Lunes, 24 de Septiembre de 2018
Última actualización: 10:39 CEST
'ELECCIONES' 2018

'Politización del proceso electoral, manipulación del voto y falta de anonimato'

Un niño cubano al lado de una urna. (AFP)

Varias plataformas ciudadanas se movilizaron este domingo para observar la participación en las "elecciones" convocadas por el régimen y vigilar el respeto a la Ley Electoral y la Constitución.

A pesar de que la policía política intervino y detuvo al menos a medio centenar de observadores o los reprimió de otras formas, no consiguió frustrar el trabajo de los activistas.

DIARIO DE CUBA habló con cuatro proyectos para conocer las incidencias que detectaron.

Candidatos por el Cambio (CxC)

La plataforma Candidatos por el Cambio (CxC) dijo que desplegó al menos 79 observadores en 11 provincias y que detectó alrededor de una decena de incidencias en las votaciones de este 11 de marzo.

"De manera generalizada, el voto se realizó con lápiz no con tinta indeleble, lo cual le resta toda la validez al proceso. En todos los colegios se encontraban visibles los listados de electores, aunque en algunos sitios se detectaron nombres duplicados", precisó CxC en un comunicado.

Asimismo, enumeró otros problemas como "la manipulación de la intención de voto" en un colegio electoral en La Habana, así como la presencia en otro colegio de militares uniformados y la falta de privacidad para ejercer el voto en un colegio en Granma.

En declaraciones a DIARIO DE CUBA, Juan Manuel Moreno, coordinador de CxC, que agrupa a la Comisión Cubana para la Defensa Electoral (COCUDE), condenó que el proceso estuvo "politizado".

"Dentro de las incidencias detectadas este domingo están la politización e ideologización del mismo proceso 'electoral' a partir de arengas en los colegios electorales realizadas por militantes del partido, de la Federación de Mujeres Cubanas y de otras organizaciones de origen partidista. Se indicaba a los electores a quién debían votar, una de las incidencias más graves que detectamos", dijo Moreno.

Interrogado sobre en qué consistió el proceso de observación de este domingo, explicó: "A los observadores se les enviaron los parámetros a observar, como la forma del voto (si es con tinta o lápiz), el listado de los electores (si está en regla, si no hay nombres repetidos), el horario de apertura y cierre de los colegios, el conocimiento de los miembros de la mesa electoral sobre el procedimiento legítimo. Sobre esta línea se trabajó, no siendo provocativos ni dejándose provocar para que fluyera el proceso de forma pacífica".

"En sentido general, fue un trabajo fructífero porque se detectaron incidencias, no nuevas, sino ya históricas dentro de las violaciones del mismo proceso electoral. Hubo una notable participación de la ciudadanía y mayor número de personas involucradas en el proceso de observación y en el del voto. Habíamos convocado a la ciudadanía a participar en el voto porque el no participar le deja espacio de movimiento al mismo régimen. Por eso, debemos involucrar a la ciudadanía, que se sienta parte del mismo proceso, parte cuestionadora", concluyó Moreno.

Ciudadanos Observadores de Procesos Electorales (COPE)

COPE, por su parte, desplegó 170 observadores por todo el país, según explicó Manuel Cuesta Morúa a DDC. 

"Nuestro propósito con esta observación era hacer un conteo muestral que es una adaptación de lo que en el mundo se conoce como conteo rápido con el propósito de dar información lo antes posible del comportamiento de los electores. Para esto, habíamos previsto comunicarnos por teléfono y por correo electrónico. Generamos una pequeña logística con este propósito, pero hubo represión contra los observadores y a muchos de ellos les cortaron el teléfono", detalló.

Sobre las incidencias observadas este domingo enumeró: "las personas repetidas en las listas" y la "exclusión del voto a muchos ciudadanos", como el observador Yusniel Pupo Carralero.

"Otras incidencias que comprobamos fue que el Gobierno había previsto cerrar los colegios a las 6:00 de la tarde y se amparó en que en algunas zonas llovió para cerrar todos los colegios posibles a las 7:00 de la noche, tratando de atraer a los electores, dándoles más tiempo para ver si conseguía que participaran. En un colegio en Palma Soriano no había condiciones para que el voto se hiciera de manera secreta como estipula la Ley Electoral cubana", ejemplificó Cuesta Morúa.

Preguntado sobre el balance de este proceso, señaló que "como observación subimos un peldaño respecto a la observación anterior (realizada en noviembre pasado). Fue más organizado, teníamos una buena estrategia de comunicación que habría funcionado de no haber intervenido la Policía. Ampliamos nuestra presencia a todas las provincias. El intento del Gobierno cubano de competir con nosotros en materia de observación se cayó por su propio peso. Lo que indica que no se puede improvisar. Mostramos más organización que ellos".

"Estas elecciones muestran la quiebra y el desgaste del voto plebiscitario del régimen. Ya hay una amplia minoría que va expresando sus preferencias y que no encuentra representación ni en el sistema político ni en el sistema electoral. Eso desde la ciudadanía va empujando más en la dirección de que la ley y el sistema electorales deben ser reformados", opinó el coordinador de COPE.

Observadores de Derechos Electorales (ODE)

Marthadela Tamayo, de Observadores de Derechos Electorales (ODE), informó a este diario que 60 de sus observadores realizaron su trabajo este domingo en un centenar de colegios electorales de 21 municipios de diez provincias del país.

El objetivo de ODE fue "ver la organización interna del proceso electoral, los colegios especiales que habilitó el Gobierno (como uno en la terminal de ómnibus de La Habana), el porciento de asistencia".

