendo Moisés de Prada, superintendente de la Iglesia Asambleas de Dios, otra de las promotoras de esta cruzada contra las uniones legales entre personas del mismo sexo.

Los feligreses también han fijado carteles en postes, puertas y ventanas en apoyo al "diseño original de la familia, como Dios la creó" para sorpresa de muchos cubanos, en un país cuyo Estado controla los espacios públicos.

El mes pasado, en Santiago de Cuba, paradas y lugares públicos se llenaron de carteles con frases de Fidel Castro y José Martí para sustentar la campaña.

Algunos analistas sostienen que el enfoque del matrimonio homosexual está desplazando el debate de otros temas delicados en la reforma constitucional, que mantiene como "irrevocable" el sistema socialista unipartidista de Cuba, aunque refleja las transformaciones de los últimos años en sus 224 artículos.

"El matrimonio gay ha funcionado como una cortina de humo para ocultar otras realidades", dijo el activista Isbel Díaz Torres, quien estaría finalmente feliz de poder casarse con su novio con el que lleva 14 años de relación.

La consulta ha provocado un debate inusualmente abierto en Cuba, con algunos cubanos, por ejemplo, pidiendo elecciones directas para escoger al presidente del país. Sin embargo, otros asuntos, como la posibilidad de otro sistema político o económico, parecen fuera de los límites.

¿Medio millón de firmas?

Cuba discriminó a los homosexuales y religiosos tras la llegad al poder de Fidel Castro, quien los calificó como "contrarrevolucionarios" y los envió a campos de trabajo forzado.

El fallecido dictador asumió responsabilidades por esa medida en una entrevista en 2010, pero no se llegó a disculpar por tal política.

En los últimos años, Mariela Castro, directora del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), abanderada de los derechos de la comunidad LGBTI mientras sus miembros no disientan del régimen, ha logrado algunos cambios como el que hoy se debate.

Si se aprueba el artículo 68 en la Constitución, Cuba estaría en camino a unirse a Argentina, Brasil, Colombia y Uruguay para permitir que parejas del mismo sexo se casen.

El Gobierno cubano ha prometido tener en cuenta las sugerencias públicas sobre el borrador de la Constitución, cuya versión final se presentará en un referendo en febrero de 2019.

La presidenta de la Liga Evangélica de Cuba, Alida León Báez, dijo que se espera que más de 500.000 cubanos firmen la petición de las iglesias en contra del matrimonio gay.

Según datos que maneja Reuters, más del 60% de los 11.200.000 cubanos son bautizados por la Iglesia Católica, que de forma individual, a través de varios de sus representantes, se ha opuesto al matrimonio entre personas del mismo sexo.

"Si no se modifica el tema del matrimonio en el proyecto de Constitución todos votaremos en contra", dijo León Báez. "Si se aprueba, nuestra nación va a la destrucción total", añadió.

Activistas LGBT cubanos han lanzado también una campaña en contra de las iglesias evangélicas, principalmente en las redes sociales, pero sostienen que es difícil porque el Gobierno no reconoce oficialmente a los activistas independientes.

"CENESEX está haciendo muchísimas acciones, pero no podemos olvidar que al final es una institución académica, científica y docente", dijo el activista LGBT Ulises Padrón.

3 comentarios

Imagen de Ana Julia Faya

No dudo que logren ese número de firmas. La sociedad cubana ha sido homófoba, ni Mariela Castro desde su CENESEX ha logrado hacer ley el matrimonio entre personas del mismo sexo. Si se logra con la nueva Constitución es porque el régimen ya lo decidió de antemano, como todo lo demás que ya se ha "debatido" en el simulacro de Parlamento del país.

Imagen de Joshua Ramir

que firmen la peticion y que voten NO a la constipacion...

Imagen de Juan

Jaja, un país tan controlado por la mafia del PCC y este pastor gritandole a los seguidores lo malo del matrimonio entre parejas del mismo sexo. Se le olvidó decirle a sus seguidores que esas misma personas lo acompañaron a ellos los cristianos en los Gulas de los Castro cuando el famoso UMAP. Son unos chistosos los cubanos, se prestan para todas las estupideces que un loco con un micrófono en mano este ordenando.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.