Miércoles, 19 de Diciembre de 2018
Última actualización: 02:13 CET
Sociedad

Prostitución y drogas: la Policía exige 'cooperación' a empleados de locales estatales

Dos mujeres. (PRI.ORG)
Entrada del Club 23, en El Vedado. (DDC)

Los administradores de establecimientos estatales ubicados en la habanera "arteria de 23", en El Vedado, fueron convocados a una reunión con oficiales de alto rango de la Policía Nacional (PNR) del territorio, que les pidieron "cooperar para combatir la prostitución y el tráfico de drogas" en la zona.

En la reunión, efectuada a principios de enero en la unidad policial de Zapata y C, se exigió a los administradores informar a los empleados que "esta zona está considerada foco de prostitución y tráfico de drogas" y que se necesita de "la cooperación de todos" para enfrentar el fenómeno, informaron trabajadores que pidieron no ser identificados.

"¿Y qué pretenden que se le diga a las mujeres que acceden al local con extranjeros: 'ustedes no pueden entrar a consumir porque suponemos que son jineteras'? Le dije a mi jefe que mi única cooperación será venir a trabajar puntualmente", dijo una empleada gastronómica.

Otra camarera coincidió en que la exigencia de esta cooperación, además de involucrar a un trabajador en una cuestión policial, deja preguntas "que debieron hacer nuestros jefes en la reunión".

"¿Cuál será el patrón para identificar que una mujer es jinetera? ¿Su manera de vestir, de caminar, de gesticular? ¿Acaso todas las mujeres acompañadas de extranjeros que entran a estos locales o que frecuentan esta zona del Vedado están prostituyéndose? ¿Cuál es la pinta de un vendedor de drogas?", cuestionó la trabajadora.

Al menos seis administradores, que dieron declaraciones bajo condición de anonimato, confirmaron que en la reunión, presidida por una oficial con grado de coronel, ninguno de los directivos presentes "se atrevió siquiera a cuestionar lo que se nos exigía, nadie dijo ni pío".

Administradores preguntados sobre por qué no indagaron en la reunión cuál sería el modo en que se establecería esa "cooperación", afirmaron que "nadie se atrevería a tanto".

"Tenemos un 'negocio' bastante complicado que atender y esa gente te puede mandar una auditoría nuclear para que salgas por el techo y en el noticiero como chivo expiatorio".

"Simplemente informé a mis trabajadores, a modo de comentario, pero sin exigirles nada, solo que abrieran bien los ojos con el tema de la droga y nada más. No tengo la menor intención de hacer el trabajo que corresponde a la Policía", aseguró uno de los administradores.

En opinión de un encargado de seguridad, la pregunta de rigor es "¿qué pasará con los trabajadores que no 'advirtamos' que tal mujer es jinetera o que aquel hombre vende drogas? ¿Se nos acusará de cómplices a los trabajadores?".

"Por supuesto que en esa reunión, como me confirmó mi jefe, no se habló de que parte de la prostitución y la droga ocurren gracias a la corrupción de la propia Policía. Por qué no nos piden la cooperación para enfrentar ese descaro", fustigó.

'La gente del fuego'

Entre los clubes o discotecas más populares de la "arteria de 23", la mayoría enclavados en La Rampa, se encuentra el Bim Bom (actualmente en remodelación), el Sofía, el Tikoa, La Zorra y el Cuervo, el Club 23 y La Gruta.

Para la Policía todos son presuntos focos de jineterismo y tráfico de drogas "porque esta es una zona muy frecuentada por los 'yumas', y aquí curralamos la gente del fuego", dijo Camilito, habitual de La Rampa, que ofrece a los extranjeros cualquier servicio "extraoficial" que deseen.

"A mi entender, no quieren usar a la Policía porque saben que son corruptos, pero no quieren reconocerlo", apuntó Idalmita, joven de 25 años de edad a quien no le gusta ser llamada jinetera y se describe como "dama de compañía".

"Mi amiguita del club donde me siento más a gusto para trabajar me advirtió que anduviera con cuidado. De quienes tengo que cuidarme es de los administradores, que por mantener su 'bisne' te mandan a matar. A la Policía yo la manejo".

Una fuente en el Club 23 reveló que sus responsables sí decidieron cooperar de alguna manera con la Policía en el enfrentamiento a la prostitución y el tráfico de drogas. Para acceder al local se exige mostrar el Carné de Identidad y se anotan los datos en un libro.

"Así la Policía puede saber quiénes son los habituales. Para mí es irrespetuoso hacer eso, pero son ordenes de la administración y yo debo cuidar mi trabajo, como a la 'gente del fuego' les toca velar por el suyo", agregó la fuente.

Un oficial de Policía que opera en La Rampa justificó que se pide la cooperación de quienes trabajan en estos locales "porque entienden mejor la dinámica, interactúan con los clientes y conocen mejor a los habituales".

"Es decir, que además de que tenemos que trabajar como perros y tener un salario de perros que nos obliga a subsistir de la propina y de los rejuegos, también tenemos que ser chivatones de gratis", se quejó un barman.

6 comentarios

Imagen de Anónimo

Lo lamento , pero la noticia está mal redactada. ''Los administradores de los establecimientos estatales, ubicados en la habanera arteria de 23'' fueron a COORDINAR CON ALTOS OFICIALES DE LA POLICÍA como explotar -no es combatir- la prostitución y el tráfico de drogas en esa zona habanera y requieren de LA PARTICIPACIÓN de todos para aumentar sus ingresos personales -y si es en divisas mejor- producto de estas actividades que el Estado cubano alienta y protege cuando les conviene. 

Imagen de Anónimo

Candela, ahora si van agarrar a Mariela Castro. Pues es una dama de compañía excelente, ha tenido tres maridos yucas, bueno esos son los oficiales!

Imagen de Anónimo

Que van los policías a estar vigilando la prostitucion si ellos son los primeros que les buscan la carnada a quienes la buscan, y les exigen dinero a los chulos y a las prostitutas que se venden a los extranjeros, y con las drogas igual. Además a donde tienen que ir es a la discoteca que tiene uno de los de apellido Castro, donde dicen que esos dos flagelos es lo que mueve su negocio. 

Imagen de Zoraida Marrero

¿Y a la policía para que le pagan?¿Para perseguir a viejitos que venden maní tostado sin licencia?

Imagen de Anónimo

Interesante que sea un extranjero quien diga como tratan a la mujer en Cuba y como las usan. El machismo floreciente y eterno de Cuba. Que verguenza. Y, las mujeres no abren los ojos? Porque yo prefiero morirme de hambre a que un chulo de esos me explote. Hasta encontraron una que tiraron muerta en un lobby con un trozo de madera en la vagina y otra negrita se la llevó un italiano y la metió en una jaula. Allí la vio una chica que fue con su pareja y la ayudó a volver a Cuba. Ahora esta loca en mazorra.

Imagen de Anónimo

azucar. a vigilarae los unos a los otros. por que no le ofeecen al cubano de a pie el mismo trato que a maradona?. que le servian en bandeja de plata su sabrosura..

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.