Sobre los problemas detectados en las votaciones, Tamayo enumeró: "el hacinamiento en los colegios electorales, las urnas estaban pegadas una al lado de la otra; la falta de privacidad a la hora de dar el voto y la posposición del cierre de los colegio por falta de fluido eléctrico o por lluvia".

Asimismo, dijo que "poner en la terminal de ómnibus de La Habana un colegio electoral para personas que van de viaje no garantiza que no haya una dualidad de voto, que una persona vote allí y luego vuelva a hacerlo al llegar a su provincia".

En un informe de ODE enviado a DDC, además, se enumeraron otros datos como "la existencia de propaganda política dentro de los colegios electorales; y el desconocimiento por parte de los electores de quiénes eran sus futuros delegados o diputados".

CubaDecide

Rosa María Payá Acevedo, líder de CubaDecide, también desplegó a casi un centenar de observadores en la Isla.

Dentro de la iniciativa CubaDecide participa la organización opositora Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), que tenía planificado observar 34 colegios con 150 personas, aunque finalmente, a causa de la represión, no se consiguió tal movilización.

"Pudieron observar el proceso diez personas. Las votaciones estuvieron marcadas por irregularidades, sobre todo, falta de información. Algunas de las incidencias detectadas fueron que boletas que tenían garabatos o estaban escritas las contaron como en blanco. Hubo muchos activistas a los que no se les permitió votar ni acercarse a los colegios", precisó a DDC Carlos Amel Oliva Torres, portavoz de la UNPACU.

Entre otras incidencias, enumeró "la presencia a nivel nacional de órganos represivos de la Policía y de la Seguridad del Estado, así como miembros de las brigadas de respuesta rápida".

"Hubo amenazas y en general violaciones de los presidentes de las mesas electorales. Hubo un ejercicio erróneo en el uso de sus funciones. En algunos colegios solo se dijeron los datos que 'convenían'. En la mayoría no se dijo el número de electores registrados", agregó.

Oliva Torres ilustró lo sucedido este domingo con lo que pudo observar el activista Yordanis Labrada Téllez, en Songo la Maya, donde en un colegio "de 740 electores registrados solo votaron 341 a los que hay que restarles 15 boletas en blanco y diez nulas. Esto refleja el bajo por ciento de participación".

"Desde el 26 de noviembre a la fecha actual se ha demostrado que las urnas no las custodian solamente los pioneros, hay presencia policial. Además, hay coacción y detenciones de los órganos represivos. Todo esto tiene lugar contra observadores, ni siquiera contra competidores. Es evidente que en la actualidad los que están a cargo del Estado cubano no tienen ningún tipo de intención de abrir el juego político hacia su pueblo", concluyó Oliva Torres.

En un informe, CubaDecide señaló que "en los colegios donde de hecho se pudo realizar la observación el 37% de los electores tuvo el valor de mostrar su rechazo al sistema electoral y de Gobierno y su apoyo a la realización de un voto libre y con garantías para cambiar el sistema a través de la anulación de la boleta o no presentándose a votar".

"La jornada de hoy (este domingo) ha sido una confirmación de que en nuestro país se pretende imponer una sucesión dinástica por parte de un poder ilegítimo que intenta perpetuarse. Sin embargo, aún bajo condiciones de fuerte represión y vigilancia por parte de las autoridades de la dictadura una parte significativa del electorado cubano ha demostrado su voluntad y necesidad de cambio de sistema y su apoyo a los objetivos de la campaña CubaDecide", señaló el informe.

Asimismo, la iniciativa que lidera Rosa María Payá llamó a "denunciar la ilegitimidad de la Asamblea Nacional del Poder Popular, y a los representantes de los Consejos de Estado y de Ministros que en este marco se designen" y a "apoyar el derecho del pueblo cubano a cambiar el sistema en un plebiscito vinculante con garantías para poder realizar elecciones libres, justas y plurales".

Más de ocho millones de cubanos estaban llamados este domingo a participar en el simulacro electoral del régimen, que terminará con el traspaso de poder dentro del castrismo.

Según cifras oficiales preliminares, más de un millón de personas no fueron a votar. La asistencia a las urnas el pasado domingo fue de un 82,9%, casi ocho puntos más baja que en 2013 (90,88%) y la de 2013 ya había sido seis puntos más baja que la de 2008 (96,8%).

En la práctica, este domingo los cubanos debían ratificar a los candidatos a diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular, ya que concurrían 605 aspirantes para igual número de escaños. También debían votar por 1.265 delgados provinciales.

La Asamblea Nacional se instalará el próximo 19 de abril, cuando debe "elegir" al Consejo de Estado y al sucesor de Raúl Castro.

4 comentarios

Imagen de Anónimo

Es una falta de respeto llamarle a "eso" elecciones. Nadie elije nada. Antes del paripé, todos saben quien mandará.

Imagen de Anónimo

Elecciones? Que coño de “elecciones” si el hijo de Puta en cenizas dijo en el ‘59 “Elecciones para qué?” y se quedó en el poder hasta que al fin se murió. Que “elecciones” !!! si esta es una burla que dura ya 60 años!!! 

Imagen de Anónimo

// Y todo para... //  - - - - - - ....vigilar el respeto a "la Ley Electoral" y "la Constitución", que están hechas cuidadosamente, e impuestas, para perpetuar al régimen  que padecemos.

Imagen de Anónimo

Politización del proceso electoral? Y qué hay en Cuba que no esté politizado? Por favor, si allí hasta las canciones infantiles llevan mensaje político 

Necesita crear una cuenta de usuario e iniciar sesión para poder comentar.