Lunes, 19 de Agosto de 2019
Última actualización: 00:26 CEST
Política

¿Por qué Raúl Castro no quiere morirse en el poder en Cuba?

Raúl Castro.(LA NACION)

Lartiza Diversent, abogada, directora del Centro de Información Legal, Cubalex

No creo que la cúpula del régimen esté buscando relevo ni dar paso a nuevas generaciones. A Raúl Castro simplemente le molesta asumir las responsabilidades internacionales que implica ser jefe de Estado. Su lenguaje corporal, por ejemplo, en la Cumbre de Panamá, o durante la visita de Obama a La Habana, revela que no le gustan las cámaras ni los periodistas. No es orador y en sus discursos en la Asamblea Nacional resulta aburridísimo leyendo. Necesita un muñecón, una imagen más fresca que se encargue de las incómodas preguntas de la prensa internacional. Seguramente se siente demasiado viejo para estar haciendo el ridículo, tal y como lo hacía su hermano. De la vieja guardia en el poder, es a Raúl Castro al único que le ha tocado hacer el ridículo en público. Esta es la diferencia, lo que explica por qué el resto de octogenarios que integra la cúpula del PCC no se ha tomado un descanso y, a diferencia suya, opta por morirse en sus cargos.

Omar López Montenegro, director de Derecho Humanos de la Fundación Nacional Cubano Americana

En realidad, no existe un relevo de poder en Cuba. Raúl Castro conserva el puesto de primer secretario del Partido Comunista, así que de facto y de jure, de acuerdo al artículo 5 de la Constitución Socialista, sigue rigiendo la sociedad cubana, es su rector. Raúl conserva además su asiento como diputado en la Asamblea Nacional del Poder Popular, lo que representa una espada de Damocles permanente sobre la cabeza de los demás diputados durante las sesiones.

Recordemos también que la Asamblea Nacional sesiona únicamente dos veces al año, así que sus decisiones siempre son enmarcadas por otras del Partido.

Por consiguiente, Raúl Castro sigue manteniendo el poder en Cuba. La maniobra de relevo en el Consejo de Estado es más bien dirigida a la opinión pública internacional, en un intento de lavar la cara del régimen.

Juan Antonio Blanco, director de la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba

Raúl Castro no abandona el poder. En cualquier circunstancia —incluso si no fuese el primer secretario del PCC—, mientras viva y no este inhabilitado, será el líder de la élite depositaria del poder real. Apelando a los métodos que sean necesarios, siempre procurará que no se quiebre la unidad de esa élite.

Pedro Campos, exdiplomático y analista

Primero que todo por cobardía. Él tenía poder y consenso para hacer un cambio real y lo evadió.

Estimo que hay tres causas fundamentales para esta renuncia disimulada que se relacionan entre ellas, mediadas por esa cobardía:

a) Él sabía que la economía cubana era un desastre, conocía lo que heredó del hermano y no quiso quedar como responsable de lo que vendría después. Ni Gorbachov, ni Yeltsyn.

b) Trató de arreglar el fenómeno intentando hacer funcionar una estructura centralizada, hecha para el caudillo, con tentativas reformistas que se venían ensayando incluso con Fidel Castro, pero siempre con muchas limitaciones y una gran oposición dentro de las estructuras burocráticas. Más de una vez se quejó de que "no lo dejaban hacer", aludiendo presumiblemente al hermano que siguió vivo, sin cargos pero con el poder real de su autoridad forjada en medio siglo.

Modificó absurdas regulaciones establecidas por Fidel, le quitó el poder, le jugó sucio con las Causas No.1 y No.2, destituyó a todos los fidelistas; pero nunca lo enfrentó abiertamente. No tuvo la valentía de Nikita Jruschov de criticar el culto a la personalidad de Stalin, ni después de muerto.

