Jueves, 16 de Agosto de 2018
Última actualización: 13:48 CEST
SOCIEDAD

El CENESEX reconoce 'la falta de protección legal' de las víctimas de violencia de género en Cuba

Una campaña publicitaria contra la violencia de género. (RADIO REBELDE)

El estatal Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), que dirige Mariela Castro Espín (hija del general Raúl Castro), reconoció en un taller "la falta de protección legal" de las víctimas de violencia de género en la Isla, informó este martes el CENESEX en su web.

En un taller coordinado por el CENESEX, la especialista Arlín Pérez Duharte "evidenció la falta de protecciones legales a la víctima en el derecho penal cubano actual y en consecuencia la violencia institucional que sufren las víctimas".

Asimiso, dijo que "en el proceso penal, que va de la colección de pruebas legales, la fase decisoria por la Fiscalía, al juicio oral" se constata "la ausencia de la víctima a lo largo de este proceso, como sujeto de derecho".

Condenó también el hecho de que "en el juicio la víctima es solo testigo y no tiene derecho a impugnar".

"Las víctimas de la violencia deberían tener categorías especiales, para evitar la revictimización sobre ella", dijo Pérez Duharte que puntualizó que de acuerdo con las leyes vigentes solo tienen categorías especiales los menores y adolescentes.

"El derecho a la información ha de ser reconocido a la víctima durante el proceso para que pueda deliberar en la búsqueda de una solución justa para su causa. No es suficiente la prueba, sino el testimonio oral de la víctima, pues solo ella conoce la significación del daño", abundó.

Pérez Duharte, además, se refirió a la reparación del daño moral que, "a pesar de estar expresada en la ley penal, no se utiliza en la realidad judicial. Entre las causas se debe a la poca relevancia otorgada como acto que restituya la dignidad de las personas".

La "magnitud" real de la violencia de género en Cuba es desconocida, según admitieron el pasado año investigadores nacionales. En el país poco se ha investigado sobre esa problemática.

Una encuesta realizada en 9.958 hogares de la Isla en 2014 constituyó "un primer acercamiento" al fenómeno de la violencia de género en el ámbito doméstico cubano, según reconoció recientemente el diario oficial Granma.

La abogada independiente Laritza Diversent, del Centro de Información Legal Cubalex, declaró a DIARIO DE CUBA el pasado año que las leyes cubanas, en lugar de penar los casos de violencia contra la mujer, los fomentan.

"Cuando una mujer denuncia violencia doméstica, lo común es que la Policía considere que es la palabra de uno contra la del otro y desestime el caso. No es raro que se le imponga una multa a los dos por escándalo público, aunque la mujer sea la agredida", dijo Diversent.