Miércoles, 24 de Abril de 2019
Última actualización: 18:20 CEST
emigración

Absuelve un tribunal de Trinidad y Tobago a los ocho cubanos acusados de obstruir la vía pública

Los cubanos en Trinidad y Tobago. (MARTÍ NOTICIAS)

Los ocho emigrantes cubanos acusados de obstruir la vía pública en una manifestación en Puerto España quedaron absueltos en la cuarta y última audiencia celebrada este viernes en el Tercer Juzgado de la capital de Trinidad y Tobago, informó Martí Noticias.

La jueza Rehanna Alia había pedido en varias ocasiones la evidencia incriminatoria al Ministerio Fiscal, que esta vez volvió a solicitar tiempo para recopilar pruebas y le fue denegado.

"A la salida del tribunal estaba toda la prensa local, esperamos salir en los periódicos, ha sido una noticia de repercusión nacional e internacional", dijo Lisandra Farray, que actualmente ostenta el estatus de refugiada, concedido por la Agencia del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR por sus siglas en inglés).

Los migrantes fueron arrestados en diciembre luego de dos meses de protestas frente a la sede de ACNUR y luego liberados bajo fianza a principios de enero.

"Los fiscales pidieron en la audiencia que se condenara el hecho para que sirviera de escarmiento, pero la jueza desestimó la sugerencia", comentó Farray que en Cuba, en la región de Villa Clara, integró el movimiento femenino Damas de Blanco y el Frente Antitotalitario Unido (FANTU) que dirige Guillermo Fariñas.

Se les acusaba de violar la sección 64 (1) (n) de la Ley de Delitos Sumarios, que impone una multa de 200 dólares y un mes de prisión a cualquier persona que obstruya deliberadamente el libre paso de la vía pública.

Los acusados contaron con la representación legal del abogado Christophe Rodríguez, contratado por ACNUR.

El grupo permaneció acampado durante 63 días en las afueras del edificio de ACNUR, cerca de Chancery Lane, para exigir que se les concediera el estatus de refugiados y buscar el reasentamiento en un tercer país.

Todos aseguran que huyeron de Cuba porque habían sido perseguidos por "oponerse pacíficamente al régimen totalitario de los hermanos Castro".

Actualmente, seis son refugiados y solo dos son aspirantes a ese estatus.

Los ocho cubanos absueltos son Yaneisy Santana Hurtado, de 37 años; Ramón Arbolaez Abreu, 43; Ailys Arbolaez Santana, 18; Yusnes Reyes Santana, 20; Gladys Lisandra Pérez Molina, 22; Lisandra Farray Rodríguez, 29; Pedro Santana Madeo y Yuriet Pedrozo González, 30.

Esta semana, un comunicado del Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) mostró su preocupación por la situación legal y humanitaria de varios emigrantes cubanos que se encuentran en Trinidad y Tobago.

Según testimonios de afectados y reportes de prensa, un grupo superior a las 1.000 personas, incluyendo ancianos y niños, se encuentra actualmente en territorio trinitense esperando respuesta sobre su petición de asilo o de un estatus legal. Mientras eso sucede, la mayoría sobrevive en condiciones deplorables.