Él puede asumir que hizo el intento de arreglar el fenómeno, pero por ser fiel a su hermano, no quiso avanzar ni arriesgar más. Se convenció de que él no puede arreglar el entuerto. Nunca presentó batalla de verdad. Dicen que ese fue su comportamiento cuando el Moncada y en la Sierra, donde abrió el Segundo Frente con unas pocas escaramuzas con el Ejercito.

c) Dejó el trabajo a otros y estructuró ideas centrales en los Congresos VI y VII que, de aplicarse consecuentemente, pueden llevar al desarrollo económico del país, pero a costa de abandonar la hipercentralización del modelo castrista, democratizar la economía (amplia apertura del trabajo privado y cooperativo y de las inversiones extranjeras y de cubanos de afuera, con mercado, libre contratación). También pueden llevar, eventualmente, a algunos cambios en el sistema político, todo lo cual se sabe abriría expectativas de cambios impredecibles.

En fin, no quiere quedar como responsable del desastre ni del cambio. Lo creó su hermano, diría. "Que se encargue otro de la solución. Yo transité sin que se cayera el 'socialismo' y sin traicionar a mi hermano. El que venga atrás que enfrente el problema". Creo que es una actitud cobarde.

Rafael Rojas, historiador y ensayista

Creo que Raúl Castro inició su segunda presidencia, en 2013, convencido de que la mejor manera de asegurar la continuidad del régimen cubano era por medio del relevo generacional.

La decisión de colocar a Díaz-Canel en la Primera Vicepresidencia de los Consejos de Estado y Ministros fue una señal clara de esa apuesta. A diferencia de Fidel, quien estaba decidido a morir mandando, Raúl optó por una vía más institucional, aunque igualmente subordinada a la perpetuación del poder.

El problema es que, en Cuba, dada la profundísima crisis económica, social y política que vive el país, el relevo generacional no basta para preservar el sistema. También son necesarias las reformas, empezando por la constitucional, sin que la dinámica del cambio amenace la permanencia del régimen.

Creo que, después de la sucesión de abril, la demanda de reformas, dentro de la propia clase política, crecerá.

Carlos Alberto Montaner, periodista y escritor

Porque es menos irresponsable que Fidel y quiere legarle a su familia y amigos un sistema capaz de prorrogar la autoridad. No lo conseguirá, pero lo busca.

29 comentarios

Imagen de Anónimo

Quiere soltar, porque poco a poco se está revirtiendo la violencia y el miedo. Comienza el asedio en contra de los chivatos y esbirros, sobretodo en los pueblos pequeños.  Se está corriendo como la polvora .

Imagen de Pedro Benitez

Pensé yo que estaba solo en mis conclusiones y razonamiento, y aparece Gadiel Hernández.  “Con estos elementos el sistema opera solo” El engranaje tenebroso de la junta militar solo es verdaderamente vulnerable a la inflación, a la corrupción y a la liberación de las fuerzas productivas.  Pensar que la falta del apellido Castro en la presidencia termina con la tiranía; no se aleja de creer que una familia mafiosa se desintegra después de la muerte de su capo.  (.1.)Un movimiento popular, un movimiento social, o un movimiento ciudadano es el antibiotico para la profunda infeccion totalitaria.  Además, cualquier analisis del poder político de la junta militar en un articulo que no incluye a Alejandro Castro Espín, puede ser un análisis incompleto.           

