Miércoles, 26 de Septiembre de 2018
Última actualización: 13:12 CEST
POLÍTICA

La Habana califica de 'conspiración' la sospecha de que Rusia esté detrás de los 'ataques' en Cuba

Un auto pasa por delante de la Embajada de Rusia en La Habana. (REUTERS)

El Gobierno cubano calificó este miércoles de "conspiración" una información recién publicada en la prensa estadounidense que señala a Rusia como el principal sospechoso de los "ataques" aún no esclarecidos que enfermaron al menos a 26 diplomáticos de EEUU en La Habana.

"El artículo de NBC se presta (a) juego peligroso. Insinuar conspiraciones de terceros países en Cuba sin evidencias o fundamento, citando fuentes sin nombres e inventando intrigas", escribió en su cuenta de la red social Twitter el director general de EEUU de la Cancillería, Carlos Fernández de Cossío.

El funcionario del MINREX defendió que en la Isla "no se ataca a diplomático alguno, de ningún país y por ningún país".

NBC News publicó esta semana el mencionado artículo en el que cita como fuentes a tres funcionarios y otros dos informantes al tanto de la investigación sobre los incidentes.

Según el medio, la sospecha de que Moscú está detrás de los hechos está respaldada por evidencia de comunicaciones interceptadas, conocidas en el mundo del espionaje como "señales de inteligencia", acumuladas durante una larga y continua investigación que involucra al FBI, la CIA y otras agencias estadounidenses.

Aclaró, sin embargo, que lo hasta ahora recopilado no es aún lo suficientemente concluyente como para que EEUU señale oficialmente a Moscú por los incidentes que comenzaron a fines de 2016 y continuaron en 2018.

Aunque las más fuertes sospechas se inclinan a Rusia, los funcionarios consultados no descartaron la posibilidad de que los servicios de inteligencia cubanos hayan ofrecido a los rusos algún nivel de cooperación o consentimiento tácito.

Según las fuentes consultadas, las agencias de inteligencia rusas operan en Cuba, al igual que espías chinos.

El gobierno cubano ha negado repetidamente cualquier conocimiento o participación en los ataques a los estadounidenses en la Isla, incluso ha puesto en duda que los hechos hayan tenido lugar.

Washington sostiene que quienquiera que haya perpetrado los ataques, La Habana tiene  responsabilidad por no proteger a los diplomáticos estadounidenses en suelo cubano.

Los funcionarios entrevistados por NBC News aseguraron que además de los diplomáticos del Departamento de Estado, las víctimas incluyen varios oficiales de la CIA, al menos un miembro del Ejército y representantes de otras agencias. Los males sufridos por los funcionarios incluyen lesiones cerebrales, pérdida de audición y problemas de cognición, equilibrio, visión y audición.