Imagen de Anónimo

Gadiel Hernandez. Cuba Viva. La no continuidad de Raul Castro en el cargo de Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros debe entenderse en un doble nivel. Lo que el regimen quiere proyectar y lo que realmente es, cuestiones siempre distintas y la mayor parte de las veces opuestas. Raul Castro es un asesino, intolerante y mediocre que sabe todo lo que es, que le preste mayor atencion a su familia, solo habla de su incapacidad poder ser un autentico dictador como su hermano.De Fidel Castro, Raul hereda un mando unico consolidado, un efectivo aparato de inteligencia y una  representacion positiva de la imagen de Cuba en el ambito internacional que la hace inmune a las presiones que dictaduras como las de Maduro o Gaddafi pueden o pudieron haber recibido. Con estos elementos el sistema opera solo, sin Raul, sin Fidel, da igual. Es una maquinaria y funciona para los que controlan el poder real en Cuba, que no es el Presidente, la Asamblea Nacional, ni el Partido, ni el Buro Politico, sino el cisrculo de generales que controlan TODO lo verdaderamente importante.Estos generales controlan las instituciones del Estado en su conjunto, directa o indirectamente; la mayor parte del aparato productivo del pais, los organos de la inteligencia y la propaganda tanto hacia dentro del pais, como hacia afuera. Raul Castro sabe que con este mecanismo funcionando, el relevo generacional y la continuidad al neocastrismo, no solo es posible, sino que es factible y patente. Este artefacto se destruira a si misma como en la URSS o sera enterrada por un movimiento popular que derroque a la dictadura militar de modo repentino y efectivo, refundando la Republica sobre bases totalmente nuevas.  

Imagen de Anónimo

Para no asumir la responsabilidad del desastre final.  El y  todos sus mocos pegaos se irán a vivir a Galicia  la dolce vita.

Imagen de Anónimo

Porque se quiere retirar en una isla desierta de su propiedad, donde pueda esconderse, disfrutar las 3 afeitadas que le quedan y evitar la corte internacional de justicio que algun dia llegara a buscarlo!

Imagen de Anónimo

®©>Pamela estará en la sombra ostentando el poder,porque sabe que tiene cuentas pendientes con sus asesinados y el día que dejara, serán muchos los que irán por su cabeza acusándolo ante el Tribunal Internacional,para que sea juzgado según se merece,de alejarse del poder no lo piensen,el tendrá,por miedo y obligación que morir bajo la manta que lo acurruque so pena que los últimos días de su cochina los pase entre juicios y acusaciones>®©

Imagen de Anónimo

Yo creo que hay una crisis política, latente. Antes había 1 y 2. Ahora queda el último y sin descendencia con suficientes "lauros revolucionarios" para ocupar el trono dictatorial. Presiento una disputa de fuerzas, porque los militares ya han  ganado lugares en todos los campos del gobierno, apoyados desde el propio RC. Las FAR ocupan la escena principal pero sus cuadros son poco dados a hacer participar al resto de la burocracia. Por otro lado, las huestes de Luis Alberto están sospechadas de - pequeños y grandes - escándalos, gracias a negocios discrecionales, todos manejados desde el más absoluto secretismo. Nadie cree que Marcelo Odebrecht haya entrado a Cuba sin pagar peaje. La situación actual de Lula en cierta manera avala esta teoría.

Imagen de Anónimo

Omar López Montenegro es el único que está claro. Es como él dice. Parce mentira que hablen aquí supuestos historiadores y políticos, están más perdidos que un delfín en un campo de pelota. Especialmente el exdiplomático y ¿analista de qué?, cuando dice, y cito "estructuró ideas centrales en los Congresos VI y VII que, de aplicarse consecuentemente, pueden llevar al desarrollo económico del país". Esto ya es real maravilloso carpenteriano o realismo mágico. Nada que nazca de la cúpula nazicastrista tiene lógica ni puede llevar al desarrolo de Cuba ni un carajo. Omar López Montenegro es el único que sabe lo que hay, lo que sucede y lo que ocurrirá, comparto su idea. El resto puede obviarse.

Imagen de Anónimo

Rafael Rojas se refiere a una "profundísima crisis económica, social y política" en la Isla. Ciertamente, la situación socioeconómica de Cuba no puede ser peor. Pero crisis política, lo que se entiende como tal en cualquier análisis,  lamentablemente no existe ninguna. Ni siquiera de forma larvada.

Imagen de Anónimo

Se va a morir en el poder, porque el PCC está por encima de todo. Así que salga quien salga de presidente, ese puesto está subordinado al partido y quien lo dirige hasta su muerte, es Raúl, a menos que pase lo impredecible y termine como Ceaucescu que, conociendo lo pendejo que son los cubanos, nunca va a ocurrir.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.